El parque eólico paralizado por falta de pago

El pasado jueves 31 a las 17 horas, Vestas S.A. ordenó parar todos los trabajos complementarios del parque eólico que se construye en el Campo de Cipriano. 

Aparentemente, Genneia S.A., uno de los principales inversores en proyectos de energías renovables en la República Argentina, estaría incumpliendo con los pagos, por lo que la empresa danesa tomó la drástica decisión de retirarse de Necochea.

El rumor es que el grupo inversor tiene serios problemas de liquidez, por lo que no puede cumplir con los compromisos y pagos a sus contratistas. También se frenaron las obras en Chubut, donde se construye un parque eólico con 62 aerogeneradores que generan una potencia total de 222.3 megavatios y dejó como saldo la suspensión de más de 900 trabajadores, entre afiliados de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA)  y administrativos.

La obra en nuestra ciudad está completa en un 97 por ciento y este domingo 3 de noviembre estaba prevista la puesta en marcha de los molinos, que por ahora fue suspendida hasta que ambas empresas retomen las negociaciones y lleguen a un acuerdo de pago.

Genneia S.A., junto con Centrales de la Costa S.A., se integraron en el 2017 y conformaron la sociedad Vientos de Necochea S.A. con el fin de generar, producir, comercializar y suministrar energía eléctrica a partir de fuentes renovables en el país.

El parque eólico Vientos de Necochea se levantó en un predio de 158 hectáreas conocido como Campo de Cipriano y fue adjudicado bajo el programa RenovAr 1.5. Tiene una capacidad instalada de 38 megavatios. Se estima que generará energía limpia equivalente al consumo de 53 mil hogares y evitará la emisión de 80 mil toneladas de dióxido de carbono.

Natalia Bandiera murió por dos disparos de arma de fuego uno en la cabeza

Guillermo Farías está acusado por el homicidio y por apuntarle a una oficial de policía

Dos fueron los disparos de arma de fuego que efectuó Guillermo Farías, este domingo por la tarde, para dar muerte a Natalia Bandiera.  La mujer recibió un balazo, en el abdomen,  efectuado a quemarropa. Y otro en el cráneo, ingresando el proyectil por el pómulo y la sien.

Así lo confirmó el agente fiscal Eduardo Nuñez, quien precisó que Farías se halla acusado, ren relación con este crimen cometido en una vivienda de calle 100 al 4300 del Barrio Los Tilos III, por el delito de “homicidio  doblemente calificado”. La doble calificación obedece a dos razones: una, el lazo afectivo que existía con la víctima; la otra es por haberse ejercido violencia de género, por lo cual se trata de otro caso de “femicidio”.

Es exactamente la misma calificación que se aplicara en el  caso que la semana pasada se consideró en el juicio oral y público por el femicidio de Mónica Benavídez,  del  cual fue hallado culpable Jorge Ricardo Ortega, cuya condena se conocerá en los próximos días, siendo muy posible que la misma sea cadena perpetua.

En este caso, sobre Guillermo Farías pesa también la acusación por otro delito: el de haber amenazado de muerte a una oficial de policía, luego de haber dado muerte a su ex pareja. La calificación es “homicidio en grado de tentativa doblemente agravado”, por haber usado un arma de fuego y por apuntarle a la cabeza a un miembro de la policía.

NATY Y FARIAS 2

PALABRAS DEL FISCAL

Entrevistado por el periodista Gustavo Nicolás, para el noticiero del canal televisivo local TSN, el fiscal Nuñez confirmó que Farías se acercó el domingo por la tarde a la vivienda de Natalia Bandiera con intención de matarla. Y acotó que los detalles de la forma en que se dieron los hechos es están obteniendo a través del relato de las dos niñas de 12 años que se encontraban en el lugar cuando irrumpió Farías. Una de ellas es hija de la víctima.

La conmoción por la brutal muerte de Natalia Bandiera fue reflejada a través de medios de comunicación de todo el país, sobre todo por tratarse de otro femicidio. A su vez, conocidos y allegados de la víctima, conocida como “La Naty”, tal cual ella misma se presentaba como cantante, expresaron sus condolencias a través de las redes sociales.

Guillermo Farías se entregó a la policía después de haberse mantenido atrincherado durante más de tres horas, durante las cuales en reiteradas ocasiones amenazó con quitarse la vida con el revólver 38 con el que poco antes había matado a Natalia Bandiera.

También profirió amenazas contra la policía y contra toda persona que se atreviera a intervenir. “Al que se acerque lo mato”, advertía.

Pero con el correr de las horas, hallándose rodeado por numerosos efectivos policiales y miembros del Poder Judicial, optó por entregarse, siendo conducido en un patrullero a una dependencia policial.

Más tarde fue retirado el cadáver de Natalia Bandiera, siendo transportado hacia la morgue del Hospital Ferreyra  para la realización de la operación de autopsia, que se concretó en horas de la mañana de este lunes.

Fuente El Ciudadano

Foto Juan Carlos Dray

Vuelco en la Ruta 55: un muerto y un herido grave

Ocurrió esta mañana a la altura del kilómetro 44.  Según las primeras informaciones, el vehículo, en el que viajaban 5 personas todas oriundas de González Catán, que habían venido a Necochea a pasar del fin de semana largo, volcó por motivos que intentan esclarecerse y el conductor falleció de manera inmediata.

Se trata de un vehículo Logan, dominio JVN 630, que era conducido por Jorge Alberti González, de 44 años, quien falleció en el acto. En el auto también viajaban: Beatriz Abregú, de 38 años; un niño de 7 años, Miriam Noemí González, de 43 y Javier Benítez de 44 años que se encuentra internado en estado reservado en el hospital de Balcarce, en el sector de Terapia Intensiva.

Elegido por nuestros editores