Macri celebra su cumpleaños con una entrevista intimista: habló de su edad, de la salud de su padre y de su vida después de ser Presidente

Se la hizo su asesor Alejandro Rozitchner. Reconoce que se siente confuso por llegar a esta edad y que “no me siento con esta edad”

Cuenta Roberto Digón que la última vez que lo vio a Néstor Kirchner hablaron sobre el futuro político de Mauricio Macri. “Dijo que nunca iba a llegar a Presidente, que era imposible en la Argentina que el hijo de un empresario ocupara esa posición. Yo pensaba lo mismo. Nos equivocamos los dos“.

El recuerdo del dirigente sindical que desde la “Comisión de los 25″ combatió la dictadura tiene especial valor.  Fue testigo del minuto cero en la historia política de Macri, que le debe buena parte de su llegada a la presidencia de Boca Juniors, ya que siendo diputado nacional por el peronismo, Digón quiso recuperar al club de sus amores de un historial de derrotas y fue a buscarlo a SOCMA para saber si era verdad que tenía intenciones de armar una lista para ganar la conducción, como se comentaba en las tribunas.

Era 1994. “La primera vez que lo vi no me pareció nada despierto y le pregunté varias veces si quería ser presidente de Boca, porque no mostraba la actitud del que quiere ser, aunque me decía que sí. Pero a mí me quedaban dudas, tanto que cuando lo vi en la UOM a Franco Macri, le pregunté, y como me aseguró que sí, por mi lado le dije que íbamos a poner a toda la militancia peronista y radical de la Capital que respondía a ‘Coti’ Nosigliapara cuidarle el comicio y ganar las elecciones“, le dijo a Infobae.

Y así fue. Aunque nada fácil. Recordó Digón que en una encuesta que se hizo en agosto de 1995, Macri perdía 60/40 contra la lista de Carlos Heller, y varios de los que respaldaban su candidatura decidieron irse. “Yo, en cambio me quedé, y le garanticé que íbamos a ganar. Puse mi gente a llamar uno a uno a los afiliados, él también hizo cantidad de llamadas y en 20 días barrimos el padrón, le pedí que hable con  Carlos Corach para que no hubiera problemas de seguridad y le aseguré que ganaríamos 60/40″, contó. No se equivocó, las elecciones salieron 61 a 39.

Macri cuando era presidente de Boca
Macri cuando era presidente de Boca

Quienes conocen a Macri de esas épocas futboleras suelen comentar que no era sencillo el vínculo con él, quizás porque no tenía facilidad para relacionarse o parecía una persona sin suficiente experiencia en la calle, como si hubiera alguna información básica para la vida que le faltaba o se tratara de alguien que no tuvo suficiente afecto. Son innumerables las anécdotas sobre el desapego público. Tantas como su capacidad para imponerse objetivos y alcanzarlos.

Como sea, la gestión de Macri dio un verdadero vuelco después de dos años dramáticos. Contrató en 1998 a Carlos Bianchi y llegaron los goles y los triunfos, obteniendo para Boca tres torneos locales, dos Copa Libertadores y una Copa Intercontinental, donde derrotó al Real Madrid. La popularidad de Macri fue en aumento en todo el país y empezó a recibir propuestas de Eduardo Duhalde, que quería llevarlo de candidato a presidente. En la reelección al frente de Boca Juniors Macri sacó el 84% de los votos.

Son muchos los que dicen que repitió esa lógica después. Sus primeros dos años en la política fueron un fracaso, al punto que perdió como candidato a jefe de gobierno en 2003.En cambio, empezó a ganar en el 2005 y nunca más perdió. En 2007 ganó la Jefatura de Gobierno y sus dos primeros años fueron tirando a desastrosos. Quizás los primeros cuatro lo fueron. Sin embargo, reeligió y realizó un segundo mandato bastante mejor que el primero.

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

Contra los pronósticos (o casi todos), Macri llegó a la Presidencia en 2015. Sus primeros dos años no fueron malos, pero el tercero fue una catástrofe que jamás imaginó y para la que no estaba preparado. El cuarto aparece estable pero teniéndola que remar desde atrás, no se hace sencillo imaginar que Cambiemos pueda ganar en medio de la brutal recesión. Sin embargo, él se tiene fe, tanta que está convencido que puede ser posible lo que le dice su equipo, que gane en primera vuelta y no sea necesario el ballotage.

En este escenario, el Presidente cumple 60 años. A su alrededor nadie sabe si querrá festejarlo y cómo. Tampoco se animan a sorprenderlo, temerosos de disgustarlo o dolidos porque tal vez esté organizando algún festejo al que no fueron invitados. Se sabe que por la mañana recorrerá la obra pública más importante que tiene el Banco Mundial en la Argentina y en la región, que está a cargo de AySA, junto a María Eugenia Vidal y HoracioRodríguez Larreta. Y que a la noche partirá a Chapadmalal, donde pasará el fin de semana.

La entrevista que grabó el Presidente

Mauricio Macri
Mauricio Macri

El viernes por la mañana subirá en las redes sociales una larga reflexión sobre cómo está viviendo este momento en su vida, cuánto le pesa la edad, cuánto le importa el paso del tiempo, cómo es su relación con sus hijos, con el amor, con su padre, con la muerte. Podrá verse un Presidente sincero y distinto, con capacidad para expresar sus sentimientos, lo que no podía hacer 20 años atrás.

En la entrevista intimista que le hizo el asesor presidencial Alejandro Rozitchner el miércoles por la tarde dijo “no me siento de 60, me está costando asumir ese dígito, porque cuando mi viejo cumplió 60 tengo patente que yo decía ‘qué viejo está'”.  Sin ocultar el sentimiento contrariado dijo que “no me siento de 60, no me siento como pensé que era llegar a los 60, estoy cuestionándome un montón de cosas, no sé si no quiero asumir mi edad, no sé si esto es un problema o es algo positivo”. Y reconoció que “es algo bastante confuso, como no me fueron los 50“.

En otro tramo se refirió a la salud de su padre Franco y la relacionó con el fin de su vida: “Me gustaría que me toque una muerte rápida y no estar atrapado entre la vida y la muerte. Que no me pase como a mi padre que está acá y no está acá. Esta hace más de un año postrado ahí“.

Si tiene algún momento de lucidez, la debe pasar muy mal, porque ahí toma conciencia de su incapacidad de hacer y su pérdida de vitalidad“, agregó el Presidente, que además recordó la última vez que lo vio: “Hace un año que no tengo trato consciente con él y el último trato consciente que tengo me pidió que le diera una pastillita para sacarlo de acá. Le dije: ‘Papá, no se puede eso‘. Ahí me dijo: ‘Pero yo ya terminé, no tengo nada para hacer, mirá, no puedo hacer nada. Dependo de terceros para todo’. Le dije: ‘No puedo papá. No se puede‘”.

Se me murieron varios amigos de golpe y eso me pegó mucho. Estoy aprendiendo a socializar. Cada vez estoy más convencido que pobres somos los que nos quedamos. No el que se fue”, detalló Macri.

Respecto de su edad, Macri admitió que “me está costando asumir este dígito. Tengo patente cuando cumplió 60 mi viejo y pensé ‘¡Qué viejo está!’. Claro, yo tenía 30. Me parecía que era una edad casi imposible de llegar y, de pronto llegó”. “No me siento de 60. No me siento como pensé que se sentiría llegar a los 60. Estoy cuestionándome un montón de cosas. No sé cuál si esto es un problema o algo positivo no querer asumir que uno tiene 60. Es confuso, cosa que no me pasó a los 50″, amplió el Presidente.

En un momento Rozitchner le preguntó hasta qué edad pensaba vivir: “Yo me proyecto hasta los 85 con buena independencia motriz y mental. Con lo cual, falta un rato. Por lo que falta un cuarto o un poquito más”. Luego le preguntó si se sentía viejo para hacer algunas actividades y respondió: “Sí, para los golpes. Sigo haciendo muchos deportes y cuando me caigo duele distinto. Poder hacer cosas y que el físico te acompañe“.

El Gobierno postergó la convocatoria al Consejo Nacional del Salario

La reunión que iba a desarrollarse este jueves para evaluar el aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil había sido anunciada por el presidente Mauricio Macri en conjunto con el resto de las medidas económicas paliativas. Será el viernes 30 de agosto.

El Gobierno decidió postergar la convocatoria al Consejo Nacional del Salario que iba a tener lugar mañana jueves. La reunión que fue anunciada junto con el paquete de medidas económicas por Mauricio Macri post derrota electoral, y que evaluará el aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil será, entonces, el próximo viernes 30 de agosto.

Según argumento el Ministerio de Producción y Trabajo a cargo del ministro Dante Sica, se debe a los últimos movimientos del equipo económico.

“La designación de esta fecha permitirá una mayor planificación del trabajo junto a las nuevas autoridades del Ministerio de Hacienda, para avanzar en la implementación de lo resuelto durante el encuentro de los participantes del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil”, comunicó la cartera en cuestión.

Cabe remarcar que el SMVM se mantiene fijo en 12.500 pesos por mes desde la última actualización en marzo, y representa una suba de 25% respecto del nivel de agosto de 2018, período en el cual perdió por goleada contra la tasa de inflación que acumuló un 55 por ciento.

Hernán Lacunza: “Mi prioridad será mantener la estabilidad cambiaria”

El ministro de Hacienda planteó que el tipo de cambio está por encima del nivel de equilibrio e informó que el Banco Central utilizará todas sus herramientas para evitar una suba mayor. Convocó a los economistas del Frente de Todos.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, informó que el objetivo central de su gestión será mantener “la estabilidad del tipo de cambio”. En ese marco, adelantó que el Banco Central utilizará todas  las herramientas que tiene a su alcance para evitar una suba del precio  del dólar.PUBLICIDAD

El tipo de cambio está  por encima de su valor de equilibrio. Para decirlo en criollo y como lo ha manifestado el candidato que más votos  sacó  en la Primarias, no hace falta un tipo de  cambio más  alto. Cualquier presión alcista no obedece  a  fundamentos a reales“, planteó.

El  flamante funcionario ratificó la política fiscal y el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional. Adelantó  que en las próximas semanas llegará una misión del organismo multilateral de  crédito para cumplir con las revisiones previstas.

Además, Lacunza informó que recibió la  instrucción del presidente Mauricio Macri de convocar  a  los economistas del resto  de  las  fuerzas políticas  que competirán en octubre para debatir alternativas  que morigeren la incertidumbre.

 “La volatilidad de los mercados termina repercutiendo en el bienestar del ciudadano de a pie”, dijo Lacunza

Desde el Microcine del quinto piso del Palacio de Hacienda, reconoció que “estamos en un proceso complejo”, que afecta las valuaciones de bonos y acciones argentinos, pero subrayó que “lo que más nos preocupa es la situación de la población en general“.

“Tenemos sobrados argumentos para salir adelante y garantizar las tranquilidad de los argentinos en este proceso electoral“, expresó el nuevo ministro, y refirió que el principal objetivo de su tarea será el de establecer “un punto de partida para que el próximo mandatario disponga de una plataforma consistente y robusta para recuperar el crecimiento”.

El jefe de Hacienda presentó inmediatamente después una serie de objetivos para enfrentar el salto cambiario, que llevó al valor del dólar a la zona de 60 pesos, y contener la volatilidad financiera que hundió el precio de los bonos soberanos y llevó al índice de Riesgo País a niveles máximos en una década.

1) GARANTIZAR LA ESTABILIDAD DEL DÓLAR. Lacunza planteó que “el Presidente me dio un mandato central subordinando a los demás“, que es el de “garantizar la estabilidad del tipo de cambio como primer orden El presidente me dio un mandato central subordinando a los demás”.

 “El tipo de cambio está largamente por encima de su valor de equilibrio”, confió el ministro

Explicó que “en entornos de incertidumbre, como caracterizan a los procesos electorales” la estabilidad del valor del dólar “es el bien público más importante“. Por eso, enfatizó que con el salto del dólar por encima de 60 pesos, se “ha perdido una referencia nominal para la fijación de precios, el ahorro y la inversión”.

Refirió que estabilizar al dólar en la actual cotización se central “para cuidar a los argentinos”, porque “la volatilidad de los mercados termina repercutiendo en el bienestar del ciudadano de a pie”.

2) TIPO DE CAMBIO EN NIVELES ACTUALES. Lacunza aseguró que “el tipo de cambio está largamente por encima de su valor de equilibrio, el que balancea la relación comercial y financiera de la Argentina con el mundo”. Agregó que “cualquier presión alcista a la divisa no va a obedecer a factores reales de esa tendencia, innecesaria y nociva para el normal funcionamiento de la economía y el bienestar de los ciudadanos”.

 La inflación venía en tendencia descendente, por debajo de 2% para este mes, pero ahora estará un escalón más alto

Por otra parte, admitió que habrá un efecto inflacionario por el último salto del dólar, que aumentó casi 22% la semana pasada, lo que definió como “presiones inflacionarias sobre una inflación que venía en tendencia descendente, por debajo de 2% para este mes en curso, pero ahora estará un escalón más alto”.

3) COORDINACIÓN CON EL BANCO CENTRAL. Lacunza dijo que se están “coordinando objetivos con el Banco Central, que usará, a su exclusivo criterio, las herramientas necesarias para estabilizar el tipo de cambio“, debido a que la expectativa de devaluación genera “excesiva volatilidad e incertidumbre sobre ahorristas e inversores”.

4) POLÍTICA FISCAL CONSISTENTE. El nuevo ministro de Hacienda refirió que se aplicará “una política fiscal consistente con ese escenario. Y aseguró que las medidas para incentivar el consumo, anunciadas la semana pasada, son “necesarias para acotar los efectos sobre ingresos de la suba del dólar” y no ponen en juego el “cumplimiento de las metas” de superávit primario para este año.

 El ministro ratificó el cumplimiento de déficit primario “cero” para 2019 y la vigencia del acuerdo con el FMI

Hernán Lacunza confió en que la garantía del cumplimiento de la meta fiscal tendrá financiamiento garantizado “con la mayor recaudación que queda en los últimos cinco meses del año”. Dio como ejemplo el superávit primario de $4.300 millones en julio, con ingresos que crecieron 11 puntos porcentuales por encima de de los gastos. Adelantó además que en 2019 se podrá “sobrecumplir en $5.000 millones la pauta fiscal” comprometida con el Fondo Monetario Internacional.

5) ACUERDO CON EL FMI. En línea con lo anterior, Lacunza aseveró que se garantizan “las pautas fiscales establecidas con el acuerdo con el FMI”. Comentó que en las últimas horas se comunicó por teléfono con autoridades del organismo internacional, quienes le confirmaron que en los próximos días llegará una misión al país, para la quinta revisión del acuerdo stand by, que involucra un nuevo desembolso por USD 5.400 millones para septiembre.

6) DIÁLOGO CON LOS ECONOMISTAS DE LA OPOSICIÓN. El ministro puntualizó que en el contexto del calendario electoral, “más importante de lo que pueda hacer el Gobierno es lo que pueda estar diciendo la oposición“, más cuando se producen declaraciones de los candidatos cuyo efecto en las variables económicas son “directamente proporcional a su chance de triunfo electoral”.

 El legado para el próximo Gobierno tendrá una plataforma más robusta para el crecimiento sostenido

Recalcó que se procura alcanzar la “estabilidad como bien superior a cualquier argumento electoral” y que por ese motivo “el Presidente me ha pedido que convocara a los referentes económicos de todos los espacios que compiten en estas elecciones, para ponernos de acuerdo en algunas condiciones básicas para preservar la estabilidad como condición de primer orden“.

7) LEGAR UNA PLATAFORMA “ROBUSTA”. El jefe de Hacienda Legar dijo que en la gestión de Mauricio Macri, “los resultados económicos, en crecimiento e inflación, han sido inferiores a los esperados, es una combinación de herencia, errores propios y algo de mala suerte”.

Pero añadió que “no es menos cierto que el legado para el próximo Gobierno que se elegirá el 27 de octubre tendrá una plataforma más robusta para ese crecimientosostenido”, algo que no ocurre “desde hace ocho años”. Apuntó que “nunca fuimos capaces de incorporar a ese tercio de la población que vive en la pobreza“.

Lacunza señaló que la gestión de Cambiemos legará “un equilibrio fiscal  primario y un balance externo fácilmente financiable”, en torno a 2% del PBI, junto con un “tipo de cambio competitivo, tarifas de servicios públicos ya corregidos, obras que han mejorado la competitvidad y transparencia en las instituciones”.

LA JURA

El presidente Mauricio Macri le tomó juramento al flamante funcionario a las 08:36 en el Salón Blanco de la Casa Rosada, que estuvo colmado por funcionarios nacionales y contó con la presencia de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y la llamativa ausencia del antecesor de Lacunza, Nicolás Dujovne.

Vidal estuvo sentada en primera fila, en señal de respaldo para quien hasta el sábado pasado fue su ministro de Economía en la provincia de Buenos Aires.

Elegido por nuestros editores