La “NASA rusa” intentará comprobar si Estados Unidos llegó a la Luna en 1969

Además, el jefe de Roscosmos ha informado que la agencia espacial rusa y la NASA estadounidense comenzaron a preparar a las tripulaciones para trabajar en las condiciones extremas de la órbita lunar, y ambas partes ya comenzaron a ajustar en consecuencia los programas de experimentos en la Estación Espacial Internacional.

El jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin prometió comprobar si los astronautas estadounidenses alunizaron en julio de 1969, informa Interfax.

Además, el jefe de Roscosmos ha informado que la agencia espacial rusa y la NASA estadounidense comenzaron a preparar a las tripulaciones para trabajar en las condiciones extremas de la órbita lunar, y ambas partes ya comenzaron a ajustar en consecuencia los programas de experimentos en la Estación Espacial Internacional.

“Ahora estamos redirigiendo todos los experimentos para crear las tecnologías y preparar a la tripulación para el trabajo en condiciones mucho menos cómodas. Es decir, cuando una nave espacial no podrá llegar mañana y traer agua”, precisó Rogozin. Además, los miembros de la tripulación deberían poder reconstruir cualquier parte de la nave usando las impresoras 3D: “si algo falla, todo se arregla de inmediato”.

Asimismo los esfuerzos de Roscosmos y la NASA están dirigidos a “la introducción generalizada de la robótica, la tecnología de androides que reemplazaría el trabajo arriesgado de los cosmonautas en la órbita”, agregó.

Al mismo tiempo, el jefe de Roscosmos subrayó que la exploración de la Luna está asociada con nuevos riesgos. “Una cosa es mantener una estación [espacial] con personas a bordo a una altitud de 400 kilómetros, y otra cosa es hacerlo a una altitud de 400.000 kilómetros”, indicó.

Murió Bruno Ganz, el Adolf Hitler de “El Hundimiento”

Murió Bruno Ganz, el Adolf Hitler de El Hundimiento

El actor suizo, que también protagonizó “El amigo americano”, “Tan lejos, tan cerca” o “El cielo sobre Berlín”, falleció a los 77 años.

El actor suizo Bruno Ganz, famoso por papeles como el de Adolf Hitler en la película alemana El Hundimiento, murió este sábado a los 77 años en su Zúrich natal, según informó su agente.

El año pasado, los médicos diagnosticaron que el actor padecía un cáncer intestinal, por lo que comenzó un tratamiento con quimioterapia que le obligó a dejar los escenarios, siendo su último trabajo el de narrador en la ópera de Mozart La flauta mágica.

Junto a su papel protagonista en El Hundimiento, donde encarnó un Führer derrotado en sus últimos días en el búnker de Berlín, Ganz destacó por sus papeles en películas de Wim Wenders como El amigo americano, Tan lejos, tan cerca o El cielo sobre Berlín.

Crisis en Venezuela: en sintonía con el Papa, la Iglesia argentina apoya una solución mediada

Crisis en Venezuela: en sintonía con el Papa, la Iglesia argentina apoya una solución mediada

La Comisión Episcopal Argentina respaldó el mensaje de Francisco “para que no haya un baño de sangre y para que haya una verdadera reconciliación”.

La Iglesia de Argentina respaldó este lunes el mensaje del papa Francisco respecto la crisis en Venezuelaal reclamar que “no haya un baño de sangre y para que haya una verdadera reconciliación”.

Nicolás Maduro y Juan Guaidó<br>“/></figure>
<p>Nicolás Maduro y Juan Guaidó</p>
<p>“La Santa Sede no acostumbra históricamente a condenar concretamente a este Gobierno o este otro”, declaró la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) e indicó que el Pontífice insistirá en su rol de mediador.</p>
<p>Se trata del último mensaje del Papa sobre el país bolivariano, que para los críticos del presidente Nicolás <strong>Maduro</strong> se trató de un apoyo al líder chavista.</p>
<p>En ese sentido, desde el Episcopado indicaron que “tradicionalmente, se colocan en un plano y en un lugar, que se les permita poder acudir en caso de que se active el diálogo”.</p>
<p>La CEA elogió la idea del Papa de llamar al diálogo “para que no haya un baño de sangre y para que haya una verdadera reconciliación y el conflicto se pueda arreglar y se pueda solucionar con una salida hacia adelante”.</p>
<p>En esa línea, el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, afirmó que “el Papa no quiere perder ese lugar” de mediador y lamentó que tras haber regresado de Panamá notó que en Buenos Aires “el problema estaba concentrado en si el Papa condenaba a Maduro o no, eso era lo único que interesaba”.</p>
<div class=

Elegido por nuestros editores