8.9 C
Necochea
InicioLocalesPeligra la continuidad del servicio de recolección de residuos

Peligra la continuidad del servicio de recolección de residuos

Como si la deuda heredada de la anterior gestión municipal no fuese lo suficientemente abultada, esta semana sacudió el escenario político y económico de nuestro municipio el reclamo por parte de la empresa de recolección de residuos RELISA SA de casi 600 millones de pesos adeudados por la Municipalidad desde el año 2016.

En la mañana de hoy fueron entrevistados por el periodista Quimey Marfil en el ciclo Vine por el Aviso tanto el intendente Arturo Rojas como el presidente de RELISA, Guillermo Martínez, quienes expusieron sus posturas en medio de este conflicto que ha ido tomando intensidad en las últimas semanas.

En primer término la palabra la tuvo el intendente municipal, Arturo Rojas, quien explicó la situación en los siguientes términos: “La situación es una situación difícil, la empresa ha planteado un reclamo de casi 600 millones de pesos, que se componen por un lado de un convenio que se firmó en el año 2016 que no se pagó ninguna cuota, por otro lado intereses reclamados y parte de esa deuda que esta judicializada, y por otro lado solicitan una recomposición contractual entorno al 43% y lo plantea no sólo para adelante sino también con carácter retroactivo; eso haría que el actual contrato, de acuerdo a lo que pretende la empresa, se iría unos 41 millones de pesos de manera mensual”.

Tras resumir el estado de situación Rojas expresó la postura de la Municipalidad, afirmando que esa deuda resulta imposible de pagar: “Nosotros planteamos que es imposible llegar a un acuerdo en esos términos. Creo que por un lado tenemos que mirar con lupa la deuda, que a esa deuda nosotros vamos a plantear quita de intereses, el mayor plazo de gracia posible, que sea de 18 a 24 meses que tengamos sin empezar a pagar, y después el mayor plazo de cuotas posible porque tampoco sería pagadero después un contrato en 24 o 36 cuotas. Acá tenemos que estar pensando en no menos de 60 o 72 cuotas por lo menos”.

Junto con el monto de la deuda, la otra gran preocupación del intendente es el contrato actual, el cual de acuerdo a la actualización que pretende la empresa ascendería a 41 millones de pesos mensuales. En tal sentido, Rojas aseguró que hoy por hoy ni siquiera se puede pagar la totalidad de los montos actuales, y planteó un círculo vicioso en el cual la empresa no lleva a cabo la disposición final de los residuos porque la Municipalidad no paga mientras que el municipio reclama que la empresa cumpla con la disposición final de residuos estipulada en el contrato: “La empresa aduce que es por falta de pago del municipio y desconoce que el municipio no alcanza a pagar la totalidad de servicios por todos los meses más allá de la deuda, que está, pero que dentro de esa deuda está contemplada la disposición final que no se ha hecho. Entonces por un lado se abulta la deuda con una disposición final que no se ha realizado y se la reclama al municipio, y por otro lado el municipio reclama que se haga pero tampoco está pudiendo pagar”.

Por último, Rojas expresó que contempla la posibilidad de avanzar hacia una Sapen, una sociedad con participación mayoritaria del Estado, como alternativa para un sistema de recolección de residuos que sea viable, y aseguró que de no llegar a un acuerdo no descarta la posibilidad de rescindir el contrato con la empresa: “Si se tiene que rescindir el contrato, y el Ejecutivo y el Concejo Deliberante así lo entienden y no llegamos a un acuerdo, tendremos que dar vuelta la página y hacer borrón y cuenta nueva”.

Posteriormente, quien tuvo la palabra fue el presidente de RELISA, Guillermo Martínez, quien aseguró que “la situación no da para más”. El titular de la empresa de recolección de residuos expresó la voluntad de llegar a un acuerdo aunque fue tajante al asegurar que el servicio “es lo que vale”: “El servicio es lo que vale, de hecho han venido otras empresas y no pueden trabajar a este precio. Inclusive nos ofrecieron por ahí estudiar de hacer una sociedad mixta, estamos abiertos a cualquier propuesta y si tenemos que hacer un paso al costado también; pero a cualquier propuesta que se pueda cumplir, porque de esta forma no se puede trabajar más. Con la deuda que tiene el municipio con la empresa, sumado a que hoy no nos pueden pagar el 60% de lo facturado, la verdad es inviable la empresa así”, “yo entiendo qué no le alcance el municipio pero es lo que vale el servicio”, enfatizó Martínez.

En relación al plazo de gracia de 18 meses para comenzar a pagar la deuda y de pagar la totalidad en un plazo de cinco años, Martínez se manifestó totalmente en contra: “Los plazos de 18 meses son muchísimos para nosotros para empezar a cobrar, porque nosotros tenemos deudas y tenemos que ir pagando continuamente o refinanciar, y directamente ni siquiera hay planes en la Afip que me den 18 meses de gracia, entonces yo me tengo que dar vuelta con lo que me pague la municipalidad y ver qué puedo arreglar; si es inviable no va a poder ser. Y después la cuestión de meses obviamente me decís así, 60 meses, me parece una locura, pero será cuestión de hablar y ver bien una propuesta seria y que se pueda cumplir porque convengamos que ya vengo de un convenio que hicimos a veintipico de cuotas y no me pagaron ni la primera, entonces realmente se hace muy difícil”.

Por último, reconoció que hoy por hoy, dado lo delicado de la delicada situación, peligra el futuro de la recolección de residuos en nuestra ciudad: “Yo creo que ya hemos llegado a un límite que si no se soluciona en el corto plazo sí, la verdad que la situación no da para más y lo tenemos que solucionar en los próximos 30 días porque sí, corre peligro”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Conectados

38,589FansMe gusta
5,236SeguidoresSeguir
2,522SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Locales

Noticias Relacionas