El fracaso de Macri

*Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

No se pudo jugar la superfinal entre River y Boca el día que estaba pautado, probablemente se juegue el domingo o quien sabe. Ya tampoco es importante quien sea campeón. Ya todos sabemos, íntimamente, que quien sea campeón será secundario.

Ya no tendrá el mismo valor. Este título estará manchado por irregularidades, por desorganización y por muchas cuestiones más. Se podrá festejar, legitimar difícil.

Más de una persona y mas de un hecho se encargaron que esto fuera posible, que el partido de  fútbol más importante de la historia sea una desagradable escena de lo que no debe ser. De la barbarie. Del pasado que es presente y que amenaza nuestro futuro.

Y no se habla sólo por la agresión al micro que trasladaba a los jugadores de Boca, sino por muchas cuestiones más, por la falta de previsión, por la subestimación de una situación por parte de órganos gubernamentales de seguridad, por los barrabravas, por la connivencia, por la falta de  cuidado del operativo de seguridad, por la mujer que pone bengalas en el cuerpo de un niño, por las presiones para jugar, por el intento de acuerdo entre los dos equipo para jugar en algún momento y por miles de hechos más.

Esta final era un sueño y nunca pudo ser más que eso, nunca una realidad, ni siquiera una posibilidad en la Argentina de hoy.

Y acá radica, sin ningún lugar a dudas, el fracaso de la gestión del presidente Mauricio Macri.

El frente electoral que lo llevó a la presidencia se denominó Cambiemos, que no era sólo un nombre, era una declaración de principios. Era cambiemos, era evolucionemos, marchemos hacia al futuro, mejoremos el pasado y caminemos hacia el desarrollo. Era un cambio, era un nuevo paradigma, una nueva concepción de sociedad, era el inicio de una marcha hacia el futuro.

Ayer sábado 24 de  noviembre, en el tema que mejor maneja el presidente Mauricio Macri, que es el  fútbol, quedó claro, que nada de esto se cumplió sino todo lo contrario, nunca se cambió y ni siquiera se hizo algún esfuerzo por modificar algo. Todo siguió igual, también en el futbol y en esta final de la Copa Libertadores y en este River-Boca, quedó demostrado.

Y lo peor es que hoy no sé si estamos a tiempo de cambiar.

Rifan la última bandera, la Renovación

  • Por Luciano Lescano, concejal mandato cumplido

Cuando hablamos de renovación en el peronismo, nos remitimos obligatoriamente a la victoria del  6 de septiembre de 1987  donde Antonio Cafiero ganaba la gobernación de la provincia de Buenos Aires, primer triunfo en desde la vuelta de la democracia que le daba impulso al Partido Justicialista.

La visión de Cafiero fue la de construir un movimiento peronista renovado, moderno, democrático, popular y republicano, que recuperará su vocación de poder.

Más cercano en el tiempo Sergio Massa utilizará este concepto de renovación para contrarrestarla en el igual sentido al kirchnerismo. En 2015 será este espacio político, el Frente Renovador, quien sea electo para dirigir los destinos de nuestra ciudad por cuatro años.

Llamó la atención de muchos que esta idea de renovación, que al menos pretendía expresar el massismo, diera ayer un giro de 180 grados al ser el jefe comunal, Facundo López, quien expulsará por whatsapp de sus filas a la concejala, Carolina Robert, por no acompañar el proyecto de presupuesto municipal y por discentir con el Ejecutivo municipal en algunas políticas públicas, como el Enduropale. ¿Dónde habrá quedado esa idea de democracia partidaria y de disenso que muchas veces ha esgrimido Massa y el propio Intendente, López ? ¿Qué enseñanza deja a jóvenes de dicho espacio, que inmediatamente después de conocido el comunicado del bloque del FR, comenzaron a pedir la renuncia a la banca, de la “concejala discola”? ¿Hay espacio para el disenso en un frente político? Creo realmente que si. Hay espacio para que los concejales opinen, se opongan y hasta reformulen un proyecto de presupuesto. Quien escribe pudo hacerlo con el presupuesto 2012, ante la presidenta de bloque del FPV, quien recogió y articuló con el ejecutivo municipal, la demanda de mayor presupuesto en determinadas partidas.

Aún más, al constituirse el gobierno interino de José Luis Vidal, a quien no acompañe en su gestión, fueron los concejales oficialista  quienes conformaron un nuevo bloque oficialista FPV- PJ, sin pedirme nunca que diera paso al costado del FPV.
El Intendente comete un error político con esta decisión, que solo los días por seguir develaran su alcance.
Como he dicho antes y como sigo sosteniendo, el gobierno municipal carece de identidad política, voluntaria o involuntariamente, pero por estas horas rifa una de las pocas banderas que lo describían, la renovación, que hoy, huele más que nunca a vieja política.

Una avenida, una inauguración y una sonrisa radical

Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

El martes 12, a las 18, se inaugurará la iluminación de la avenida 10, una obra que marcó el último año de la administración de Facundo López, quien sin duda mostrará esta obra, la cual se sumará a la pavimentación de la avenida 554 en Quequén y puede enmarcarse  en un preludio de lo que sucederá con la avenida 75 y posiblemente con la avenida 59.

Pero más allá de eso, y de esta obra realizada entre la Provincia y la Comuna con el Fondo de Infraestructura Municipal, esto marcará la actualidad de Cambiemos.

Para eso hay un dato que no es menor. En dicho acto de inauguración estará presente el vicegobernador, el radical Daniel Salvador, quien viene a pedido de la gobernadora María Eugenia Vidal para representar al gobierno provincial.

La presencia de Salvador sin duda será un espaldarazo para la figura de Gonzalo Diez y seguramente lo posicionará dentro de la interna de Cambiemos. Más, teniendo en cuenta que en las últimas visitas de funcionarios, Diez siempre estuvo cerca de la gente del gabinete de Vidal.

Un dato no menor es que la Gobernadora ha decidido no visitar nuestra ciudad en el verano, menos aún levantarle la mano a alguien dentro de Cambiemos, ni siquiera al titular del Consorcio, ni a Delfino, el candidato de su partido.

Aunque eso podría debilitar a Cambiemos, es sólo una parte del análisis dado que por otro lado desde la gobernación tienen en cuenta a la ciudad desde el arribo y la concreción de obras, como también por la llegada de beneficios y visita de funcionarios.

Ante todo esto, el radicalismo crece y cree, para eso realiza actividades y le da vida al Comité. La UCR está desarrollando reuniones y acciones en barrios y en diferentes espacios de nuestro distrito, lo que posiciona al partido y a Gonzalo Diez, amén de que en breve deberán definir puertas adentro del Comité la candidatura oficial a intendente, para la cual también se anota Pedro De Ilzarbe.

Lo mejor de esto es que al UCR se ha renovado y no sólo es una cara bonita, sino que hay un proyecto que busca liderar Cambiemos para llegar a la Municipalidad y mejorar la calidad de vida de los necochenses.

Elegido por nuestros editores