15 C
Necochea
InicioPolíticaEl jefe político de Gonzalo Diez denunciado por misógino

El jefe político de Gonzalo Diez denunciado por misógino

La noticia generó un cimbronazo político. El presidente de la UCR necochense, Alberto Esnaola, fue acusado de misógino y maltratador. Lo que llamó más la atención es que las acusaciones no provinieran de algún sector opositor al oficialismo radical, sino del propio núcleo del líder del Comité Abásolo. Fue la, hasta ayer, vicepresidenta María José Cabretón, hermana de la concejal Felicitas y muy cercana en su momento a Esnaola, quien, cansada de las expresiones misóginas y situaciones de maltrato ejercidas por el jefe político de Gonzalo Diez, decidió renunciar y hacer públicas sus razones.

“Hoy 7 de octubre de 2021, después de habermelo planteado bastante, he decidido renunciar al cargo que ocupo dentro del comité Emiliano Abasolo , el cargo de vicepresidenta, hace ya tiempo, muchas cosas x parte de la dirigencia puntualmente del presidente del partido, no las comparto y siento que si estoy dentro soy cómplice.. en diferentes oportunidades el mencionado dirigente se ha referido a las mujeres de una manera casi misógina y/o cosificante”, señaló públicamente María José Cabretón en su cuenta de Facebook.

También explicó que parte de las expresiones misóginas de Esnaola se expresaron hacia su hermana, la concejal Felicitas Cabretón, con quien dejó en claro que tienen diferencias políticas, “manifestando odio a través de redes, y faltas de respeto hacia una mujer, un emblema del partido radical con años de laburo y militancia como es la concejal felicitas cabreton, que casualmente es mi hermana y no es x está condición de parentesco q tomo esta determinación…. Porque de hecho con mi hermana militamos distintas listas en la última interna político partidaria, y tengo varias diferencias siempre de política hablando, pero la falta del respeto a una mujer ya no la tolero más, hoy el presidente de la UCR en un medio radial trato a esta concejala radical de haber sido de Nueva Necochea y hoy estar retornando al partido, cuestión que fue la gota que colmo mi vaso al menos!!!!«.

La noticia de la renuncia de Cabretón desató un escándalo cuyas consecuencias todavía no se conocen. Y es que resulta imposible separar el nombre de Alberto Esnaola del de Gonzalo Diez, primer candidato a concejal por la UCR en estas elecciones legislativas. Diez ha sido siempre el protegido político de Esnaola y fue éste el que lo ungió como candidato desatando una crisis interna que llevó a la ruptura del partido y la presentación de dos listas en las PASO, la impulsada por Esnaola con Diez a la cabeza, y la que buscaba darle una renovación al partido de Yrigoyen y Alfonsín, encabezada por Graciana Maizzani Haro.

Diez vio siempre a Esnaola como un padrino político y su cercanía nunca fue puesta en duda. De hecho, la acción más recordada de Diez durante sus ocho años como concejal entre 2007 y 2015, fue haber “atajado” un botellazo dirigido a Esnaola durante una candente sesión en el recinto legislativo, cual Sargento Cabral defendiendo a su San Martín.

Independientemente de los hechos concretos que motivaron la renuncia de la ahora exvicepresidenta de la UCR, los agravios y descalificaciones de Esnaola no son una novedad. Con un estilo particularmente vehemente, el caudillo radical se dirigió en términos repudiables hacia el concejal Bartolomé Zubillaga como un “gordito simpático” a raíz de un conflicto mantenido entre ambos, e hipotetizó, a través de la misma carta abierta que “usted pertenece a ese grupo que seguramente sufría del bulling durante su infancia y adolescencia en donde debía llevar la pelota e ir al arco para poder jugar al fútbol”, expresiones condenables en las que el dirigente radical se burló de los problemas de obesidad del actual concejal. A modo de respuesta, Zubillaga anticipó que pedirá un resarcimiento económico a Esnaola por sus acusaciones, del cual una parte será donada a la Asociación de Lucha contra la Obesidad (ALCO).

Algunos rumores apuntan que Esnaola estaría considerando seriamente dar un paso al costado en la conducción del Comité Abásolo. A un mes de las elecciones, en el entorno de Diez no quieren que el escándalo con Esnaola salpique la imagen de la lista radical y aceptarían de buen grado el sacrificio del presidente para intentar despegar a Gonzalo Diez de su jefe político.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img
spot_img

Locales

Noticias Relacionas