¿El turco tenia razon?¿Vuelve el 1 a 1?Estados Unidos trabaja con Macri para dolarizar la economía

“El Tesoro está involucrado en esta decisión” afirmaron desde el país del norte. Las posibilidades son la convertibilidad o la dolarización total. El cambio económico debería ser votado por el Congreso. Juan Valerdi, economista que anticipó esta jugada, calificó esta posibilidad como “nefasta”.

Larry Kudlow, director del Concejo Económico de los Estados Unidos, en declaraciones a la cadena de noticas Fox, puso de forma pública la discusión sobre la mesa.“El Tesoro está profundamente involucrado en esta decisión. La única forma de salir del dilema de Argentina es establecer una junta monetaria. El peso se vincula con el dólar. No hay creación de dinero a menos que tengas una reserva en dólares detrás de esto. Eso funcionó en los 90, derribó la inflación y mantuvo la prosperidad. El Departamento del Tesoro está en ello”, disparó el funcionario norteamericano

La declaración generó sorpresa en la prensa especializada y en buena parte de la política nacional. El economista Juan Valerdi había anticipado esta posibilidad. “El tesoro estadounidense va a bancar, y va a proponer una dolarización. Con el apoyo, Argentina se transformaría en una plaza segura. Para ello tiene que haber un ajuste todavía más brutal”, dijo en diálogo con INFOCIELO. El apoyo del gigante del norte podría generar dos caminos: la vuelta a la convertibilidad o una dolarización lisa y llana. Valerdi afirma que cualquier de los dos caminos son “nefastos”, ya que conllevan “una pérdida de soberanía total por parte de la Argentina”

Convertibilidad significa que por cada dólar de reservas hay un monto en pesos que está conformado por el dinero físico que está en la calle, los depósitos en las cuentas corrientes, las deudas del Banco Central y del Estado Nacional, los depósitos en Caja de Ahorro y los plazos fijos”, explicó. En ese sentido, indica que “se fija un valor que no puede cambiar y de esta forma se congela la economía. Esta es la versión light”.

“El otro camino es la dolarización total, es decir todo se transforma el dólar. Un plazo fijo o un sueldo, todo es dólar, todo. En la calle circularían dólares y el Banco Central no tiene capacidad de emitir moneda”, continúa Valerdi. Para poder realizar cualquier de estas dos medidas es necesaria la creación de una ley que pase por el Congreso.

Para Valerdi este cambio en política monetaria es  “una decisión geopolítica  de los Estados Unidos para evitar la influencia de Rusia y China en América del sur”. El economista concluye: “Cualquiera de los dos caminos es una traición a la patria y a todos los argentinos, además quita herramientas poderosas a la política económica”.

¿Qué dice la Constitución Nacional?

El artículo 75 hace referencia a la moneda nacional, allí establece la creación de un Banco Federal que emita moneda.El punto 11 indica: “Hacer sellar moneda, fijar su valor y el de las extranjeras; y adoptar un sistema uniforme de pesos y medidas para toda la Nación”. Pero es en el  punto 19 donde se da aspecto controversial, al afirmarse que se debe trabajar en “defensa del valor de la moneda”.

Ecuador, un ejemplo de dolarización

En 2000, y tras una larga crisis económica, Ecuador adoptó oficialmente la moneda estadounidense hasta hoy. Para el expresidente Rafael Correa, que dejó el poder hace un año, con esa medida el país cometió “un suicidio monetario”.

“Para un país en vías de desarrollo, el cuello de botella, el factor crucial, es su sector externo. Y el principal instrumento para controlar ese factor externo se llama tipo de cambio. Y ahí eso, ingenuamente, absurdamente, Ecuador renunció. Cometió un suicidio monetario“, explicó a oportunamente a la cadena Telesur.

El ex mandatario ecuatoriano es master en economía de la Universidad Católica de Lovaina de Bélgica y también cursó parte de sus estudios en la Universidad de Illinois, en los Estados Unidos. “Una vez que está implementada la dolarización, salir causaría un caos económico, social y político. Así que no nos queda más que sostener la dolarización pero estando muy conscientes de las restricciones. Es como pelear en el ring de la globalización con una camisa de fuerza. Mucho más sencillo sería tener tipo de cambio, que se deprecie un poco la moneda, se fomenten exportaciones, se restringen las importaciones y se corrige el desbalance externo”, concluyó.

Fuente Infocielo

Para el INADI, la burla del programa de Azzaro es “alarmante”

El organismo emitió un comunicado en el que considera “alarmante” la forma en la que se refirieron a un miembro del colectivo chino.

Tras el tenso momento en el que el conductor del programa Fútbol al Horno, Fabio Azzaro se burló de un periodista chino y en las redes sociales salieron a criticarlo, el Observatorio del INADI intervino en el caso y sacó un comunicado al respecto.

En el documento, se considera que el abordaje del programa resulta “alarmante” por la falta de respeto a personas determinadas. “Se reproduce la estereotipación hacia el colectivo chino ya que se lo banaliza a través de burlas, prejuicios y la descalificación. Esta concepción es cosificadora para con las personas de nacionalidad china.

“Este tipo de abordajes ponen de manifiesto el desconocimiento y/o la falta de consideración a grupos vulnerados y es en este contexto que entendemos el rol y la responsabilidad de los comunicadores a fin de evitar estos mensajes. Así y pese a todos los avances que la sociedad argentina conquistó, la utilización de frases o términos como los observados contribuyen areproducir lamentables estereotipos”, agrega el documento.

Todo comenzó cuando Azzaro le dijo a su compañero: ” Hay un asiático ahí, ¿por qué no le preguntás de dónde viene?”.

Ante el requerimiento, el periodista chino acudió a otro colega suyo, Carlos Lin, quien ofició de traductor para la nota. Cuando éste empezó a explicar en castellano de qué se trataba su presencia, Azzaro lo interrumpió al grito: “¡No, pero que hable el chino!”.

Mientras desde el piso se escuchaban frases como “Éste es el chino de la vuelta de mi casa”,el cronista no tuvo mejor idea que dirigirse al periodista chino con una pregunta demasiado desubicada: “Hay un mito popular que apagan las heladeras, ¿esto es verdad?”.

“Si estamos haciendo una nota futbolística y salís con lo de las heladeras, lo estás gastando a él”, lo defendió Carlos Lin, visiblemente molesto, que además agregó: “Él no te entiende, entonces respetalo”.

Azzaro, a su vez, gritaba: “Preguntale a él que entiende entonces si apagan las heladeras”,hasta que Lin tildó de “irrespetuoso” al cronista. Fue ahí cuando Azzaro “despidió” la nota al grito de “Dejalo, ¿quién se cree que es? Tomátelas”.

El dólar saltó 55 centavos y quedó cerca de los $37

La divisa aumentó por segundo día consecutivo y cerró a $36,97, mientras que el Banco Central convalidó una nueva baja de la tasa de Leliq.

La suba del dólar se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa ascendió 47 centavos y superó los $ 36, un registro que no se daba desde la última semana de octubre, para cerrar en $ 36,05. De esta manera, se despegó de la banda inferior de flotación (hoy en $ 35,44).

La suba del dólar en el mercado local confluyó con el avance de la moneda estadounidense en la región, teniendo en cuanta que se apreció en Brasil 1,5%; en México 0,8% y en Chile 0,7%”.

En tanto, el BCRA efectuó en el día una subasta de Letras de Liquidez (Leliq) a 8 días de plazo y convalidó el séptimo recorte consecutivo de la tasa, que ya opera en 65%. Se trata de la marca más baja desde que la autoridad monetaria implementó el nuevo esquema monetario hace seis semanas.

El monto adjudicado fue de $ 73.420 millones. La tasa promedio de corte se ubicó en 65,044% (el lunes fue de 65,772%), siendo la máxima adjudicada de 65,20% (contra el 66% de la jornada anterior).

Los precios se movieron con un recorrido algo errático que alternó fuertes subas iniciales con puntuales descensos en la última hora de operaciones y con marcada amplitud entre máximos y mínimos operados.

Los mínimos se anotaron con la primera operación pactada, en los $ 35,57, apenas un centavo por debajo de los valores del final previo. Los máximos de la fecha se registraron cuando el tipo de cambio mayorista tocó los $ 36,20, respondiendo simultáneamente a una demanda muy sólida y a una débil oferta.

Elegido por nuestros editores