15 C
Necochea
InicioSaludCómo fueron las respuestas y estrategias de gestión de los países frente...

Cómo fueron las respuestas y estrategias de gestión de los países frente a la pandemia por COVID-19

El nuevo coronavirus se extendió más de lo esperado y las estrategias en cada nación tomaron cariz propio. Un análisis en detalle de los recursos utilizados se publica en un reciente estudio realizado en el Reino Unido y publicado por la prestigiosa publicación científica The Lancet

Las respuestas de los países a la pandemia de COVID-19 han sido dispares. Muchos están reabriendo lugares de trabajo, escuelas y reuniones sociales, a la vez que se esfuerzan por adaptar sus economías y reanudar los viajes internacionales.

Otros están intentando suprimir la transmisión del coronavirus al restringir nuevamente las empresas, industrias y escuelas mientras esperan futuras vacunas o tratamientos COVID-19. El Grupo Asesor Estratégico y Técnico sobre Riesgos Infecciosos (STAG-IH), el grupo asesor independiente del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, ha revisado información de países de todo el mundo y ha llegado a la conclusión de que el enfoque más sólido sobre la base del conocimiento actual es implementar estrategias a largo plazo con un plan basado en la prevención de la amplificación de la transmisión, protegiendo a las personas con mayor riesgo.

La evidencia sugiere que los niños eliminan el SARS-CoV-2 al igual que los adultos, en su mayoría con presentaciones clínicas no graves. Pero muchas características del SARS-CoV-2 aún no se comprenden completamente, cómo los niveles de inmunidad y la respuesta inmune, el espectro completo de la enfermedad y las secuelas a largo plazo, la posibilidad de reinfección y la posibilidad de que el virus se vuelva endémico. Hasta que no se sepa más sobre la respuesta inmunitaria al SARS-CoV-2, no es posible hacer predicciones sólidas.

El grupo asesor independiente del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, ha revisado información de países de todo el mundo (Shutterstock)El grupo asesor independiente del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, ha revisado información de países de todo el mundo (Shutterstock)

Persiguiendo expectativas

Un grupo encabezado por la especialista Juliet Bedford del área Anthrológica de Oxfordshire, Reino Unido, a la vez integrante del Grupo Asesor Técnico y Estratégico de la OMS para Riesgos Infecciosos, ha desarrollado un extenso paper en el que toman en consideración cientos de experiencias y reacciones en torno a las prácticas de prevención y de tránsito de la enfermedad.

En su informe indican que el SARS-CoV-2 no parece comportarse epidemiológicamente como el virus de la influenza y continúa resurgiendo en grupos o brotes, no siempre en oleadas con una transmisión comunitaria rápida y generalizada. Con una respuesta de salud pública más precisa y con base epidemiológica que incluya la búsqueda activa de casos, el rastreo de contactos y estrategias de prueba estratégicas, los brotes causados por el SARS-CoV-2 se pueden contener y la propagación en la comunidad puede reducirse a un nivel más manejable.

Algunos países de Asia y Europa (por ejemplo, Corea del Sur, Japón, Hong Kong, Singapur, Vietnam y Alemania) han demostrado que este enfoque mantiene la transmisión a niveles sostenidamente más bajos y más seguros que en los que no siguen este enfoque, evitando así el aumento de pacientes en los establecimientos de salud y disminuyendo la mortalidad general.

Este modelo se basa en tres principios: comprensión, confianza y participación de todos los grupos de población; disminución de la transmisión del SARS-CoV-2 mediante intervenciones epidemiológicas y de salud pública básicas; y reconociendo que cualquier posible vacuna y tratamiento contra COVID-19 solo será parte de la solución y que funcionará mejor junto con una estrategia general de salud pública a largo plazo. “Los componentes de esta respuesta de salud pública de base epidemiológica a la pandemia de son familiares para los especialistas en salud pública, pero han sido desatendidos o no se entienden adecuadamente en algunos países, tanto por los líderes como por el público en general”, aseguraron.Cuarentena, coronavirus y COVID-19 se encuentran dentro del podio de las palabras más buscadas en Google en 2020 (Shutterstock)Cuarentena, coronavirus y COVID-19 se encuentran dentro del podio de las palabras más buscadas en Google en 2020 (Shutterstock)

Volver al mundo

Junto con esta respuesta integral, se necesita una evaluación continua de la mejor manera de reanudar los viajes internacionales. La mayoría de los países se han centrado en éstos como un riesgo para la reintroducción del virus y utilizan varias estrategias de mitigación de riesgos (por ejemplo, pruebas de PCR de viajeros internacionales y aislamiento voluntario u obligatorio después de la llegada).

Sin embargo, en palabras de los profesionales “no existe una manera óptima de prevenir la importación del coronavirus, sin importar cuán rigurosamente se apliquen las cuarentenas y las pruebas, debido al rango en el período de incubación, el espectro de la enfermedad (con patología subclínica y leve en muchas personas infectadas), el hecho de que muchos viajeros regresan a sus hogares con otras personas que no están en cuarentena y el número de días después de la infección hasta el momento en que la prueba de PCR se vuelve positiva”.

Otras medidas que podrían ser igualmente o más efectivas incluyen instar a los viajeros a controlar su salud y recomendar que no viajen cuando estén enfermos; interrogar a los viajeros sobre su estado de salud inmediatamente antes de viajar; apegarse a las medidas de higiene personal, distanciamiento físico y uso de máscaras en público cuando el distanciamiento físico no es posible; informar enfermedades al país de destino; y asegurar la implementación de medidas para proporcionar entornos de viaje seguros.Los diferentes estados debieron adaptar sus estructuras para garantizar medidas tales como el distanciamiento social, los controles de temperatura corporal y el aislamiento para aquellas personas con síntomas compatibles con COVID-19 (Shutterstock)Los diferentes estados debieron adaptar sus estructuras para garantizar medidas tales como el distanciamiento social, los controles de temperatura corporal y el aislamiento para aquellas personas con síntomas compatibles con COVID-19 (Shutterstock)

Muchos países consideran que viajar es más seguro desde lugares con baja circulación de SARS-CoV-2 y una gran capacidad de contención de brotes, y están ansiosos por obtener información creíble sobre el estado de infección y transmisión de otros países. Sin embargo, los informes de casos de la OMS disponibles se basan en infecciones por coronavirus confirmadas por laboratorio y dado que las estrategias de prueba varían según el país “no son una indicación precisa de las verdaderas velocidades de transmisión. Se requiere con urgencia la identificación y el uso de indicadores más significativos del estado de la infección y la transmisión”, indican.

Las vacunas, la terapéutica y el diagnóstico son importantes para la respuesta a la pandemia y, si se demuestra que alguna de las vacunas candidatas es segura y eficaz, probablemente se utilizará antes de la aprobación total mediante autorizaciones de uso de emergencia u otras estrategias. “En términos de tratamientos, el uso de glucocorticoides para pacientes críticamente enfermos es ahora la mejor práctica sobre la base de la evidencia de los ensayos clínicos”, afirman. En tanto se siguen investigando otras terapias, incluidos los antivirales (análogos de nucleósidos y preparaciones de anticuerpos) y los inmunomoduladores. Se están evaluando múltiples pruebas de diagnóstico para ácidos nucleicos, antígenos y anticuerpos, incluso mediante una asociación entre la OMS y la Fundación para Nuevos Diagnósticos Innovadores (FIND).

A medida que los resultados de esta investigación estén disponibles, los países podrán tomar decisiones sobre qué pruebas cumplen con sus propios estándares y se ajustan a sus estrategias de prueba. Un ejemplo es el anuncio de la OMS, FIND y el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria sobre la provisión de pruebas diagnósticas de detección rápida de antígenos en el lugar de atención validadas externamente para el COVID-19.La investigación de The Lancet indagó en la respuesta dispar de las naciones frente al coronavirus (Shutterstock)La investigación de The Lancet indagó en la respuesta dispar de las naciones frente al coronavirus (Shutterstock)

Dado que otras pruebas de diagnóstico se validan externamente, deben estar ampliamente disponibles a través de ACT Accelerator y otros mecanismos de acceso. “A pesar de la urgencia de identificar terapias y vacunas efectivas, las reglas de la ciencia y la ética de la investigación clínica no cambian en el contexto de una pandemia. La forma más eficaz de desarrollar vacunas y terapias es a través de ensayos con criterios de valoración sólidos de seguridad y eficacia”, sentencian.

Con el conocimiento actual, incluso en ausencia de vacunas o tratamientos y un conocimiento integral de la respuesta inmune, los países pueden navegar por vías para reducir la transmisión, disminuir las enfermedades graves y la mortalidad, y disminuir la disrupción económica en el corto plazo.

A pesar de las tensiones geopolíticas, la información que contribuye a una mayor comprensión del COVID-19 continúa compartiéndose dentro de la comunidad científica y con la OMS. Los viajes internacionales están aumentando, los sectores económico y educativo están reabriendo y los países se están beneficiando de las experiencias de otros mientras continúan viviendo con la pandemia de COVID-19 y desarrollan estrategias de control más efectivas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Conectados

38,650FansMe gusta
5,236SeguidoresSeguir
2,499SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img

Locales

Noticias Relacionas