Yrigoyen, la llegada de un gobierno popular y democrático

Por Damián Unibaso, secretario del Comité Emiliano Abasolo

Siempre que tengo la oportunidad, dejo entrever la profunda admiración que me provoca la figura de Hipólito Yrigoyen, entiendo que él es la clave indispensable para una interpretación de la UCR.

Repasando su actuar político, que estuvo signado por la transparencia y honestidad pero por sobre todas las cosas por sus fuertes convicciones en la lucha por lograr nuevas libertades individuales para el pueblo y su extrema preocupación práctica por los desposeídos, que sumadas a la defensa de la soberanía nacional, definen el ideario radical que profeso.

Entonces, de atrás para adelante, nuestro prócer partidario cuando tuvo que levantarse en armas durante las revoluciones radicales para lograr desterrar la inmoralidad y el régimen conservador que venía gobernando la Argentina por medio del fraude y la exclusión, no le tembló el pulso ni un segundo. Su causa era la de los desposeídos y estos todavía no habían podido ser representados, es ahí que entiende la dimensión del partido político que junto a su tío, la juventud y una serie de revolucionarios más crearon, y en tal sentido direcciona la primer gran conquista radical (ley Saenz Peña) a la consecución real del poder para representar al pueblo más universal que hasta ese momento se concebía.

Apenas asumida la presidencia, Yrigoyen declaraba cuestiones como ‘’la democracia no consiste solo en la garantía de la libertad política. Entraña a la vez la posibilidad para todos de alcanzar un mínimum de felicidad siquiera‘’, o cuando dijo ‘’es indispensable lograr una más amplia distribución de las riquezas, dando a las grandes masas una mayor capacidad de producción y consumo‘’. Con conceptos como este y muchos más, demostraba que se venía un gobierno popular y democrático, que de hecho luego terminó confirmándose con su legado: comienzo del constitucionalismo social (se consagran derechos de segunda generación, “el trabajador” comienza a visibilizarse), apoyo político para que se diera la reforma universitaria, postura internacional, creación de YPF, la creación del Ministerio de Salud Pública, entre otras, dan muestra de las prioridades de un gobierno sincero y de cara a sus representados.

Lastimosamente, el 6 de Septiembre de 1930,cuando un contingente de efectivos militares encabezado por el general José Félix Uriburu derrocaba al presidente Hipólito Yrigoyen e instalaba una dictadura, con la participación de sectores políticos conservadores, nacionalistas y filofascistas y contando con la anuencia o pasividad de muchos otros, padeciendo el primer golpe de Estado que tanto dolor trajo a nuestro pueblo, cada vez que se ultrajo a la sociedad Argentina la posibilidad de hacer valer sus Instituciones Democráticas. En un profundo dolor institucional se lo veló, a tres años del comienzo de una década nefasta en nuestra historia, que culmina 50 años después conducidos por otro gran líder (Raúl Alfonsín), que nos hizo entender  la lección, que nada justifica la alternativa de cambiar a un gobierno por la fuerza .

Todo lo que me lleva a reflexionar, que si bien algunos partidos resultarían comprensibles aun si sus grandes próceres históricos no hubieran vivido; otros no. Pero en nuestro movimiento, la figura gigantesca de Yrigoyen (sus palabras, sus escritos, sus actos) fue formulando un largo mensaje que es necesario decodificar para entender al radicalismo en la actualidad. Hoy, cuando vemos que varias fuerzas políticas reivindican su legado, lejos de preocuparme por ello, me enorgullece, porque demuestra que los radicales estamos y seguimos en el partido en el que debemos estar.

Marcelo Rivero junto a Verónica Magario


El presidente del  Partido Justicialista de Necochea y Quequén,  Marcelo Rivero, se reunió con la intendenta de La Matanza y precandidata a Gobernadora, Verónica Magario, quienes  mantuvieron un encuentro en la Federación Argentina de Municipios, donde dialogaron sobre la actualidad de la Provincia, el distrito  de Necochea y las elecciones de este año.

Magario expresó su deseo de visitar  Necochea a la brevedad,  donde será recibida por el Partido  Justicialista  de Necochea.

Rivero destacó  los valores y calidades de la intendente  de la Matanza y precandidata  a gobernadora, manifestando  que “constituye un orgullo para todos los justicialistas no sólo  de La Matanza sino también de la Provincia , expresando  que también  lo será para todos los bonaerenses”.

López participó de encuentro convocado por el obispo

En un clima de encuentro y meditación se realizó la Jornada de Reflexión convocada por el Obispo de Mar del Plata para políticos, sindicalistas y dirigentes. Más de 50 destacados actores sociales y políticos  se reunieron en la Casa de Ejercicios San Francisco y Santa Clara, en el Bosque de Peralta Ramos.

Entre los presentes estuvo el intendente Facundo López, quien concurrió acompañado de Germán Del Rey, secretario de Protección Ciudadana.

El obispo señaló: “es mi deseo brindarles este espacio de encuentro y reflexión para que puedan renovar la motivación inicial, el deseo de servir, escuchar y comprender a nuestro pueblo en un contexto de crisis y en este año electoral”.

La jornada estuvo marcada por la representatividad de los espacios políticos y sindicales, al mismo tiempo que por el compromiso asumido por cada uno de generar un espacio de silencio, de reflexión y de encuentro.

En su primera meditación, monseñor Mestre abordó el tema de “la vocación y el servicio político en un mundo en crisis”. Comentado el texto del Evangelio en que Jesús invita a edificar sobre roca y no sobre arena, invitó a todos “a trabajar sobre el fundamento sólido de los valores democráticos recurriendo a la sana confrontación democrática mediante medios justos y proporcionados, reconociendo la virtud y los valores de los oponentes”. Destacó el valor de la verdad y exhortó a evitar la manipulación y los juegos de comunicación que la traicionan.

Luego de un tiempo de trabajo personal de los participantes, el obispo abrió una segunda reflexión sobre “Aprender a escuchar-comprender al pueblo y discernir constantemente entre el bien y el mal”. Recurriendo al ejemplo del Rey Salomón, a quien el Señor había concedido en sueños pedir lo que quisiera, monseñor Mestre destacó la acertada respuesta de Salomón que pidió al Señor un corazón sabio y prudente. De este modo, el obispo de la diócesis de Mar del Plata invitó a todos “a tener un corazón prudente, es decir, que sepa discernir y elegir los medios adecuados para alcanzar el fin y a ser sabios, es decir, a descubrir el verdadero sabor de la vida trabajando incansablemente por aquello que es esencial e importante”.

La jornada finalizó con una misa por la Patria en la que destacó la opción irrenunciable por la democracia y confió a cada uno de los participantes a la Virgen de Luján, Patrona de la República Argentina.

El obispo destacó que el gran signo de la jornada no era la foto personal sino la foto grupal, signo elocuente de un compromiso que integra las diferencias, que asume la competencia propia del dinamismo democrático, pero en la firme convicción de que la Patria reclama trabajar juntos por el bien común de todos los argentinos.

Elegido por nuestros editores