Andrea Cáceres e Ignacio Barrena molestos con el Departamento Ejecutivo por la indiferencia y falta de respuestas

Malestar en UNIDAD CIUDADANA por la indiferencia y falta de respuestas por parte del Departamento Ejecutivo, a sus pedidos.

Según trascendió, los concejales Andrea Cáceres y Ignacio Barrena, que integran el bloque de Unidad Ciudadana, se habrían mostrado muy molestos por el ninguneo que el intendente municipal Facundo López estaría llevando a cabo con respecto a sus pedidos.

Y es que en tres oportunidades fue solicitada la presencia el funcionarios del Departamento Ejecutivo en el recinto del Concejo Deliberantes para brindar explicaciones, los cuales nunca aparecieron.

A la ausencia de funcionarios en la comisión sobre temáticas de género y a la convocatoria para abordar cuestiones relativas al barrio de la terminal y sus problemáticas, los ediles suman la no remisión de la información requerida con motivo del fallecimiento uno de los competidores de la carrera Héroes Raid Series Cross de aventura, realizada en el parque Miguel Lillo, competencia, la cual, no habría contado con la debida autorización municipal, agregándose ahora también, la ausencia a la comisión de salud del Secretario General del Municipio, Dr. Mario Gygli.

En esta ultima oportunidad, el Dr. Mario Gygli, habría dejado plantados a los concejales de todas las bancadas, quienes estaban esperando las explicaciones correspondientes a las graves denuncias que sobre la facturación del hospital Municipal Ferreyra, estadísticas y otras irregularidades, realizaron la semana pasada en medios periodísticos, los exfuncionarios de la actual gestión, Ernestina “Tini” Inda y Pedro Barrientos.

Con respecto a esta última cuestión, según se pudo conocer, los ediles Cáceres y Barrena además de molestos, también estarían preocupados por la conducción hoy de la salud en el distrito de Necochea,  desde que sostienen que siendo un área medular de la comuna hoy se encuentra acéfala y a la deriva, debido a la renuncia del Subsecretario de Salud Pedro Barrientos.

Los concejales de Unidad Ciudadana ya no pueden ocultar su enojo, ante el destrato del Intendente Municipal, quiénes junto a otros concejales, ante la falta absoluta de respuestas y explicaciones, sumado a las reiteras ausencias y el ninguneo padecido, estarían analizando la posibilidad de realizar denuncias penales como asi también formalizar el pedido de interpelación de funcionarios, lo cual anticipa un inicio de las sesiones del Concejo Deliberante más que movido.-

Por Rodolfo Dargelos.

El dilema de Gonzalo

Por Nazareno Cruz, implacable observador de la realidad necochense

Gonzalo Diez tiene una idea fija desde el año pasado, mejorar la calidad de vida de los necochenses para eso sabe que debe ser intendente, en lo posible en 2019. Las chances son altas y la realidad y la actualidad de Necochea alimentan esa ambición. Otro dato es que esa ambición es compartida no sólo por él y su grupo político de confianza sino por la gran mayoría de los radicales sean orgánicos o no. Todos ven en Gonzalo la persona que puede llegar al sillón de murga en 2019, si a 8 años que el radical Daniel Molina dejó la comuna.

 Pero antes de eso está la realidad.  Y en política esta puede ser muy cruel y cambiante.

Por eso en vez de prepararse para llegar a toda la comunidad, Gonzalo Diez y los suyos ahora gastarán parte de sus fuerzas -probablemente- en las elecciones internas del Comité Emiliano Abasolo, donde Diez sería uno de los candidatos a la presidencia.

Y es sabido como pueden ser las internas radicales, no hay que hacer mucha memoria para recordar las batallas entre la Línea Nacional y Renovación Cambio, o las más cercanas entre el MODESO o la CON en los ´90, donde corría sangre en la calle 57.

Hasta hace pocos días ésta no iba a ser más que una elección protocolar de acuerdos efímeros que iban a dejar a todos contentos, algo que se hace necesario en el centenario partido de cara al 2019 donde -saben- tiene muchas chances de erigirse no sólo en los conductores de Cambiemos en Necochea sino también de tener el candidato a intendente de esta coalición.

Pero primero fue Pedro Del Izarbe quien dejó entrever que el espacio que el lidera buscará la presidencia del cuerpo, por lo cual lo abrió la caja de pandora, donde ni lerdo, ni perezoso Damián Unibaso se anotó con el apoyo de la Juventud Radical. Y hace unas horas, con sorpresivos llamados de históricos dirigentes, se conoció que el rumor de la candidatura de Gonzalo Diez es cada vez es más fuerte.

Ustedes se imaginan a Diez debatiendo con el joven Damián Unibaso o el experimentado Pedro Del Izarbe.   Raro no, pero bueno es una apuesta grande la de Diez, un riesgo.

Más teniendo cuenta que su idea y sus palabras de hace mucho tiempo son al conjunto de la comunidad, por lo cual ahora deberá cambiar el chip y hablarle al afiliado, ese que siempre quiso la lista 3.

Lo más increíble es que no se llegue a un acuerdo con alguna de las listas de manera de preservar el caudal de votos del 2017 y la consideración que hoy tiene la UCR y Diez tiene en la sociedad de nuestra ciudad, tal como lo informará una encuesta que difundió Necochea Digital hace unos días.

Por todo, esto Gonzalo Diez está ante un dilema, ser o ser esa es la cuestión. La presidencia del Comité está ahí, enfrente, pero un tránsito tranquilo y fortaleciéndose a cada paso hacía el sillón de Murga es más seductor. Sólo Diez sabe cuál será el camino que elegirá.

Eso sí, está más que claro que a los que antes les convenía ir a una asamblea para elegir candidatos, hoy le huyen.

“¿Este es el progreso?”

Más allá de su excelente facturación estética, ¿qué es lo que nos atrapa de series como Peaky Blinders, protagonizada por una familia de gangsters de los bajos fondos de Birmingham donde, en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, las mafias y el IRA campan a sus anchas mientras los movimientos revolucionarios de izquierdas agitan, tras el éxito en Rusia, el ambiente en las insalubres fábricas?.
No hay duda, lo mismo que nos atrapó de Los Soprano, The Wire o Breaking Bad: la habilidad de sus creadores para desdibujar las fronteras del bien y el mal.

En esta serie británica emitida originalmente por la BBC Two, el entonces ministro Winston Churchill encarga al inspector jefe de la Policía, el despiadado y puritano Chester Campbell (este sí, un personaje ficticio), la misión de recuperar unas armas que han sido robadas. En su cruzada contra esos malhechores que son los Peaky Blinders, el polizonte se expresa de esta manera cuando le informan de que el líder de esta mafia, el temible Thomas Shelby, va a contratar a una secretaria personal: «The pretensions of these hoodlums are quite breath taking», que en los subtítulos en español de Netflix es: «Las pretensiones de estos rufianes son bastante escandalosas». El espectador sabe que el inspector jefe también tiene pretensiones y que por lo general están a cientos de miles de
kilómetros de lo que podría considerarse justo.
En cualquier caso, ¿QUIEN NO TIENE AMBICIONES?.
Otra cosa –QUIZA LA MÁS IMPORTANTE–
“Es lo que cada uno hace para alcanzarlas”.
«En los últimos 200 años hemos mejorado, y mucho, en aspectos como la pobreza extrema, la alfabetización o la mortalidad infantil»
Saltamos así, acaso con paracaídas, sobre la idea del progreso, una de las más manoseadas, prostituidas y cuestionadas de la historia moderna. El progreso no es solo un gran mito ilustrado ni un lugar común donde descansan el capitalismo dominante y la
ciencia moderna. El optimismo no goza de gran prestigio intelectual, pero los gráficos que publicó el economista y profesor de la Universidad de Oxford Max Roser se hicieron virales y demuestran cómo en los últimos 200 años hemos mejorado, y mucho, en SEIS
asuntos muy conectados con los Objetivos del Desarrollo Sostenible: POBREZA EXTREMA.
EDUCACIÓN BÁSICA.
ALFABETIZACIÓN.
PERSONAS QUE VIVEN EN DEMOCRACIA.
VACUNAS Y MORTALIDAD INFANTIL. Detengámonos al menos en dos de las tablas que Roser elaboró:
1) Desde el año 1990, cada día se reduce en 130.000 el número de personas que sufren
pobreza extrema.
2) En el año 1820, solo una de cada 10 personas mayores de 15 años sabía leer y escribir.
En 1930, era una de cada tres. Y hoy el porcentaje llega al 85% en todo el mundo.
Le daremos siempre la razón a quien responda que esas cifras no son motivo para la autocomplacencia. Por eso insistimos en la ECONOMÍA CIRCULAR. En Bangladesh se caen los edificios donde miles de trabajadores en régimen de esclavitud confeccionan la
ropa que mañana vamos a comprar en un centro comercial.
Catorce millones de niñas son obligadas a casarse con adultos cada año y 3,5 millones son víctimas de la mutilación genital.
Nuestra actividad industrial ha provocado el calentamiento global y más de 20 millones de personas son hoy refugiados climáticos.
Cada segundo, arrojamos 200 kilos de plásticos al mar.
Con la llegada del verano, me detengo en una imagen, que siempre he asumido como un fracaso ético y estético de esa idea del progreso que quizá se volvió peligrosa cuando  algunos la elevaron a un altar: parte esencial del patrimonio natural español, fue destruido
por el ladrillo y la especulación bajo la tramposa coartada de la democratización.
Algunas facturas de toda esta destrucción creadora aún no sabemos cómo las vamos a pagar.

Por Diego Balverde
CEO PETROGEN
Presidente de la Comisión de Energía de la Honorable Cámara de Diputados.
Presidente de la Comisión de Energías Renovables de la Cámara Argentino China.
Presidente de la Cámara Multisectorial de Energías Renovables (CA.MU.ER)

Elegido por nuestros editores