López no se define y sostiene la sartén por el mango


Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

Marzo era el mes elegido pro Facundo López para dar a conocer su decisión final sobre si va a participar o no de la carrera por la intendencia para el periodo de 2019 -2023. Todo indicaría que si salvo una cuestión, sus propias palabras.

Esto se debe a que en la mañana del lunes en radio el Intendente no sólo que no confirmó que buscará su segundo mandato -se podría decir que maneja los tiempos y que utiliza su tiempo y sus energías en la gestión- sino que dejó entrever que una mujer de su espacio podría ser quien compita.

Sin duda que lo interesante es que todavía López no dice lo que la mayoría espera, pero además hace correr una alternativa. Sin duda que es una jugada algo arriesgada por parte del Intendente.

Como se dice “la verdad es hija del tiempo”, por eso sólo resta esperar, mientras tanto López utiliza el tiempo entre la gestión y en participar del armado provincial y nacional de Alternativa Federal con Sergio Massa.

Esto desconcierta no sólo a sus rivales sino a todo el ambiente político de nuestra ciudad, de  manera que López mantiene la sartén por el mango y sólo él sabe la decisión que tomará. Mientras tanto toma recaudos.

Facundo López, el día después

Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

La situación actual de la Municipalidad dista de lo ideal, el final del gobierno de Facundo López no fue el esperado, ni el imaginado. Sin dudas que 2019 fue un año difícil para la administración municipal.

En la parte política la cosa no fue muy distinta para López, encabezó el Frente de Todos y acaparó las candidaturas, pero en las urnas el resultado le fue adverso. Tras cuatro años, el 10 de diciembre dejará la comuna.

Ahora comenzará otro momento, en el cual López deberá mostrar sus dotes de político, en la victoria todo somos bonitos.

Con sus acciones se sabrá si buscará continuar trabajando por la ciudad y así buscar el poder o si por el contrario pasa a ser, simplemente, un ex intendente.  

 Si nos llevamos por el fin de su gestión, queda claro que la tiene difícil, es más que su vuelta al ruedo político en Necochea es una empresa a difícil de concretar.

Pero también es necesario señalar que se va con más de 15.000 votos, ( Daniel Molina dejó el gobierno con 8000 votos y José Luis Vidal no superó las PASO en 2015) una cantidad nada despreciable para empezar a edificar el futuro del espacio político.  Además tendrá un bloque de concejales de seis personas, que le asegura presencia en el cuerpo más político de la administración municipal.

También logró aglutinar a la mayoría del Frente de Todos detrás de su candidatura. Ahí está el máximo desafió, que es mantener esa estructura y ensanchar las bases del frente que gobernará la Provincia y la Nación.

Por otro lado, Jimena López tendrá un lugar de importancia ya sea en la Cámara de Diputados o en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Él también, seguramente, ocupará un lugar en el nuevo esquema político del país. Lo que no es poco.

Por todo esto dependerá del propio López y de su cintura política continuar en la arena política local o ser, sólo, un recuerdo.

Crisis y oportunidad

Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

Hay una coincidencia general en nuestra ciudad, la situación de la Municipalidad de Necochea es por demás compleja, el próximo intendente no la va a tener fácil, dado que deberá afrontar una crisis que no género pero deberá superarla. Es un desafío enorme. Esperemos que este a la altura de las circunstancias, dado que la ciudad y los vecinos lo necesitan.

Más allá de las consideraciones políticas hay situaciones claves: sueldos, salud, falta de servicios municipales y  de mantenimiento, entre otros.

La crisis actual en nuestra ciudad es superior a la de otros municipios y aquí es donde sí tenemos que empezar analizar lo que sucede aquí, por ejemplo, se estima, que la deuda municipal alcanzaría los 1800 millones de pesos, o sea un presupuesto entero. Si todos los recursos que hay para un año en la Municipalidad de Necochea estarían afectados por la deuda. De más está decir que esto limita lo que puede llegar a hacer el próximo intendente.

Y ahí está el desafío de Arturo Rojas y su equipo, no sólo administrar la municipalidad en un contexto de crisis, sino también gestionar para brindar los servicios que hacen falta en la ciudad.

A esto se suma, que no es mucha la información que los integrantes del próximo gabinete tienen hoy sobre la situación municipal.

Un dato curioso, a destacar es que no son pocos los funcionarios actuales, o sea de la administración de Facundo López que han intentado ponerse en contacto con quienes estarán al frente de la comuna a partir del 10 de diciembre   para ponerse a disposición del próximo gobierno o pidiendo una mano.  Laman para ofrecer sus servicios. También está claro que nadie continuará.

La situación no es fácil pero a partir del 10 de diciembre hay una oportunidad.

Elegido por nuestros editores