El primer cementerio robot, con todo y funerales, ya está abierto

Rusia es un lugar muy loco, no en balde, existen incontables videos de rusos realizando actos incomprensibles. De hecho, recuerdo un video que no tenía sentido, en el que un dúo de ebrios rusos se agarraban a golpes, mientras un tipo disfrazado de Bender, el robot de Futurama, intentaba detenerlos. El amor y odio por los robots en Rusia es algo normal, porque es común encontrarse en sus calles a robots, tanto en manifestaciones políticas, viajes en motocicleta o en grandes intentos de escapes.

Recientemente se volvió viral un video en el que un robot modelo Alantim era agarrado a golpes por un ruso enloquecido, que lo golpeaba sin piedad con un bat de beisbol:



Por eso, sólo en una nación tan peculiar como Rusia, el robot atacado pudo tener un funeral digno. Para atender como se debe al pobre robot, se celebró una ceremonia en Moscú, que dio por inaugurado el primer cementerio robot. La ceremonia fue presidida por otro robot Alantim, que dijo emotivamente: “Incluso los robots no son eternos”.

La extraña empresa es una idea original de Olga Budnik, un ingeniero del centro tecnológico Phystechpark, que decidió que ya es momento de comenzar a tratar dignamente a los robots y otros componentes electrónicos que usamos a diario, y que en un punto de nuestra vida debemos remplazar por un modelo nuevo. Por eso, aprovechó el incidente que truncó la vida productiva del robot para mostrar a los locos rusos que los robots deben tratarse con respeto… aunque no tanto como para tener un ataúd de verdad, sino una caja enorme, similar a la que envuelve a las computadoras nuevas.

“Alantim era un robot realmente bueno. Era solidario, siempre cortés, siempre feliz de ver a cualquiera. Ya sabes, era como una mascota. Y [el cementerio] fue una idea para enterrarlo como a una mascota. No nada más desmontarlo o tirarlo a la basura. Es una forma de decir adiós”, declaró Budnik.

El funeral fue una forma ingeniosa de protesta en contra de los vándalos que atacan indiscriminadamente a los robots Alantim, que se usan para experimentos y servicios en Rusia.


La ceremonia funeraria del robot fue tan popular en Rusia, que Budnik empezó a recibir cientos de peticiones de locos rusos para realizar funerales para sus smartphones, computadoras e incluso robots de juguete, al estilo 2-XL. Por eso el ingeniero abrió un pequeño local dentro del Phystechpark que pretende ser un cementerio robot a toda regla, además de permitir llevar a cabo ceremonias funerarias para los componentes electrónicos.

“Por el momento, el cementerio parece una instalación de arte. Incluye una enorme caja de cartón y el robot muerto. Inicialmente, queríamos poner a prueba el interés de la audiencia. Ahora, es obvio que un cementerio robot es algo que a las personas les gusta tener cerca. Llaman mucho a Phystechpark para preguntarnos si pueden traer sus dispositivos a una ceremonia para decirles adiós”, indicó Budnik.

No se trata de una chatarrería o un basurero, sino de un auténtico cementerio para robots. Hasta ahora, la solicitud más emotiva que ha recibido Budnik proviene de un niño, que dijo que quiere llevar a su coche de control remoto, que era su juguete favorito, para realizar una ceremonia funeraria.

Si bien el negocio de Budnik comenzó como una manera ingeniosa de intentar que no dañen a los robots, él sostiene que tiene mucho potencial comercial, sobre todo porque todos estamos cada vez más apegados a nuestros productos electrónicos.

Un tipo que sabe que una descripcion esta hecha para decir algo que no termina siendo nada.

Disputa entre el Chino Maradona y su ex, la necochense, Vanesa Carnevale

Walter Christian Machuca, más conocido como el Chino Maradona, está involucrado en un nuevo escándalo con Vanesa Carnevale, su ex pareja y madre de su hija Uma, la pequeña de diez meses.

Desde que se distanciaron, no lograron tener una buena relación y tienen constantes peleas. Ella decidió salir a los medios para contar que el sobrino de Diego Maradona no le paga la cuota alimentaria que le corresponde a su hija.

Vanesa se encuentra en Necochea con su hija UMA.

“Le escribí 1.800 mensajes porque me dejó tirada con mi bebé”, dijo Vanesa en el programa Nosotros a la mañana. “Me hago cargo que le dije de todo. Y lo iba ir a buscar también para que en la cara me dé una explicación de por qué no se hace cargo de mi bebé”, agregó indignada.

El enfrentamiento empeoró con el paso del tiempo y los mensajes de amenazas e insultos entre ambos fueron subiendo de tono, a tal punto que el Chino le escribió: “Vos estás mal de la cabeza, ahora te voy a mandar a hacer mierda”. 

“Me estoy por quedar en la calle con mi beba. No tengo para comprar una leche y el señor se ofende. ¿Qué querés que le diga?”, expresó Carnevale. “Yo estoy desesperada. Llegué acá porque no me dio bola, ya estaba desquiciada. Yo quiero que se haga cargo de mi hija”, finalizó.

El sobrino de Maradona en el que reconoce su error: “Tengo 700 mensajes de ella amenazándome a mí y a mi novia. Le puse eso porque me cansó. Pero reconozco que me equivoqué. Me están cagando a pedos por poner eso”. 

Esta no es la primera vez que el Chino está involucrado en un escándalo. Durante el verano, Diego le pidió a través de su abogado Matías Morla que deje de usar el apellido Maradona (que es una marca registrada) para promocionar Soñadores 2, la obra que estaba encabezando en Mar del Plata.

“Calesita de la muerte”: el nuevo y peligroso desafío viral que alarma

Un chico de 11 años debió ser hospitalizado luego de ser obligado a realizar un brutal reto viral. Los médicos aseguraron que fue sometido a un fuerza gravitacional comparable a la que sufren los astronautas. IMÁGENES SENSIBLES.

Tyler Boome, de 11 años, estaba en una plaza de la localidad inglesa de Turxford jugando con amigos cuando un grupo de jóvenes desconocidos lo forzaron a subirse a una calesita. Con el chico arriba, comenzaron a hacer girar la calesita con la rueda de una moto.

El chico terminó inconsciente y tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital.

Los médicos descubrieron que tenía la cabeza muy hinchada y que le habían estallado varios vasos sanguíneos. Como consecuencia de estas lesiones, el adolescente podría sufrir daños permanentes en el cerebro y en la vista.

Los médicos que lo trataron explicaron que el nene fue sometido a una fuerza gravitaroria comparable a la que sufren pilotos y astronautas.

La madre de Tyler, Dawn Hollingworth, compartió las fotos de su hijo en las redes para advertir los riesgos de este peligroso desafío viral. Explicó que el nene todavía está en el hospital con mucho dolor y problemas en la vista.

“Su visión es borrosa y sus ojos están rojos, llenos de sangre. Los médicos dijeron que si no estuviera en forma y sano, podría haber sufrido un derrame cerebral y morir“, explicó.

Elegido por nuestros editores