Originalmente Depredador 2 habría transcurrido en la Segunda Guerra Mundial

Este año se celebra el 30 aniversario del estreno de Predator (Depredador), la cinta de culto que nos mostró a uno de los monstruos espaciales más representativos del cine. Justo por el aniversario del filme, muchos de los involucrados en el proyecto han estado dando declaraciones, revelando muchos de los secretos de la franquicia.

En una proyección de Predator, realizada en Arkansas, el guionista Jim Thomas contó el planteamiento original de Predator 2, que incluía el regreso de Alan “Dutch” Schaeffer (Arnold Schwarzenegger) e incluso una versión que llevaba la acción a la Segunda Guerra Mundial. Es decir, se trataría de una precuela en una época en la que ese tipo de cintas no eran nada común. Pero, los problemas en el presupuesto de la cinta terminaron por llevar a desechar esas ideas en favor de un guión más fácil de filmar:

“Teníamos una idea para usar la explosión del final de la película original. Justo ahí empezaría Predator 2. El pie del extraterrestre aparecía y después veíamos una mano, que abría la mini-computadora que lleva en el brazo, enviando un informe a otros miembros de su especie, contando todo lo que había sucedido. Después, el informe se centraba en Arnold y les decía “Este es su objetivo”. Después teníamos que arrancar ahí, y ver cómo llevar la acción de nuevo hasta Arnold”.

Cuando vieron que era difícil volver a contar con Arnold, que para entonces se había convertido un actor muy cotizado, pensaron en llevar la acción al pasado y presentar una historia de Predator en la Segunda Guerra Mundial:

“Tuvimos la idea de meternos en la Segunda Guerra Mundial, justo en la Batalla de las Árdenas, en mitad del invierno. Un destacamento alemán y uno americano luchaban a muerte cuando el depredador aparece. Los alemanes y los americanos tienen que unirse para vencer al Predator. Pensamos que el efecto en la nieve del depredador sería algo diferente a lo visto en la selva en la primera parte”.

Como la producción volvió a retrasarse, Fox otorgó un presupuesto relativamente bajo a Predator 2, por lo que se tuvo que prescindir de esas ideas y grabar una historia más convencional. Aquí puedes ver toda lo conversación de Jill Thomas:

Seguinos en redes sociales. Facebook | Twitter | Instagram

Recomendación semanal de series

No te podes perder las recomendaciones que tenemos para vos esta semana

Years and years:

¿Qué pasara en el planeta en 5 años? ¿Y en 10? ¿Qué mundo le dejo a mi sobrino recién nacido? Esta es la premisa de Years and years, una serie que sigue a una familia inglesa típo, durante 15 años. Veremos cómo evolucionan ellos, y a la par, el mundo.

Es una tarea casi imposible clasificar esta serie. Tiene características de ciencia ficción, de drama, de distopía, e incluso de terror. SI, terror. Esta producción se adentra en un futuro cercano, y durante la exploración, pasaremos por procesos políticos y ecológicos globales, que son tan factibles, que asustan. Es que es eso el principal atractivo de la serie, nunca el futuro estuvo tan cerca del presente. A veces, incluso, uno llega a preguntarse, si algunas de las cosas, no están ocurriendo hoy, en el 2019.

La historia de la familia es un buen complemento, ya que en ellos vemos las distintas reacciones a los sucesos que se nos presentan. La trama familiar no innova demasiado, pero los personajes son un factor clave en el desarrollo natural del tiempo. Tanto la escritura como las actuaciones son impecables.

La ambientación es muy buena, y si bien los cambios espaciales son sutiles, hay un muy buen diseño de producción. Todas las predicciones que hace la serie son tan posibles como cercanas. Aterradoramente cercanas. El darnos cuenta que estamos a solo un paso es lo que nos impacta. SI tuviera que apostar, diría que el 80% de las cosas que se anticipan, van a ocurrir. Una serie tan interesante como alarmante.

    Disponible en HBO

Dead to me:

Vivir un duelo no es nada fácil. Y en Dead to me, lo dejan bien en claro. Esta serie sigue a Jen, una agente de bienes raíces que, tras el trágico fallecimiento de su esposo, conoce en un grupo de ayuda, a Judy, una mujer extrovertida y misteriosa y rápidamente se hacen amigas muy cercanas

No les voy a mentir, la serie es bastante simple, a pesar de varios giros (algunos predecibles) que nos mantienen expectantes. Lo que nos conecta con la historia, es la química entre las actrices protagónicas (Christina Applegate y Linda Cardellini) que se ve reflejada en el desarrollo de la relación de sus personajes. A pesar de esto, cae en los famosos polos opuestos que se atraen y todo eso.

 El tratamiento de sus personalidades es lo que la diferencia de las demás relaciones. Ya que aquí, las vemos en una coyuntura particular, afrontando una perdida muy cercana. Y esta situación, hace que ellas actúen de formas distintas. Las interpretaciones resaltan positivamente. Ellas son el alma de la serie.

 Esta comedia de humor negro, carece de personajes secundarios interesantes, y no destaca en el aspecto técnico. Cuenta con una duración ideal para maratonearla un domingo improductivo.

 Disponible en Netflix

Recomendación semanal de series

¿No encontrás ninguna serie para ver? Tranquilo. Las opciones de hoy son imperdibles.

Comedians in car getting coffee

Jerry Seinfield es una de las grandes leyendas del humor sin lugar a dudas. El creador de la mítica sitcom Seinfield, nos presenta este particular show en donde en cada episodio, lo veremos conversando con diferentes comediantes en un auto, y luego, tomando un café.

  A diferencia del resto de los programas de entrevistas, en este los invitados solo son del rubro humorístico. Desde figuras de renombre (Eddie Murphy, Ricky Gervais, Chris Rock), hasta grandes promesas (Miranda Song, Amy Shumer). El formato es simple: charlan mientras andan en el vehículo. Llegan a una cafetería y siguen hablando.

Y es esa simpleza lo que lo hace diferente. Lo atractivo de la serie, es la conversación. Y los distintos autos de colección en los que se transportan.  Nada más. No hay aspectos técnicos a destacar y no creo que lo necesite. En los casi 20 minutos de cada episodio, te quedas hipnotizado escuchándo a los dos hablar y reírse. Simple pero efectivo.

Disponible en Netflix

Olive Kitteridge

Si pensas que conoces a la persona más gruñona, es porque no la viste a ella. La serie sigue a Olive, una maestra retirada, que, a consecuencia de su gran carácter, genera rechazo en todos los que la conocen.

 Ya hemos hablado de shows que exploran de una forma real a las dinámicas familiares. Pero esta dista mucho en el método. Olive tiene un esposo, que es su antítesis (amable y cálido) y un hijo, que poco a poco empezara a tener sentimientos en contra de ella. Un sentimiento de odio. Es que la rutina familiar nos muestra a una madre súper exigente, fría, e incluso a veces violenta.

La miniserie de 4 capítulos, tiene dos partes bien marcadas. La primera, donde se nos introduce a los personajes y su actitud entre ellos y con el afuera. Y la segunda, es una más profunda, ya que exploramos el deterioro de las relaciones, además de que vemos como pasan los años. El programa utiliza un recurso narrativo muy usado en la industria: la primera escena de la serie nos muestra una situación fuera de contexto, que corresponde al final de la historia, y luego se desarrolla todo lo que sucedió previamente, explicando cómo los personajes llegan a ese momento.

La producción es impecable, y las brillantes actuaciones de Frances McDormand (Olive) y Richard Jenkins (el esposo) ayudan a una trama que de a ratos se torna densa e incluso, un poco repetitiva. Esto no opaca la calidad de la historia y de su ejecución

Disponible en HBO GO

Elegido por nuestros editores