No tenían dinero para un coche fúnebre y subieron el ataúd al metro

Porque no tenían dinero para pagar un flete, una familia llegó a la estación Allende del Metro de la Ciudad de México con un ataúd a cuestas para trasladarlo en el servicio público.

Eran cuatro hombres y dos mujeres que pagaron 5 pesos más (poco menos de 25 centavos de dólar) para pasar con el féretro y convencer al policía que resguardaba la entrada.

 “El muertito ya pagó su entrada”, le dijeron al vigilante, según testimonio de Elyzabeth Sánchez, quien compartió la imagen en redes sociales.

Aunque la ley impide el acceso al Metro con objetos voluminosos o que pongan en riesgo a los pasajeros, el policía Nicolás Hernández les permitió el acceso a la Línea 2 para que llegaran a Taxqueña, donde fueron escoltados por las autoridades para asegurar que no hubiera ningún incidente.

Luego de conocer el insólito acontecimiento, el director del Sistema de Transporte Colectivo, Jorge Gaviño, dijo que enviaron al integrante de la Policía Bancaria Industrial a la Comisión de Honor y Justicia de la Secretaría de Seguridad Pública para imponerle una sanción.

Hernández actuó con “buena voluntad” al dejar ingresar a las personas con el féretro, pero violó el Reglamento de Movilidad de la Ciudad de México y el Manual de Usuarios del Sistema de Transporte Colectivo, dijo el funcionario.

De acuerdo con la norma, los usuarios no pueden acceder con objetos que puedan dañar las instalaciones o los trenes del transporte público. Tampoco pueden abordar con cosas que causen molestia o estorben, y la autoridad puede negar el servicio si las personas portan objetos que pongan en peligro a los demás usuarios.

Por ejemplo, el 14 de febrero de 2017, Día del Amor y la Amistad, negaron a los pasajeros ingresar con globos metálicos porque el material podía causar cortos circuitos.

“Adelantamos el rechazo rotundo a la creación de nuevas tasas”


El concejal de Cambiemos PRO Alejandro Issin estuvo en “La Mañana de los Mares” adonde analizó la propuesta de un aumento de tasas que presentó el Departamento Ejecutivo y consideró que debemos “poner un aumento límite máximo con respecto a lo que pagaban los contribuyentes el año pasado”.

Luego explicó que “de esta manera los contribuyentes sabrán cuanto podrán llegar a pagar como máximo”. Después  manifestó que “la idea es trabajar con los diferentes bloques de Cambiemos para después llegar con una propuesta concreta y sólida  a la sala, a la cual se  podrán sumar los otros bloques”.

También señaló que “se trabaja duro para que el Ejecutivo tenga las herramientas de gestión lo antes posible, no hay que olvidar que la Fiscal Impositiva bajó el 28 de diciembre y hacer un trabajo serio lleva alrededor de un mes”.

Con respecto a la devolución del proyecto al Ejecutivo indicó que “hasta este año había categorías que eran cinco zonas que obedecían a la cantidad y calidad de servicios que se prestan, al eliminar las zonas se emparejan lo que no nos parece razonable, por eso queremos saber la opinión legal del Municipio” y agregó que “la diferencia la hace después la valuación fiscal de cada inmueble, aun recibiendo el mismo servicio”.

Otra cuestión que abordó es que en esta propuesta el Ejecutivo propone la creación de nuevas tasas, sobre esto Issin fue enérgico y adelantó “el rechazo rotundo a la creación de la tasa al combustible” como también indicó que “no me parece justo que un trabajador municipal que deja a su hijo en el jardín municipal tenga el mismo trato que un privado que está siendo solventado por los tributos de todos los necochenses”.

El 37% de comercios no cobran con Debito en nuestra ciudad

El rubro gastronómico, hotelería, esparcimiento, turismo y comercio minorista, de acuerdo a relevamientos de ARBA, el 37% de este universo de contribuyentes no ofrece a los consumidores la posibilidad de pagar sus compras con tarjeta en nuestra ciudad. La sospecha es que gran parte de las operaciones de contado se hace en negro.

Gastón Fossati, director de Arba. explicó que “en función de lo que determina la Ley Impositiva 2019, los establecimientos que no cuenten con dispositivos que permitan a los clientes pagar de forma electrónica podrán ser sancionados con multas o clausuras, que serán decididas a través de la justicia”.

La obligación abarca a todos aquellos que prestan servicios, incluso los profesionales y rige desde el 1 de abril de 2018 a nivel nacional por disposición de la AFIP. Las multas van hasta los 300.000 pesos y el organismo recaudado puede llegar a clausurar el negocio. La medida de la AFIP que se enmarca en la ley 27.253, promulgada el 10 de junio de 2016.

Según la normativa vigente en el país, los contribuyentes que vendan o presten servicios a consumidores finales, en forma habitual, deben aceptar como forma de pago las tarjetas de débito o medios equivalentes. Para ello, tienen que contar con terminales electrónicas de punto de venta (POS, MPOS, PIN PAD, otros métodos o dispositivos). La obligación rige para todas las operaciones a partir de los $100.

Así las cosas de acuerdo al relevamiento, en Mar del Plata, el 40% no posee medios electrónicos de pago. En Pinamar es el 36%, en el Partido de la Costa, el 31%, en General Alvarado, el 39%; en Mar Chiquita, el 30%; en Maipú y San Cayetano el 37% no posee medios electrónicos de pago.

Elegido por nuestros editores