Facundo López, el día después

Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

La situación actual de la Municipalidad dista de lo ideal, el final del gobierno de Facundo López no fue el esperado, ni el imaginado. Sin dudas que 2019 fue un año difícil para la administración municipal.

En la parte política la cosa no fue muy distinta para López, encabezó el Frente de Todos y acaparó las candidaturas, pero en las urnas el resultado le fue adverso. Tras cuatro años, el 10 de diciembre dejará la comuna.

Ahora comenzará otro momento, en el cual López deberá mostrar sus dotes de político, en la victoria todo somos bonitos.

Con sus acciones se sabrá si buscará continuar trabajando por la ciudad y así buscar el poder o si por el contrario pasa a ser, simplemente, un ex intendente.  

 Si nos llevamos por el fin de su gestión, queda claro que la tiene difícil, es más que su vuelta al ruedo político en Necochea es una empresa a difícil de concretar.

Pero también es necesario señalar que se va con más de 15.000 votos, ( Daniel Molina dejó el gobierno con 8000 votos y José Luis Vidal no superó las PASO en 2015) una cantidad nada despreciable para empezar a edificar el futuro del espacio político.  Además tendrá un bloque de concejales de seis personas, que le asegura presencia en el cuerpo más político de la administración municipal.

También logró aglutinar a la mayoría del Frente de Todos detrás de su candidatura. Ahí está el máximo desafió, que es mantener esa estructura y ensanchar las bases del frente que gobernará la Provincia y la Nación.

Por otro lado, Jimena López tendrá un lugar de importancia ya sea en la Cámara de Diputados o en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Él también, seguramente, ocupará un lugar en el nuevo esquema político del país. Lo que no es poco.

Por todo esto dependerá del propio López y de su cintura política continuar en la arena política local o ser, sólo, un recuerdo.

La oportunidad perdida le da paso a la esperanza

No es un día más, este lunes 9 de diciembre, una nueva esperanza comienza a transitar un camino.

El vapuleado presente de nuestra ciudad encuentra algo a partir de hoy, algo en que creer y por qué mirar al futuro con optimismo.

Un nuevo gobierno asume la responsabilidad de dirigir los destinos de la Municipalidad, con el desafió de mostrar no sólo un camino hacia el desarrollo sino también la necesidad de levantar el ánimo y la autoestima de los ciudadanos.

Arturo Rojas con un apoyo inédito en las urnas se hace cargo de gobierno junto a un equipo que mezcla experiencia en puntos claves de la gestión y la frescura de nuevos dirigentes en áreas de rápida respuesta a las demandas de los vecinos.

El panorama de lo que se encuentran no es lo mejor, el final del gobierno de Facundo López tuvo más en él debe qué en el haber.

Los hechos positivos del gobierno que se va, quedaron opacados por una  serie de desaciertos que dejaron a la comuna de Necochea en una grave crisis, con mucho  personal, algunos de ellos con sueldos muy altos no por capacidad, ni antigüedad sino por cercanía política, Eso hace que los ingresos sean cada vez menos (la recaudación ronda el 40%) y los egresos se incrementan todos los meses.

Tras el apoyo de la Provincia, las obras, más la coyuntura favorables de 2016/2017,  llegó la derrota de las PASO en 2017, lo que fue un cimbronazo del cual no se pudo recuperar la gestión que encabeza Facundo López. Encima la incorporación de Mario Gygli y Sebastián Serrano lejos del calor de las palabras dejaron mucho que desear, y el gobierno entro en un largo pero sostenido declive que finalizó con medidas de fuerza eternas sin poder brindar los servicios mínimos municipales.

Pero no todo es negativo, dado que el inicio de una nueva gestión trae esperanza y expectativas en los vecinos.

Nadie en su cabeza espera que a este nuevo gobierno le vaya mal, todo lo contrario por eso Rojas asume con un apoyo inédito.

Los desafíos son muchos como las urgencias, Rojas tiene el aval del pueblo pero eso también es una gran responsabilidad. Necochea no soporta una nueva decepción, eso puede llevar a que el apoyo se transforme en participación. Si Rojas logra eso habrá dado un primer paso muy importante. Lo que no es poco.

Crisis y oportunidad

Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

Hay una coincidencia general en nuestra ciudad, la situación de la Municipalidad de Necochea es por demás compleja, el próximo intendente no la va a tener fácil, dado que deberá afrontar una crisis que no género pero deberá superarla. Es un desafío enorme. Esperemos que este a la altura de las circunstancias, dado que la ciudad y los vecinos lo necesitan.

Más allá de las consideraciones políticas hay situaciones claves: sueldos, salud, falta de servicios municipales y  de mantenimiento, entre otros.

La crisis actual en nuestra ciudad es superior a la de otros municipios y aquí es donde sí tenemos que empezar analizar lo que sucede aquí, por ejemplo, se estima, que la deuda municipal alcanzaría los 1800 millones de pesos, o sea un presupuesto entero. Si todos los recursos que hay para un año en la Municipalidad de Necochea estarían afectados por la deuda. De más está decir que esto limita lo que puede llegar a hacer el próximo intendente.

Y ahí está el desafío de Arturo Rojas y su equipo, no sólo administrar la municipalidad en un contexto de crisis, sino también gestionar para brindar los servicios que hacen falta en la ciudad.

A esto se suma, que no es mucha la información que los integrantes del próximo gabinete tienen hoy sobre la situación municipal.

Un dato curioso, a destacar es que no son pocos los funcionarios actuales, o sea de la administración de Facundo López que han intentado ponerse en contacto con quienes estarán al frente de la comuna a partir del 10 de diciembre   para ponerse a disposición del próximo gobierno o pidiendo una mano.  Laman para ofrecer sus servicios. También está claro que nadie continuará.

La situación no es fácil pero a partir del 10 de diciembre hay una oportunidad.

Elegido por nuestros editores