El comerciante asaltado dijo: “Pensé que me mataban”

Los delincuentes quedaron detenidos y dos de ellos continúan internados en el Hospital Municipal.

Se encuentran detenidos los tres delincuentes que en la mañana del sábado asaltaron un comercio de venta de pollos y productos derivados, episodio que por sus características de extrema violencia pudo haber terminado con más de una víctima fatal.

Mathías Fontela, hijo de los propietarios de la granja Bahía, que enfrentó a cuchillazos e hirió a los delincuentes, se recupera de las heridas de bala que recibió en medio de la feroz pelea. También Mirian Cristina Kraismann evoluciona de algunos golpes y del shock emocional que le tocó vivir en carne propia durante la balacera en la que su hijo arriesgo su vida para defender la de su madre.

Frases con escalofriantes definiciones como “pensé que me mataban”, “fue un momento horroroso” o “el tiempo no pasaba nunca”, expresaron las víctimas del tremendo hecho en una entrevista concedida a TSN Noticias en la tarde del domingo.

Fuentes de la investigación judicial adelantaron a este medio que se pudo cumplir con la audiencia de declaración indagatoria sólo con uno de los detenidos. Darío Damián Diazzi, de 27 años se negó a declarar cuando estuvo frente a frente con la fiscal Verónica Posse.

Los restantes detenidos, Juan José Espinosa, de 27 años y el menor de 17, continúan internados en el Hospital Municipal recuperándose de las heridas de arma blanca que le asestó el joven de 24 años.

Se señaló que serán indagados cuando los médicos determinen que estén en condiciones de salud para poder cumplir con la diligencia judicial.

Cabe recordar que el sangriento atraco se registró a las 10 de la mañana del sábado en el negocio ubicado en Avenida 75 entre 62 y 64, propiedad del matrimonio Kraismann Fontela.

Del interior de una camioneta Ford Ecosport de color negro descendieron dos sujetos mientras el conductor permaneció en su interior. En ese momento en el comercio no había clientes. Uno de los asaltantes portaba un revólver calibre 22 largo con el que amenazó a la mujer para que le entregara todo el dinero e inmediatamente le disparó en por los menos dos oportunidades, que de milagro no fue alcanzada por los proyectiles.

La sucesión de detonaciones hizo que Mathias Fontela abandonara una reducida dependencia donde se encontraba afilando una cuchilla para trenzarse en lucha con los delincuentes. En esa circunstancia recibió tres disparos: uno en su antebrazo izquierdo (sin orificio de salida), otro que lo rozó en la cadera y lo mismo sucedió en su brazo derecho.

En medio de semejante pesadilla la víctima se defendió a cuchillazos logrando herir de varias puñaladas a los asaltantes hasta que estos huyeron del lugar a toda velocidad. La policía detuvo al trío cuando arribó al hospital para recibir atención médica.

La misma fuente indicó que todos cuentan con antecedentes penales por delitos contra la propiedad y las personas.

Según se supo, previo al asalto los mismos individuos intentaron apoderarse de una camioneta de una distribuidora que estaba estacionada en 61 y 28; si bien no pudieron concretar el robo tanto sus rostros como el rodado en que se movilizaban fue captado por una cámara de seguridad privada.

La camioneta Ford Ecosport es propiedad del detenido Espinosa. De su interior la policía secuestró el arma de fuego empleada en el hecho, la cual estaba cargada y con su numeración limada.

Fuente TSN

Convenio de reciprocidad entre Puerto Quequén y Anses

El Consorcio alquilará un local para asegurar la continuidad del servicio de seguridad social en Necochea, mientras remodelan la sede central del organismo previsional.

Arturo Rojas y Karina Ripp

En el marco del eje Responsabilidad Social de Puerto Ciudad, el Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, liderado por su Presidente Arturo Rojas, firmó un acta acuerdo de cooperación y colaboración con la Administración Nacional de la Seguridad Social, representada por su Directora de Red Buenos Aires Karina Ripp.
Continuando con el establecimiento de acciones de reciprocidad para el trabajo en red, Arturo Rojas explicó que “desde el Consorcio nos comprometimos a facilitar a ANSES el alquiler del local ubicado en la calle 66 Nº 3028 de Necochea, brindando un espacio físico para la instalación de un punto de atención al público, hasta tanto se finalicen las obras de remodelación y modernización en la oficina central de la avenida 59 Nº 2940. Como retroalimentación, el personal de ANSES brindará capacitaciones y asesoramiento en materia de previsión social a nuestro personal y a los gremios portuarios. Las gestiones tienen que ser silenciosas hasta su concreción, necesitamos menos promesas y más hechos”.
De esta manera, el Consorcio de Gestión de Puerto Quequén colabora con ANSES en la mejora de sus servicios y la desconcentración de la atención al público en las Unidades de Atención Integral.
“Es sumamente positivo. Va a permitir descomprimir las oficinas de Quequén que hoy ven una mayor afluencia ante el cierre por remodelación de la sede de Necochea. Mejorando así la calidad de vida de nuestros jubilados, para que no tengan que andar deambulando de oficina en oficina; pero también de todos nuestros vecinos considerando que la ANSES tiene entre sus funciones la gestión de las prestaciones de seguridad social, entre las cuales figuran las asignaciones familiares, subsidios por desempleo, el sistema de Asignación Universal por Hijo, servicio previsional, reintegros, información y registros de trabajadores, como la entrega del número CUIL y la certificación de servicios”.

Los municipales le piden un bono extra a Lopez


El Sindicato de trabajadores municipales de Necochea solicita al intendente López el pago de una bonificación especial

Los dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales mantuvieron una reunión con el Secretario General de Gobierno de la Municipalidad de Necochea, Dr. Mario Gygli, para manifestarle la necesidad de que se otorgue una bonificación especial a todos los trabajadores de este Municipio.

Como es sabido, los cambios vertiginosos en nuestra economía nacional han debilitado aún más nuestros magros salarios, que ya venían sufriendo una marcada pérdida del poder adquisitivo durante los últimos cuatro años.

El acuerdo salarial firmado el corriente año ha quedado muy retrasado con respecto a la inflación estimada en la actualidad. Dicho acuerdo prevé una “claúsula gatillo” para el mes de octubre; pero, la situación de “desastre” en nuestras economías con tantos aumentos en la canasta básica de alimentos como en las tarifas de luz y gas ameritan el pago de alguna bonificación especial para poder llegar a la discusión del mes de octubre.

 El gobierno nacional ha otorgado a sus trabajadores una bonificación de $5.000, hecho que ya ha sido reflejado en la decisión de algunos intendentes de esta Provincia, y, por lo tanto, entendemos que también deberíamos recibirlo.

 Los aumentos que referenciamos y la inflación descontrolada ponen “contra la pared” a nuestras economías hogareñas y reducen a la nada nuestros salarios.

Elegido por nuestros editores