Tragedia de Once: Julio De Vido fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión

El ex ministro de Planificación fue acusado de ser partícipe necesario del accidente ocurrido en 2012. Está preso en el penal de Marcos Paz por otra causa.

De Vido escuchó la sentencia por videoconferencia desde Marcos Paz. (Luciano Thieberger)

En la Sala AMIA de los Tribunales de Comodoro Py se dictó la primera sentencia contra Julio De Vido. Desde el Penal de Marcos Paz, donde está preso por corrupción, el ex ministro escuchó la decisión del Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) que este miércoles lo condenó a 5 años y 8 meses de cárcel e inhabilitación especial perpetua para ocupar cargos públicos, al encontrarlo partícipe necesario del delito de administración fraudulenta. En tanto, fue absuelto por la acusación de estrago culposo, ya que no lo encontraron responsable de las 52 muertes del siniestro ferroviario.

Además de la condena, y pese a ya estar detenido, los jueces pidieron que se comunique al Congreso el pedido de desafuero para hacer efectiva la prisión. Por su parte, el ex titular de la Uniren, Jorge Gustavo Simeonoff, fue absuelto de ambos delitos.

Con esta sentencia, la responsabilidad de De Vido fue inferior a la atribuida a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi quienes sí fueron condenados por estrago culposo.

Después de oír las palabras finales de De Vido durante la mañana de este miércoles, el TOF 4, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel, María Gabriela López Iñíguez y Ana María D’Alessio, oficializó su sentencia en este causa conocida como “Once II”, una lectura que los familiares siguieron con atención y que demandó unos pocos minutos.

La expectativa en los familiares de las víctimas se percibió desde temprano. Poco antes de la hora fijada para la lectura de la sentencia, la sala quedó repleta de carteles exigiendo justicia, un mensaje reiterado y constante desde febrero de 2012. En alto, así permanecieron esos carteles durante la lectura de la sentencia.

A las 14.33, los integrantes del Tribunal ingresaron a la Sala AMIA para dar lectura a al resolución de ocho artículos, en tanto desde el Penal de Marcos Paz, De Vido se preparó para escuchar la acusación en su contra.

Condenar a Julio De Vido a cinco años y ocho meses de prisión”, por el delito de  administración fraudulenta. Acto seguido, se dio a conocer la absolución del Tribunal por el delito de estrago culposo. El juez Pablo Bertuzzi presidente del TOF y responsable de leer la sentencia.

Julio De Vido, con la espalda apoyada en el respaldo de su asiento, se mostró tranquilo, relajado, como quien conoce de antemano el resultado que se avecinaba.

Al finalizar la lectura, los familiares, después de unos segundos de silencio, se unieron en un mismo grito de Justicia entre lágrimas al considerar que la sentencia contra De Vido “es inferior a lo esperado, nos queda la apelación vamos a ir por el estrago culposo”.

María Luján Rey fue quien, con la misma bandera que se observó audiencia tras audiencia en mano, animó a los familiares de las víctimas: “La primera condena contra De Vido en Once la conseguimos nosotros”, resaltó, y reforzó su planteo: “Estamos ante una primera victoria”.

Así, los familiares representados por el abogado Leonardo Menghini anticiparon que irán ante la Cámara Federal de Casación exigiendo que De Vido se lo responsabilice por las muertes del siniestro del 22 de febrero de 2012.  En tanto la Oficina Anticorrupción (OA) querellante en el juicio, también irá en queja por la absolución del ex ministro en dicho delito.

Horas antes, Julio De Vido leyó su palabras finales: “Sé claramente dónde estoy y el motivo. Es una decisión política del presidente Macriexpresada claramente en la apertura legislativa en 2016, pidiendo meses más tarde de manera pública mi detención, junto a su ministro de Justicia y alguna diputada, con la que hoy mantiene una disputa pública por el mismo tema de la prisión preventiva. Parece que, entre tantos arrepentidos, el ministro es uno más. Todo muy patético”.

El ex ministro ya está en prisión por el delito de defraudación al Estado en la causa que investigó el desvío de fondos que debía dirigirse a la mina de carbón de Río Turbio y señalado como organizador -con prisión preventiva-, de la asociación ilícita de la recaudación de coimas de empresarios durante su gestión en Planificación.

El juicio ​

Después de escuchar a más de 70 testigos durante un año de audiencias, el fiscal ante el tribunal, Juan García Elorrio, había pedido 9 años de cárcel para De Vido, que llegó al juicio procesado por “estrago culposo agravado por la muerte de 51 personas, más una por nacer y lesiones que sufrieron 789 personas” y por defraudación contra la administración pública.

Por su lado, la Oficina Anticorrupción (OA), en su rol de querellante, había solicitado una pena de diez años de prisión para el ex funcionario K, al acusarlo de estrago culposo agravado por muerte y administración fraudulenta agravada en perjuicio de la administración pública.

En representación de un grupo de familiares, el abogado Leonardo Menghini -tío de Lucas, la última de las víctimas en ser encontrada- también pidió una pena de 10 años para De Vido.

La otra querella de familiares, representada por Javier Moral, había pedido el sobreseimiento del ex ministro respecto del delito de estrago culposo, pero sí lo cree responsable de la administración fraudulenta. Por eso pidió una pena de cuatro años y medio de prisión.

Este juicio dio inicio por orden del Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) que tuvo a cargo el primer proceso por la Tragedia de Once, por la que tras el fallo reciente de la Sala III de la Cámara de Casación, se detuvieron a 23 acusados, entre ellos a Juan Pablo Schiavi, al motorman Marcos Córdoba, Claudio Cirigliano y 17 ex directivos de TBA, la concesionaria ferroviaria.

El 29 de diciembre de 2015, cuando el TOF 2 dio a conocer la sentencia de los 28 procesados en el primer juicio por la tragedia, pidió que se investigue a De Vido. Hasta entonces, el poderoso ex funcionario no había sido vinculado al caso. El argumento fue que el ex ministro -que entre 2003 y 2012 tuvo bajo su órbita a los ferrocarriles- no podía desconocer lo que pasaba con los trenes. Además, él era el responsable de pagar los subsidios que no fueron destinados a la mejora del servicio o el mantenimiento de los trenes.

Un informe pronosticó que el dólar cerrará 2019 arriba de los $51

Un informe pronosticó que el dólar cerrará 2019 arriba de los $51

Lo reveló un informe de la consultora Ecolatina. Consideraron que el escenario electoral será clave en la cotización de la divisa para el próximo año.

La consultora económica Ecolatina publicó sus proyecciones económicas para el 2019: alertó que la suba del dólar podría desacelerarse y terminar el año cerca de los $ 51,5.

En su último informe aseguraron que la escalada podría mermar porque el tipo de cambio real “no se encuentra atrasado”. Además, el esquema de “Zona de No intervención” cambiaria evitaría los aumentos abruptos, según publicó ambito.com.

Según los especialistas, la cotización de la divisa extranjera en 2019 estará relacionada directamente con próximas elecciones y que no está claro aún quién será el próximo presidente.

Christine Lagarde, titular del FMI y el ministro Nicolás Dujovne

Christine Lagarde, titular del FMI y el ministro Nicolás Dujovne

Sobre los aumentos de los servicios públicos, Ecolatina remarcó que se prevé para el primer cuatrimestre del año que suba el agua, la electricidad y el gas. Proyectan un crecimiento de tarifas de entre un 32 y un 33%, levemente por encima de la inflación, ya que se deberán realizar correcciones en pos de alcanzar la exigencia fiscal pactadas con el FMI.

Aseguraron además que los salarios formales comenzarán el año con significativos aumentos producto de la cláusula de revisión impuesta en muchas negociaciones paritarias de este año. En promedio subirían un 35%, registrando mayores subas que el dólar y las tarifas de servicios públicos a lo largo de 2019 para la consultora.

Inflación, devaluación y tarifazo: los números en rojo de los 3 años de gobierno de Macri

Inflación, devaluación y tarifazo: los números en rojo de los 3 años de gobierno de Macri

Macri comienza su último año de mandato con el país sumergido aún en una profunda crisis económica, lejos de las promesas de “pobreza cero” y generación de trabajo que signaron su primer discurso como presidente.

Mauricio Macri inició este lunes su último año como presidente de la Nación y los indicadores de la economía no son los proyectados por el gobierno cuando asumió el 10 de diciembre de 2015. Además, se espera un mayor ajuste para el 2019, según el presupuesto aprobado por el Congreso.

<p>El gabinete que asumió en 2015</p>“/></figure>
<p>El gabinete que asumió en 2015</p>
<p>Pese a las promesas en su discurso de asunción ante la asamblea legislativa -entre las que estaban generar trabajo,<strong> crecimiento económico con “lluvia de inversiones” y pobreza Cero-</strong>Macri cumple su tercer año de mandato los indicadores económicos que en su mayoría están en el rango de lo negativo, según relevó el diario <em>El Cronista</em>.</p>
<p>Haciendo un balance, en los tres años de gobierno el acumulado del Producto Bruto Interno (PBI) registra una<strong> caída de más de 18%.</strong> Sólo en uno de los años, cerró en términos positivos.</p>
<p>Según datos de la <em>consultora Eco Go,</em> la inflación total de los tres años es cercana al 158% y la pobreza <strong>incrementó en un 33%, mientras que el acumulado del <a href=dólar subió más de 280%.Cuando Macri asumió en 2015 el tipo de cambio era de $ 9,80 y hoy ronda los $ 38,40.

En tanto, la suba de las tarifas hasta este diciembre es de el 283%. La consultora aseguró que la de electricidad acumuló un aumento de 1644%, el agua de un 512% y el gas 747%. Por su parte, el transporte público acumula un incremento de 217% y los combustibles un 204%.

El dato económico más positivo que tiene para mostrar el macrismo actualmente es el incremento de las reservas del Banco Central que subieron 106,3%, pasaron de u$s 24.862 millones a u$s 51.296 millones. Sin embargo, la deuda externa aumento más de 35%, a la cabeza están las dos negociaciones encaradas para obtener el stand-by del Fondo Monetario Internacional (FMI), primero por u$s 50.000 millones y la segunda por u$s 57.000 millones.

Elegido por nuestros editores