17.2 C
Necochea
InicioLocales"Las mujeres estamos todavía peleando por nuestros derechos"

«Las mujeres estamos todavía peleando por nuestros derechos»

Carmina Pérez Bertolli, tiene 27 años y hace pocos meses se recibió de Licenciada en Física en la UBA. La tesis con la que obtuvo la Licenciatura fue tan buena, que la AFA (Asociación de Física Argentina), la reconoció con el prestigioso premio Luis Másperi, a la mejor tesis de Física del país. La joven nacida en Tucumán se encuentra realizando actualmente el Doctorado en Astrofísica, y esta semana dialogó con nosotros en Vine por el Aviso en una extensa charla donde dio mayores detalles de sus investigaciones, habló sobre su futuro y resaltó la importancia de que cada vez más mujeres puedan estudiar carreras científicas.

Todavía emocionada por el reconocimiento, Carmina explicó que el Luis Másperi es un premio anual que se entrega en el marco de la reunión anual de la Asociación Física Argentina, la cual se realiza todos los años en una provincia distinta. Este año debía realizarse en Córdoba, pero por la pandemia de Coronavirus tuvo que llevarse a cabo de manera virtual. Más allá de la importancia del premio y lo que significa para una joven recién recibida el reconocimiento por parte de sus colegas, a Carmina se le ofrece publicar un paper en la revista de la Asociación Física Argentina sobre su tesis, lo cual representa un incentivo más que importante ser una científica publicada cuando recién está comenzando su doctorado.

Sobre su tesis, “Flujo de muones en el Laboratorio subterráneo Andes”, Carmina explicó que “Mi trabajo estuvo en marcado en un proyecto hermoso que se llama proyecto Andes. El proyecto busca instalar un laboratorio subterráneo en la frontera entre Argentina y Chile, debajo de una montaña en los Andes, en el paso de Agua Negra. Esto va a contribuir muchísimo a la ciencia en el país porque van a haber experimentos de temas que están muy en boga en todo lo que es cosmología que son detección de neutrinos y búsqueda de materia oscura. Yo particularmente no trabajo en esas áreas, pero trabajo en otra área que se llama física de astropartículas, entonces, en lo que yo contribuí es en estimar, mediante simulaciones, el flujo de ciertas partículas que se llaman muones; estimar cuántas de estas partículas se meterían en el experimento de detección de neutrinos de materia oscura que pueden perturbar la señal de estos experimentos”. El tema es sumamente complejo, pero Carmina lo explica con tanta simpleza y naturalidad que uno rápidamente logra familiarizarse con conceptos como “muones”, “neutrinos”, “astropartículas” y más. En este sentido, señaló que la ubicación elegida para este laboratorio en el medio de una montaña a 1500 metros de profundidad se debe a la necesidad de aislamiento para poder percibir estas partículas que precisamente resultan muy difíciles de detectar. En este laboratorio que busca estudiar partículas como los neutrinos y la materia oscura, los muones vienen a significar una perturbación de la señal, por eso se busca limitar el mínimo su presencia, y de ahí la importancia de la investigación desarrollada por Carmina.

Carmina explicó sobre su objeto de estudio, los muones, que son partículas muy energéticas que atraviesan la materia y no decaen. Estas partículas vienen del espacio aunque no se sabe a ciencia cierta dónde se originan, ya que hay teorías que indican que podrían provenir de supernovas o de agujeros negros pero todavía no se sabe con exactitud. “Una vez que llegan a la atmósfera terrestre, los muones empiezan a interactuar por medio de distintos mecanismos con todas las partículas que hay en el aire y a partir de ahí se generan lluvias de partículas que bajan por la atmósfera y llegan a la superficie terrestre”, explicó.

Un dato interesante de los muones, señaló Carmina, es el hecho de que estas partículas se mueven a velocidades relativistas y tienen una vida media de tan solo 2,2 microsegundos. En este sentido, durante mucho tiempo no se sabía cómo una partícula que tenía una vida tan corta podía ser capaz de llegar desde lo más alto de la atmósfera hasta la superficie terrestre, hasta que se descubrió que estas partículas se mueven a velocidades relativistas, e incluso en algunos medios como el agua, son capaces de moverse más rápido que la luz.

Consultada respecto a cómo se detectan estas partículas que son capaces de desplazarse a velocidades semejantes, la Licenciada en Física explicó que «los neutrinos se detectan mediante las pocas interacciones que tienen en materia, por ejemplo, se usan detectores de Argón líquido que es muy denso y donde el neutrino entraría e interactúa con partículas que están en este material y en las interacciones se liberan fotones, y siempre hay un aparato para detectar estos fotones. Para los muones específicamente, lo que se utilizan son tanques de agua; el observatorio de Malargüe es un tambo con tanques de agua y vacas, y en estos tanques de agua los muones ingresan e interactúan con las partículas del agua y en esa interacción generan fotones, que es una partícula de luz, y un aparato que se llama fotomultiplicador, recolecta estos fotones y devuelve una señal en voltaje».

Carmina reconoce que desde chica siempre fue muy curiosa y leía de todo, e incluso llegó a participar tanto en olimpíadas de física como en olimpíadas de filosofía en su provincia, pero una vez que terminó la secundaria se volcó por las artes escénicas y estudió teatro durante tres años en Buenos Aires. Su inclinación por la física vino a partir de un libro que le regaló su hermano, El gran diseño, de Stephen Hawking, el cual, como ella misma lo definió, “fue amor a primera vista” y a partir del cual se replanteó qué quería ser y se decidió, finalmente, a estudiar la carrera de Física.

Aunque en principio parecerían mundos opuestos Carmina considera que se necesita mucha sensibilidad tanto para el mundo de la ciencia como para el arte, «la verdad que pasarse horas analizando datos o leyendo o tratando de aprender sobre algo habla de tener mucha pasión sobre algo, habla de tener una sensibilidad particular hacia la naturaleza, hacia cómo funciona, entonces yo creo que el arte y la ciencia no son enemigos, están muy conectados».

Carmina reconoce que le sorprendió la repercusión que tuvo la noticia de su premio y resaltó la importancia de que se divulguen este tipo de cosas vinculadas con la ciencia ya que le da más acceso a todo el mundo a conocer, y en particular, «despertar el interés de las chicas, porque en mi carrera somos muy pocas mujeres y me parece que eso no es casual y que tiene que ver con toda una cuestión social, y está bueno que se incentive a las niñas, a las adolescentes, para que sepan que tienen la opción de optar por carreras científicas y técnicas».

La repercusión del premio obtenido por Carmina sirvió también para evidenciar el papel de las mujeres en la sociedad en general y dentro de la comunidad científica en particular. En este sentido, la joven Física expresó: «Me pareció importante recalcar que la científicas, somos científicas, pero también somos mujeres, y estamos todavía peleando por nuestros derechos; la legalización del aborto es uno, pero dentro de lo que es la ciencia me parece que, si bien es cierto que hemos accedido a ciertos lugares a cierto reconocimiento, pero seguimos siendo pocas, algo que me parece que no es casual y que tiene que ver con cómo se nos condiciona desde que somos chicas, y hay muchas chicas que no ven la opción de dedicarse a este tipo de carreras», aseguró Carmina, quien se mostró confiada en que de a poco las mujeres vayan ganando más terreno en el mundo de la ciencia y que, al mismo tiempo, dejen de ser objeto de críticas por cuestiones ajenas a su profesión: «Tengo todavía esa sensación de que somos como algo de quien siempre hay que decir algo. Siempre hay como alguna crítica que está totalmente afuera de lo que vos estás exponiendo y de lo que es tu trabajo».

Respecto a su futuro explicó que su doctorado está dentro de un convenio de la Universidad de San Martín y un instituto de Alemania, por lo cual tendrá que realizar también una estadía en el país germano ya que el doctorado lo recibe por parte de las dos instituciones. Abierta a las oportunidades que vayan surgiendo, Carmina señaló que quiere continuar investigando y que incluso le gustaría dedicarse a la docencia en algún momento. Un futuro más que promisorio para la joven científica tucumana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Conectados

38,650FansMe gusta
5,236SeguidoresSeguir
2,497SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img

Locales

Noticias Relacionas