4.2 C
Necochea
InicioColumnaArte y Psicoanálisis

Arte y Psicoanálisis


*Por la Dra. Valentina Esrubilsky

El arte está relacionado con las emociones y sensaciones humanas. Es reflejo de la
cultura de una población, de un país, de una religión, de una época, en determinada
situación, lugar y tiempo.

El arte brinda la posibilidad de expresar sentimientos, deseos mediante las
representaciones simbólicas que encontramos en personajes de la escritura, pinturas,
dibujos,colores, esculturas, música, danza . Despiertan emociones que provienen del
inconsciente y son entonces de gran ayuda para elaborar situaciones individuales, de la
sociedad en general y de los acontecimientos de la historia.

El arte está relacionado con la época y el contexto y también influye en los
acontecimientos sociales como medio de comunicación y de denuncia. Observar y
conocer el arte de un país, de una región, permite conocer su historia.

Es una herramienta de denuncia social, ya que con sus obras tocan los sentimientos más
profundos del espectador, promoviendo que éstos se logren ubicar en el lugar de los
otros con todo el abanico de emociones: alegría, tristeza, amores y odios.

Todo lo que el individuo produce es creativo, corresponde a la condición de estar vivo.
Está presente en la simbolización, la formación de sueños, fantasías y ensoñaciones.
Nosotros los analistas vemos el juego de los niños como una expresión de la fantasía, es
placentero, es elaborativo de situaciones emocionales vividas ó fantaseadas y es una vía
de comunicación. Procuramos cambios psíquicos, mediante el juego, de por sí
terapéutico, produciéndose cambios a través de la creación y transformación de la
fantasía expresada en este.

Quizás la búsqueda del artista, tenga que ver con encontrar
una producción lo más cercana a la posibilidad de recuperar e inmortalizar una
experiencia, un vínculo significativo, una persona emocionalmente importante , sea cual
fuere el tipo de sentimiento. Esa imagen creada satisface el deseo inconsciente del
artista, hombre común, de volver a la experiencia, al tiempo ya pasado; ese es el placer
que proviene de una obra de arte. Pero la realidad se impone y reaparece la evidencia de
la ausencia. Es entonces que aparece el impacto frente al acto u obra creada,
nuevamente se experimenta la ausencia ó la falta de aquella ilusión creadora. El artista
no se resigna a aceptar la renuncia de lo ya vivido, de lo perdido y encuentra en su
mundo de fantasías la posibilidad de recrearlo. De esta manera, nuevamente, se
estimula a una nueva producción.

El artista tiene un agudo sentido de la realidad, tanto interno(sabe que es fantasía)
como externo( uso adecuado de los materiales)y lo que motiva su trabajo es una
necesidad emocional interior de poder expresarse en un lenguaje sensorial.

La creación de un trabajo de arte es una producción personal, es procrear, es la
posibilidad de dar y desarrollar un proyecto propio, íntimo, único, “ gestar y dar a luz”
Que hace que la obra de arte sea una experiencia satisfactoria para el público? Incluye
una revivicencia inconsciente de la experiencia de creación del artista.

Dice Freud” Lo que el artista se propone es despertar en nosotros una constelación
mental idéntica a la que en él produjo el impulso de crear”.

Finalmente el arte es el placer de expresarse en un lenguaje elegido casi involuntaria y
espontáneamente aportando del mismo modo, el alivio de comprender y elaborar algo
de las vivencias humanas.


*Médica psiquiatra infantojuvenil
Psicoanalista miembro de la Asociación Psicoanalítica de Bs As

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img
spot_img
spot_img

Locales

spot_img

Noticias Relacionas