Uber busca hacer realidad los taxis voladores con ayuda de la NASA

Mientras Elon Musk piensa que los coches voladores no son una buena idea, compañías como Toyota y Uber consideran que son el siguiente paso del transporte. Tan es así que Uber acaba de anunciar una asociación con la NASA para hacer realidad la posibilidad de tener “taxis” voladores.

Uber planea iniciar las demostraciones de su nuevo servicio UberAir en las ciudades de Dallas y Los Ángeles en el 2020. Y si todo sale bien, en el 2023 comenzará a dar servicio al público.



Para esta primera etapa, Uber contará con el apoyo Embraer, Bell Helicopter, Pipistrel, Aurora Flight Sciences y Mooney Aviation: compañías que suministrarán las aeronaves y los piloto. Uber proporcionará el software (y se llevará una comisión por viaje) y la NASA tendrá la tarea de desarrollar un sistema de gestión de tráfico aéreo. La agencia tendrá el control de absolutamente todas las naves desde que despeguen hasta que aterricen.

Cabe destacar que en esta etapa todas las aeronaves serán eléctricas y solo harán viajes cortos. Mientras tanto, Uber seguirá desarrollando su propio vehículo aéreo autónomo: el Uber Elevate.



Tras presentar el proyecto en el WebSummit que se celebra en Lisboa, Portugal, Jeff Holden, director de producto de Uber, dijo en una entrevista que trabajar con la NASA en conjunto con sus socios “hará que esto suceda lo más rápido posible”.

Así que parece que pronto el cielo se llenará de taxis y cohetes. Bienvenidos al futuro.

Un tipo que sabe que una descripcion esta hecha para decir algo que no termina siendo nada.

Disputa entre el Chino Maradona y su ex, la necochense, Vanesa Carnevale

Walter Christian Machuca, más conocido como el Chino Maradona, está involucrado en un nuevo escándalo con Vanesa Carnevale, su ex pareja y madre de su hija Uma, la pequeña de diez meses.

Desde que se distanciaron, no lograron tener una buena relación y tienen constantes peleas. Ella decidió salir a los medios para contar que el sobrino de Diego Maradona no le paga la cuota alimentaria que le corresponde a su hija.

Vanesa se encuentra en Necochea con su hija UMA.

“Le escribí 1.800 mensajes porque me dejó tirada con mi bebé”, dijo Vanesa en el programa Nosotros a la mañana. “Me hago cargo que le dije de todo. Y lo iba ir a buscar también para que en la cara me dé una explicación de por qué no se hace cargo de mi bebé”, agregó indignada.

El enfrentamiento empeoró con el paso del tiempo y los mensajes de amenazas e insultos entre ambos fueron subiendo de tono, a tal punto que el Chino le escribió: “Vos estás mal de la cabeza, ahora te voy a mandar a hacer mierda”. 

“Me estoy por quedar en la calle con mi beba. No tengo para comprar una leche y el señor se ofende. ¿Qué querés que le diga?”, expresó Carnevale. “Yo estoy desesperada. Llegué acá porque no me dio bola, ya estaba desquiciada. Yo quiero que se haga cargo de mi hija”, finalizó.

El sobrino de Maradona en el que reconoce su error: “Tengo 700 mensajes de ella amenazándome a mí y a mi novia. Le puse eso porque me cansó. Pero reconozco que me equivoqué. Me están cagando a pedos por poner eso”. 

Esta no es la primera vez que el Chino está involucrado en un escándalo. Durante el verano, Diego le pidió a través de su abogado Matías Morla que deje de usar el apellido Maradona (que es una marca registrada) para promocionar Soñadores 2, la obra que estaba encabezando en Mar del Plata.

“Calesita de la muerte”: el nuevo y peligroso desafío viral que alarma

Un chico de 11 años debió ser hospitalizado luego de ser obligado a realizar un brutal reto viral. Los médicos aseguraron que fue sometido a un fuerza gravitacional comparable a la que sufren los astronautas. IMÁGENES SENSIBLES.

Tyler Boome, de 11 años, estaba en una plaza de la localidad inglesa de Turxford jugando con amigos cuando un grupo de jóvenes desconocidos lo forzaron a subirse a una calesita. Con el chico arriba, comenzaron a hacer girar la calesita con la rueda de una moto.

El chico terminó inconsciente y tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital.

Los médicos descubrieron que tenía la cabeza muy hinchada y que le habían estallado varios vasos sanguíneos. Como consecuencia de estas lesiones, el adolescente podría sufrir daños permanentes en el cerebro y en la vista.

Los médicos que lo trataron explicaron que el nene fue sometido a una fuerza gravitaroria comparable a la que sufren pilotos y astronautas.

La madre de Tyler, Dawn Hollingworth, compartió las fotos de su hijo en las redes para advertir los riesgos de este peligroso desafío viral. Explicó que el nene todavía está en el hospital con mucho dolor y problemas en la vista.

“Su visión es borrosa y sus ojos están rojos, llenos de sangre. Los médicos dijeron que si no estuviera en forma y sano, podría haber sufrido un derrame cerebral y morir“, explicó.

Elegido por nuestros editores