Necochea en la historia: el crimen de las huellas dactilares

La recolección de huellas digitales a la hora de intentar esclarecer un delito es una imagen familiar para todos nosotros. Todos hemos visto películas o series en las cuales los policías rastrean minuciosamente alguna huella en la escena del crimen que permita esclarecer el delito. La mayoría seguramente sabrá que el impulsor de esta metodología vital de la criminología fue el antropólogo y policía Juan Vucetich, nacido en Croacia y que desarrolló toda su carrera profesional en Argentina, quien continuó y profundizó el estudio sobre las huellas dactilares iniciado por el antropólogo inglés Francis Galton. Lo que probablemente muchos no sepan es que la primera identificación de un crimen, y consecuentemente, la primera persona condenada a partir del estudio de evidencia otorgada por huellas dactilares, se produjo en Necochea, a fines del siglo XIX.

En el año 1892 un crimen sacudió ambas márgenes del Río Quequén, luego de que dos hermanitos de 4 y 6 años fueran hallados muertos en una habitación de la casa donde vivían. Su madre, Francisca Rojas, entre llantos, acusó a un vecino, de apellido Velázquez quien, según la madre, había atacado a la mujer (que presentaba un pequeño corte en su cuello) y asesinado brutalmente a sus hijos. Inmediatamente la policía detuvo al mencionado Velázquez, quien negó rotundamente su participación en el crimen. Sin pruebas concluyentes, la policía sometió a todo tipo de tormentos a Velázquez, obligándolo incluso a pasar una noche junto a los cadáveres de los pequeños, pero el acusado no dejó de manifestar su inocencia.

Mientras tanto, la investigación continuaba, y así fue que la policía supo de la existencia de otro hombre, al parecer amante de Francisca Rojas, quien, en alguna ocasión le habría manifestado que sólo se casaría con ella en caso de que la mujer abandonara a sus hijos. La policía sometió a interrogatorio entonces a Francisca, pero la mujer mantenía su versión y acusaba a Velázquez como el autor de los crímenes.

Cuando la investigación parecía encaminarse a un callejón sin salida llegó a nuestra ciudad un joven inspector de policía de apellido Álvarez, comisionado por la Jefatura de Policía para intentar esclarecer el crimen. Gracias a su investigación, Álvarez pudo comprobar que tanto Velázquez, como el amante de Rojas habían sido vistos en distintos lugares al momento de los crímenes. Registrando detalladamente la escena del crimen Álvarez descubrió una pequeña mancha de sangre en la puerta del dormitorio donde habían sido hallados los cadáveres. Álvarez recordó los estudios de su ex jefe Juan Vucetich sobre las huellas dactilares y decidió recortar el trozo de puerta con la mancha. Consultó con la madre de los pequeños, quien le aseguró que ella en ningún momento había tocado los cadáveres, por lo cual la huella ensangrentada sólo podía pertenecer al homicida. Así fue que hizo estampar a Francisca sus huellas dactilares sobre una hoja de papel y, de la comparación, se pudo comprobar que ambas huellas eran idénticas. Ante la evidencia irrefutable, la mujer acabó por confesar que ella misma había asesinado a sus hijos para poder casarse con su amante. De esta manera, Francisca Rojas se convirtió en la primera persona en la historia en ser condenada a partir de la evidencia otorgada por sus propias huellas dactilares, y nuestra ciudad entró en la historia de la criminología mundial.

Roque Bruno: “la gente lo agradece y en cada barrio se va sumando gente”

El clima acompañó y una gran cantidad de vecinos se acercaron esta mañana hasta la zona puerto de Necochea para aprovechar todas las ofertas de una nueva edición de El Mercado en tu Barrio, la feria itinerante de los productores locales que organiza la Subsecretaría de Producción y que en esta oportunidad tuvo desarrollo sobre la plazoleta de Avenida 59 entre 16 y 18.

Además de la habitual calidad y los precios de excepción, esta fecha tuvo como condimento especial la entrega de varios paquetes con mercadería cedida por los propios expositores, que fueron sorteados entre quienes realizaron al menos una comprar en cualquiera de los diferentes stands.

A punto de finalizar la actividad, Leonardo Ruggiero, subsecretario del área municipal organizadora, explicó sobre su desarrollo que “teníamos pendiente venir al Barrio Puerto, era un pedido de los vecinos. La jornada fue muy buena y nos acompañó el clima”.

El titular del área agregó como dato de color que, en esta edición, “se hizo un sorteo especial por el Día del Amigo y cuatro o cinco familias fueron ganadoras de una canasta con productos donados por los propios feriantes”.

“Esto no tendría ninguna posibilidad de realizarse si no fuera porque los productores y comerciantes locales han apostado a entender esta dinámica de El Mercado en tu Barrio, así que desde la gestión municipal les estamos muy agradecidos por su predisposición”, resaltó Ruggiero.

Entre la gran variedad de productos que se exhiben en los stands fecha tras fecha hay algunos que siempre llaman la atención del público. Uno de ellos es el pescado fresco y Roque Bruno el encargado de preparar las mejores ofertas para que los vecinos puedan disfrutarlo siempre.

“Esta es la séptima edición y va creciendo, estamos muy agradecidos a la Subsecretaría de Producción porque nos siguen acompañando y dirigiendo este hermoso proyecto que nació de una simple reunión y que hoy va en aumento”, destacó el reconocido comerciante local.

Sobre cómo reciben los vecinos cada edición de la feria, Roque contó que “la gente lo agradece y en cada barrio se va sumando gente”, y agregó: “este es un grupo unido de productores que tratamos de poner un precio mejor al del comercio, y la gente lo ve reflejado llevándose muy buena mercadería a sus casas”.

Más de 1700 alumnos secundarios le dan vida a la 4ta edición de “Colegial Pura”

El programa impulsado en 2016 por la Dirección de Deportes apunta a la inclusión de aquellos chicos que no participan a nivel federado ni en Bonaerenses, tanto en hándbol como en vóley. Vale recordar que este año también se sumaron los tramos de atletismo y mini vóley para alumnos del nivel primario.

El programa “Colegial Pura”, creado hace tres años por la Dirección de Deportes, a cargo del Prof. Miguel Arana, y bajo el impulso de la gestión del intendente Facundo López, tuvo inicio esta semana con las competencias de vóley y hándbol juvenil en el Polideportivo Municipal, contemplando la participación de más de 1700 alumnos del nivel secundario.

La etapa competitiva llegará hasta mediados de noviembre y consta de tres jornadas, una inicial que es la presente, una segunda clasificatoria luego de las vacaciones de invierno y luego las finales con los principales equipos clasificados.

Al respecto de este programa inclusivo, el Prof. Miguel Arana subrayó que “este año tenemos arriba de 1700 chicos, de 13 a 19 años en ambas disciplinas. Empezamos con Sub 18 masculino ayer y hoy y vóley tuvimos el miércoles con Sub 16 masculino y mixto. Terminamos con la instancia local de bonaerenses y por eso empezamos con Colegial Pura”.

En esa misma línea, el director de Deportes recordó que “anteriormente este año se hicieron dos etapas de nivel primario de este programa, una de atletismo los primeros días de abril y en junio la de mini vóley, que entre ambas actividades convocamos a más de 2000 chicos: hubo más de 1400 en atletismo y 600 en mini vóley, con alumnos de 5º y 6º año del nivel primario”.

“Le damos continuidad al programa y lo importante es que estos chicos son los que no participaron ni en Bonaerenses ni juegan a nivel federado. Hemos estado anotando a todas las escuelas de Necochea Quequén, tanto de gestión privada como pública”, aseveró Arana.

Vale recalcar que el Programa “Colegial Pura” inició en 2016 con la participación de 350 alumnos de la secundaria; esa cifra creció a 1.000 en 2017 y a 2.000 en 2018, mientras que este año, tal como expresó Arana, sumó un tramo de atletismo y mini vóley para el nivel primario.

Elegido por nuestros editores