Opinión | Concejo en comisión, una herramienta para que nada cambie

Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

Después de una semana de deliberaciones y de idas y venidas tras conocerse los dichos del presidente del Concejo Deliberante, Ernesto Mancino, en un diálogo con el intendente Facundo López sobre como distribuyó la pauta publicitaria y lo que piensa sobre uno de los concejales, los ediles sometieron a Mancino a un Concejo en Comisión, como pena por la difusión de sus indiscretas palabras.

Sin duda que la idea era tenerlo en el ojo de la tormenta al titular del cuerpo por la mayor cantidad de tiempo posible, vaya a saber con qué intención. Algunos para que pague el costo político – lo pagó-, algunos para empujarlo a presentar una renuncia y otros por simples adoradores de House of Cards como dijo el propio Mancino.

El tema fue, que mientras propios y extraños estuvieron pendientes de esta jugada, llego el día del Concejo en Comisión. Para el cual se había generado una expectativa interesante en el ambiente político.

Y como se esperaba el Concejo en Comisión no alcanzó a cubrirlas, es más muchos de los cuestionamientos ni siquiera fueron respondidos, las cosas más jugosas ni siquiera se trataron debido a que no estaban en el temario, que no eran otras que las afirmaciones que durante toda la semana pasada había dicho el propio Mancino.

Este respondió lo que quiso y pudo y el resto de los Concejales estuvieron sorprendentemente complacientes, es más muchos ni siquiera participaron del debate y otros no fueron.

Además, hubo situaciones más que extrañas como consultas referidas al presupuesto -el mismo que aprobaron los ediles a principios de año- o afirmaciones que indicaban que este tema le interesaba mucho a la población.

En resumidas cuentas, Muchos ruidos y pocas nueces para con una cuestión, que pareció terminada el pasado viernes o eso es lo reflejado. Por consiguiente, después de una semana agitada, desde el lunes todo sigue igual.

No fue un circo, ni una puesta en escena, pero es necesario que ahora se ponga el mismo énfasis en cuestiones de relevancia directa en la población, de manera que se promueva la participación en las comisiones, se enriquezca el debate y los proyectos para que la población continué viéndose representada en cada una de las bancas.

Opinión | Por Eugenia Ferrario: “Tiemblen que las brujas hemos vuelto”

Por Eugenia Ferrario*

Querían que escribiera una opinión, un algo sobre aborto. Y escribí, sí, escribí sobre aborto. Digo, escribo mucho aborto, porque hay que nombrarlo, ponerle nombre, hablarlo en la sobremesa, en la sala de profesoras/es, en las juntadas con amigas/os. Hay que decir aborto porque está siendo el tiempo de que arda el clóset donde ha estado guardado el aborto que yo, vos, tu amiga, tú mamá, mi tía, su abuela nos hicimos, nos hacemos, nos haremos. Se habla más masivamente (afortunadamente) en estos tiempos sobre aborto ahora que legisladoras y legisladores están empezando a discutir la cuestión. Y empiezan a discutir porque las feministas venimos hace años organizando la rabia y saliendo a la calle a EXIGIR EL DERECHO A DECIDIR SOBRE NUESTROS CUERPOS. Hemos caído en cuenta que no somos incubadoras y que la maternidad es una decisión, no un mandato incuestionable.

Pero no les quiero aburrir con anécdotas y pensamientos de “feminazis”, entonces les voy a hablar sobre fantasías. Sí, sobre mis fantasías. He decidido obstinadamente fantasear, fantasear con contenido. Fantaseo. En mis fantasías pocas veces vinculadas a lo sexual fantaseo que soy una bomba.

Fundamentalmente soy una bomba de las que explotan, una artefacta explosiva

Una mujer bomba. Una bomba de sangre y grasa. Una bomba que anda buscando dónde y con quiénes explotar. O una bomba en una mochila y me la pongo para delante. Me hago la señora de su casa o sea la señora de mí casa o de cualquier casa donde la señora se ponga una mochila. Bomba en una mochila para adelante.

Entro al hospital, entro a la sala de médicos, sala de médicos que debe tener olor a pervinox mezclado con perfume importado. Entro,  localizo a los médicos que se negaron a garantizarle una interrupción legal del embarazo a una nena de 12 años y al grito de TIEMBLEN QUE LAS BRUJAS HEMOS VUELTO (((((( pummmmmmmm))))) (pummmmm)))))   me exploto,  les llenó bien la cara de grasa y sangre, toda su cara de mierda antiderechos llena de sangre y grasa abortera. Ya muerta disfruto del paisaje desolador de una sala de médicos no más impoluta, católica y con bronceados topisimos. Sino llena de mierda, sus caras de mierda, lo disfruto. Mucho.

Pero como es pura fantasía en la pura realidad me dedico junto a otras, a acompañar a mujeres que deciden abortar, eso hacemos, somos socorristas.

Hoy es martes, hace calor. Mucho. Pero todas estamos listas, una para abortar otras para acompañar. Tomamos mate, puchos, comemos un hidrato salvador, una coquita sin azúcar.  Escuchamos unos temas musicales, algunas dicen que música yoguica, a otras nos cabe más Loli Molina, a veces hasta cantamos, leemos algo y entre tanto y una bolsa de agua caliente, respiramos, entre  tanto  y tanto, un ejercicio ayudador. Ya está. Me parece que ya está dice una. Se sucede. Sucede un aborto,  una mujer deja la soledad de la camilla del abortero (además violador) del pueblo, o la sonda de la partera del barrio, o la rama de perejil o el yuyo y el calor de unas piedras para encontrarnos tramando, haciéndonos. Haciendo un mate. Mirándonos como nunca antes. Estamos  haciendo un aborto feminista cuidado y libre, acompañadas. En manada. Después nos reímos de algo o de alguien. O no. Pero estamos bien, estamos muy bien y sabemos que a partir de ese mismísimo momento somos todas un poco más libres

TIEMBLEN QUE LAS BRUJAS HEMOS VUELTO.

El estado abandona a las mujeres que abortan.

Las socorristas no.

En Necochea somos el socorro rosa.

02262 15503311

www.socorristasenred.org

*Eugenia es docente, feminista, militante del FPDSCN y activista socorrista.

Opinión | Vidal, con la ayuda de Macri apunta. ¿Necochea en la mira?

Por Dr. Diego Quintana

Desde que en esta misma columna dimos nuestra opinión sobre el presunto cierre del Casino, se sumaron versiones y trascendidos sobre diversos temas que muestran a Necochea como un blanco del gobierno de María Eugenia Vidal, no para bien, sino para mal, incluyendo en esa idea lo que dijo al inaugurar el período 2018 de la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires. Blanco por acción y omisión a la vez. Veamos.

El Casino

Para empezar, el Administrador de Lotería y Casinos de Bs As firmó una resolución llamando a licitación para proveer máquinas tragamonedas a varias salas de juegos dependientes de ese organismo donde NO está Necochea. Segunda señal objetiva y evidente que sigue a las declaraciones de Vidal sobre la presunta decisión del cierre, aunque hasta ahora no hay nada firmado. Pero se acerca la fecha del presunto cierre y una suerte de narcótico mantiene adormecida a nuestra opinión pública y a los actores centrales que deben accionar sobre esta espada sobre la cabeza de la actividad turística de Necochea, a lo que se le suma el tremendo peligro de lo que mas adelante subtitulamos la OPDS y la bomba.

La termoeléctrica

Por otro lado, la gobernadora parece estar resuelta a echar personal o privatizar Centrales de la Costa Atlántica SA  empresa estatal residual de la privatización de los 90, a la que pertenece nuestra Usina Termoeléctrica. La versión primero tomó cuerpo en un portal de noticias, y luego tuvo rebote aqui, donde seguramente causa inseguridad y temor en los interesados directos. Como con el casino el pretexto es, al parecer, el déficit de la empresa y el supuesto exceso de personal cuyo orígen -cuándo no- estaría en el gobierno anterior. En estos días se suman crecientes versiones de pago de los sueldos en cuotas.

Los molinos de viento

Esta es la empresa que en sociedad con Genneia SA formó o está por formar otra, llamada Vientos de Necochea a la que la Municipalidad le concedió por 30 años el Campo de Cipriano (unas 158 has que integran el Parque Miguel Lillo), que anunció en ese lugar una inversión cercana a los 50 millones de dólares para instalar molinos de viento. Con semejantes números uno se pregunta: si es cierto que Centrales de la Costa tiene déficit ¿de donde saca la plata para semejante inversión? .Alli puede estar la explicación. O también profundizar qué tiene aquí que ver el apellido Caputo.

¿Le preguntaron a la OPDS?

No está muy claro si el proyecto tiene dictamen favorable de la Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS),cuando hay casos en el mundo que no hacen aconsejable este tipo de emprendimientos en lugares cercanos a parques como el nuestro. Quizás debería tenerlo.

Los negocios

Centrales de la Costa la dirige (directa o indirectamente) un allegado íntimo de Macri y Genneia es la empresa que adquirió parques eólicos donde una empresa del Presidente gano millones de dólares luego de comprarla y revéndersela. O sea, primero, los negocios.

La OPDS y la bomba

Y ya que mencionamos al OPDS cabe preguntarse si dijo algo o fue consultado sobre el proyecto de construcción de una planta de acopio de fertilizantes sólidos, cuyo componente central, el nitrato de amonio, virtualmente convertiría al lugar en una bomba, si se mezcla con el fuel-oil que usa para funcionar la termoléctrica. Asi lo consignó el mismísimo diario Clarín, portales locales y algunos movimientos como la denuncia de una entidad ecologista marplatense y la aparición de volantes anónimos que circularon como pudieron en nuestra ciudad. Esta bomba estaría instalada a 150 metros de la Termoeléctrica, y casi sobre la avenida 2, cerca de donde una linea de multicolores y ecológicas cubiertas de auto en desuso, albergan tierra con plantitas a la vera de la calle y los médanos.

El silencio de Maria Eugenia

La decisión de construir el depósito no solo parece estar tomada, sino que los empresarios no estarían dispuestos a dar marcha atrás, porque encima todo indica que como el lugar es de jurisdicción provincial, goza del silencio de María Eugenia Vidal. Mientras tanto ¿saben los habitantes de Necochea la profundidad de este problema?

Las manchas y el polvillo

Con buen criterio cualquiera podría decir que emprenderla contra proyectos que supuestamente traen trabajo y progreso, es una actitud regresiva. Sin embargo la experiencia de Necochea no es alentadora al respecto y justifica las prevenciones y hasta los enojos. Ya desde hace varios años las manchas aceitosas que suelen aparecer en el oleaje de la playa en donde nos bañamos y pescamos, que como mirando para otro lado suele decirse que son algas o culpa de los barcos que se van, indican que mucho no anda bien en nuestra estación marítima. Lo mismo ocurre con el polvillo que emana de la carga de cereal – para verlo basta subirse de un quinto piso para arriba y esperar que sople el viento del este, especialmente- y que impiadosamente se cuela en ventanas, muebles, vidrios, pisos y por supuesto en los pulmones de personas, con resultados sobre la salud, como mínimo, todavia inciertos.Porque es sabido que una bala mata en un segundo, pero la contaminación, a veces, en años, al cabo de los cuales las acciones legales, las sentencias y los médicos, siempre llegan tarde. Sería mas fácil prevenir con severidad que pagar daños con dinero, que compensa pero no devuelve ni la salud ni la vida de nadie.

¿Puede la Municipalidad?

Suele escucharse que la intervención de las autoridades locales, por una cuestión de jurisdicción, está vedada. Sin embargo sería muy útil ojear el art. 41 de la Constitución Nacional que fija que las competencias de la Nación, las Provincias y los Municipios SON CONCURRENTES, es decir que todas se unen en el punto de la defensa del medio ambiente y que la Municipalidad, por lo tanto, tiene esa competencia. Decimos esto porque -y esta es otra ojeada- el futuro no es alentador si se contabiliza que dos probables candidatos para el 2019 con cierto rodaje político, son empleados de las autoridades provinciales (otra vez aqui Vidal) y de las corporaciones que manejan el puerto, que como dijimos es provincial.

El puma y el perro y tambien el turismo

En el tema de la docencia, la marcha de la Gobernadora se parece a la del puma que se come al perro en un video que circula en Whatsupp (y que hay quien dice que ocurre en un campo de Necochea).Impresiona la seguridad con que se conduce, pero habrá que ver si su boca es acorde con el tamaño y la dureza del bocado que quiere deglutir, pues los docentes resisten. Por lo pronto la cobertura mediática de Vidal (o sea, todo lo que hace mal no sale en los grandes medios de comunicación), sirve para ocultar las innumerables acciones en materia educativa que tienen un punto en común: desmontar la educación pública, con el pretexto de ahorrar dinero y ajustar el presupuesto, empezando por subir los salarios lo menos posible. Solo en Necochea entre unificación de horas cátedra, cierre de servicios, etc, han sido afectados mas de 100 puestos de trabajo, lo que primero perjudica a los alumnos, luego a la calidad educativa que se les imparte y finalmente a sus familias.Si a eso se le suma sus intentos poner el Instituto de Previsión Social a la Pcia de Bs As a la Nación con reglas del ANSES ( o quizas la de Macri), habrá que preocuparse por nuestros ingresos. Como pasará con los del turismo, por ejemplo, que se verán muy disminuidos si se construye la bomba a que nos referimos en los tres puntos anteriores.

El correo de Macri

Circula también la versión del cierre de nuestra sucursal del Correo, o la reducción de personal.Este es un establecimiento de la familia del presidente, que se propone no pagar una deuda multimillonaria mientras intenta sacar de su cargo a la Fiscal que consideró ruinosa para el Estado, la conducta de esa empresa, respecto de esa deuda (cuándo no…).

El pacto fiscal

En este breve resumen no debería quedar afuera la tensa relación entre Provincia y nuestra Municipalidad sobre la cuestión de un pacto fiscal que entrega dinero a cambio de reducir gastos, entre los cuales el primero -cuándo no- es…el personal.

Puntos en común

Las cuestiones resumidas tienen dos puntos en común, a saber: 1) La amenaza o la desaparición de puestos de trabajo y con ellos la desaparición de sueldos que hoy están en nuestro circuito de consumo y productivo y; 2) La inexistencia de reemplazo de esos puestos de trabajo en Necochea y mucho menos en los planes de la Gobernadora.
Pero además, todos ellos son asuntos donde Maria Eugenia Vidal es actora principal, y con la ayuda de Macri, no es ni exagerado ni irreal afirmar que nos tiene apuntados. Con una Necochea adormecida por esa suerte de narcótico que suministran los medios de comunicación, que es omitir lo que no conviene al gobierno y distorsionar lo que se diga en contra, tampoco es disparatado decir que para Vidal somos agrarios de puerto abierto y chau. La vieja polémica sobre qué actividades productivas queremos como ciudad y sobre el destino de Necochea, parece estarla saldando una porteña que no nos conoce, al destruir nuestro perfil turístico y a la que no le importamos demasiado.

Elegido por nuestros editores