Marcenac: “Lo de Bullrich es gravísimo”

“Que la ministra Patricia Bullrich diga tan alegremente que quien quiera tener un arma la puede tener y el Gobierno no se preocupe marca el fracaso del Estado en brindarnos seguridad”, afirmó Adrián Marcenac, padre de Alfredo Marcenac, el adolescente asesinado en 2006 por el denominado “tirador de Belgrano”.

En declaraciones al diario Página 12, Marcenac, quien integra la Red Argentina para el Desarme, aseguró que la reacción del Gobierno debería ser “apartar inmediatamente” a Bullrich, aunque lamentó que “no es sólo el pensamiento de ella sino de muchos funcionarios”. Marcenac subrayó que en el país mueren 9 personas por día por el uso de armas por parte de civiles.

“Estoy consternado y preocupado”, reaccionó Marcenac ante las palabras de Bullrich, que anoche consideró una cuestión personal la decisión de que la población civil esté armada y concluyó: “Argentina es un país libre.” “Es gravísimo que un ministro nacional, que integra un Gobierno en el que el desarme es un objetivo, diga tan alegremente que el quiera tener un arma puede tenerla y no se preocupen”, advirtió Marcenac en diálogo con Radio Con Vos, y descartó que se trate de una declaración fuera de contexto.

“Es la decisión y el pensamiento del Gobierno por eso creemos que nadie va a salir a retractar a la ministra”, aseguró el hombre, que integrante la Red Argentina para el Desarme. Además insistió en que la reacción del presidente Mauricio Macri debería ser pedir la renuncia de Bullrich inmediatamente. Lejos de tomar esa actitud y ratificando la suposición del padre del adolescente asesinado en 2006, Macri se mostró esta tarde junto a la ministra en un acto de homenaje a la Policía Federal.

Marcenac sostuvo que, por un lado, los dichos de Bullrich muestran “el fracaso del Estado en brindarnos seguridad, cuando la ministra dice que nos brindemos seguridad armándonos”. También denunció los escasos recursos y la baja difusión que la gestión de Cambiemos dio al Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas y Municiones, que funciona bajo la órbita del Ministerio de Justicia, encabezado por Germán Garavano, quien no se pronunció públicamente sobre los dichos de su colega.

Según los datos de la Red Argentina para el Desarme, surgidos de registros del Ministerio de Salud, desde 1980 hasta 2016 murieron 9 personas por día en el país por el uso de armas por parte de civiles. Marcenac precisó que en el 65 por ciento de los casos se trata de peleas interpersonales que se resuelven violentamente con el uso de armas de fuego, otro 30 por ciento se trata de suicidios y un 15 por ciento de los casos son en hechos delictivos.

“Lo que los medios de comunicación transmiten como hechos de inseguridad por el uso de armas es apenas la punta del iceberg del problema”, sostuvo Marcenac y resaltó que “cuanto menos armas haya en manos privadas, menos podrán llegar al circuito ilegal” por lo que insistió en la profundización de una política pública de concientización y persecusión a la venta ilegal de armas y municiones.

Según detalló el integrante de la Red Argentina para el Desarme, los registros de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) indican que en el país 1.200.000 personas poseen armas de fuego, aunque sólo 300 mil de esos registros se encuentran vigentes, mientras que se estima que hay 3 millones de armas no registradas.

“El que quiera estar armado que ande armado, el que no quiere estar armado que no ande armado. La Argentina es un país libre”, disparó ayer Bullrich.

Seguinos en redes sociales. Facebook | Twitter | Instagram

“El servicio de emergencias se ha visto destruido”

Médicos del hospital Ferreyra brindaron una conferencia de prensa para informar sobre la actualidad del nosocomio luego del paro de trabajadores municipales que se extendió por casi dos semanas.

“Nos hemos visto totalmente abatidos en cuanto al demanda, siendo que es un servicio que cuenta con 11 profesionales de planta para ocupar 21 puestos” indicó Gustavo Carrizo, Jefe de la Guardia Médica, explicando que, los médicos que faltan han decidido irse a otros municipios por la falta de pago.

El profesional aseguró que “el servicio se ha visto destruido” y que  han faltado elementos básicos de laboratorio y tomografías para pacientes sin obra social.

Por su parte, Juan Maradei, Jefe de Hematología, dijo que por falta de insumos no pueden cumplir con los pedidos de los médicos y advirtió que, en el área de oncología hay faltantes de premedicaciones, que se ultiman para evitar las reacciones adversas en los tratamientos a los pacientes.

Fuente TSN

Puerto Ciudad junto al Folklore de La Dulce

 La noche del sábado se llenó de tradición con la presentación de la Academia Folclórica Quebracho con el evento, La Dulce baila y canta, que comenzó a las 20.30 en el Cine Teatro Paris, con todo su cuerpo de baile, el Malambo Femenino y el cantante de tangos local Daniel Siri.

En el marco del trabajo en red con cada una de las instituciones intermedias del distrito que lleva a cabo el programa Puerto Ciudad, el Presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Arturo Rojas, participó de la peña folklórica, resaltó “todas las acciones que viene llevando a cabo los vecinos de La Dulce en cuanto a la concientización en la prevención y la lucha contra el cáncer. Hoy se vistieron de rosa, con cintas y luces. Un pueblo muy solidario y comprometido. Un ejemplo a imitar”.

Manifestando su agradecimiento y felicitaciones a toda la academia de Quebracho por esta iniciativa, Rojas remarcó “Disfrutamos de las actividades de esta agrupación de nuestro distrito, que fomenta la identidad nacional a través de la transmisión de la danza, la música y las costumbre de nuestro pueblo. Revaloricemos los grandes eventos del interior de nuestro Distrito como atractivo turístico y cultural”.

Con la Conducción Marcelo Peñalba, también se lucieron en el escenario el Cuerpo de Baile de la Sociedad Española de Socorros Mutuos, la Agrupación Folclórica de Juan N. Fernández y la Peña folclórica «El Cielito» de la ciudad de Tandil con su espectáculo «Raíces».

Elegido por nuestros editores