Opinión | Concejo en comisión, una herramienta para que nada cambie

Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

Después de una semana de deliberaciones y de idas y venidas tras conocerse los dichos del presidente del Concejo Deliberante, Ernesto Mancino, en un diálogo con el intendente Facundo López sobre como distribuyó la pauta publicitaria y lo que piensa sobre uno de los concejales, los ediles sometieron a Mancino a un Concejo en Comisión, como pena por la difusión de sus indiscretas palabras.

Sin duda que la idea era tenerlo en el ojo de la tormenta al titular del cuerpo por la mayor cantidad de tiempo posible, vaya a saber con qué intención. Algunos para que pague el costo político – lo pagó-, algunos para empujarlo a presentar una renuncia y otros por simples adoradores de House of Cards como dijo el propio Mancino.

El tema fue, que mientras propios y extraños estuvieron pendientes de esta jugada, llego el día del Concejo en Comisión. Para el cual se había generado una expectativa interesante en el ambiente político.

Y como se esperaba el Concejo en Comisión no alcanzó a cubrirlas, es más muchos de los cuestionamientos ni siquiera fueron respondidos, las cosas más jugosas ni siquiera se trataron debido a que no estaban en el temario, que no eran otras que las afirmaciones que durante toda la semana pasada había dicho el propio Mancino.

Este respondió lo que quiso y pudo y el resto de los Concejales estuvieron sorprendentemente complacientes, es más muchos ni siquiera participaron del debate y otros no fueron.

Además, hubo situaciones más que extrañas como consultas referidas al presupuesto -el mismo que aprobaron los ediles a principios de año- o afirmaciones que indicaban que este tema le interesaba mucho a la población.

En resumidas cuentas, Muchos ruidos y pocas nueces para con una cuestión, que pareció terminada el pasado viernes o eso es lo reflejado. Por consiguiente, después de una semana agitada, desde el lunes todo sigue igual.

No fue un circo, ni una puesta en escena, pero es necesario que ahora se ponga el mismo énfasis en cuestiones de relevancia directa en la población, de manera que se promueva la participación en las comisiones, se enriquezca el debate y los proyectos para que la población continué viéndose representada en cada una de las bancas.

Un tipo que sabe que una descripcion esta hecha para decir algo que no termina siendo nada.

Valentín Bustillo, capeó la tormenta

Por Alejandro Beltrán

Cuando parecía que el barco podía hundirse y las olas producto de las tormentas políticas en el último tiempo le hacían perder el timón, el Secretario de Gobierno Valentín Bustillo logró sobrellevar su propio navío, y luego de algunas charlas con el Intendente, lo estabilizó dejando atrás esta tormenta. Apoyo, renovación de confianza de Facundo López y los cambios que podrían producirse en las áreas que dependen de Gobierno.

Luego de lo que fueron los intensos días, tras los incidentes de la policía con los trabajadores municipales, un nubarrón importante, con fuertes vientos hicieron mover las aguas del Gobierno municipal. Sin ser responsables de manera directa, pero con reproches desde el arco político y las expresiones sindicales, la Secretaría de Gobierno fue donde el barco que más comenzó a moverse, a tal punto de dar, casi, una vuelta campana.

A prima facie, parecía que lo sucedido le costaba el puesto a Daniel Verga, ex Subsecretario de Seguridad, y que podía arrastrarlo a Valentín Bustillo. Del primero se conoció extraoficialmente hace diez días que dejaría el cargo, tras aceptar su renuncia el Intendente Facundo López, mientras que lo del Secretario de Gobierno parecía un hecho y que bajaría al Honorable Concejo Deliberante para ser una de las “espadas” en la dialéctica de las sesiones junto a Diego López Rodríguez, Luciano González y Carolina Robert. Pero, ¿Qué pasó?

Más allá de “algún tirón de orejas” y de, quizás, no haber tenido mayores reflejos políticos en algunas circunstancias, la consideración del equipo del Jefe Comunal para con el actual Secretario de Gobierno son altas. “Es un pibe que es leal, muy buena gente. Por ahí no es el perfil de “animal político”, como se puede pensar en un Mario Diez, Alberto Esnaola o Ana Asa,y que han pasado por ese lugar, pero también la política ha dejado de ser de esa manera”, comentaba un par suyo de la gestión municipal.

Fueron una, dos, tres reuniones, a decir verdad no se sabe cuantas, pero esas charlas fueron haciendo que el timón se mantuviera firme, que a pesar de que la nave tuviera algún sobresalto, las indicaciones de parte del Intendente terminaran para que se “capeara” la tormenta. A tal punto parece encaminarse el rumbo que, en estos días, podría darse más cambios dentro de la Secretaria de Gobierno. El diálogo con Facundo López, haciendo una evaluación de las áreas que dependen de esta, terminaron de cerrarse en una idea, que parece ser definitiva, pero que como todo en política es relativo: Trabajo en conjunto con el Jefe Comunal para delinear las directivas que deberá llevar adelante el nuevo Subsecretario de Seguridad, Germán del Rey, que llegó de la mano del mandamás municipal; La designación de un nuevo Director de Tránsito, aún no se conoce el nombre, y un área que podría tener otro tipo de dinámica, cambiando el Director del lugar.

“Es un pibe que es leal, muy buena gente. Por ahí no es el perfil de “animal político”, pero también la política ha dejado de ser de esa manera”

Todo indicaría que las olas han disminuido, que el viento cesó, pero que tampoco se está en aguas mansas. La política, y más en año que se avecina, casi, estrictamente electoral obligan que los capitanes de los barcos de la Municipalidad de Necochea tengan la firmeza de mantener el timón, para que el buque llegue a buen puerto. Para eso hay que estar preparado, para “capear las tormentas” de la política.

El camino para fortalecer el servicio de justicia no es la imputación generalizada

*Por el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires

El Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires es un cuerpo experto, concursado y con controles institucionales que, si bien perfectibles, funcionan adecuadamente.

Las investigaciones que han descubierto casos de corrupción han sido llevadas adelante por el propio Poder Judicial. De ninguna manera es aceptable que pretenda colocárselo como un estamento que resiste el deseado avance en la calidad institucional de la provincia de Buenos Aires.

El camino para fortalecer el servicio de justicia no es la imputación generalizada, inespecífica y sin autores identificados claramente, sino exactamente el opuesto: la identificación adecuada de inconductas y delitos y de sus autores. Las aseveraciones que alimentan fantasías de un Poder Judicial tomado por la corrupción no solamente carecen de base fáctica, sino que, además, tienen un efecto de daño a la confianza pública y alimentan la violencia social, impulsando la idea de que “no hay justicia” lo que incrementa las situaciones de búsqueda de justicia por mano propia, de manera individual o colectiva.

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires destaca el desempeño eficiente, eficaz, ético, honesto, silencioso y jurídicamente adecuado en el marco de los conflictos que resuelve, en los diferentes fueros que lo componen, y en el del rol que les compete como uno de los Poderes del Estado, de la inmensa mayoría de los magistrados y funcionarios judiciales que representa. Ello sin perjuicio de la voluntad permanente de mejorar en donde pudiera corresponder, de separar a quienes no honran debidamente las funciones para las que han sido designados y de seguir colaborando activamente con todos los actores institucionales para mejorar la calidad y el desempeño del sistema de justicia.

Elegido por nuestros editores