13/04/2024

Provinciales

Las habilidades de la juventud

15/07/2023 |



El Día Mundial de las Habilidades de la Juventud se celebra cada 15 de julio para instruir y concientizar a la población mundial acerca de la importancia de la adquisición de habilidades en los jóvenes. Dicha resolución expresa también preocupación por el elevado número de jóvenes desempleados y reconoce que el fomento de la adquisición de habilidades mejoraría su capacidad de tomar decisiones, además los empoderaría de manera que puedan acceder al mercado laboral en evolución.

¿Y qué son las habilidades?

Las habilidades son las capacidades de realizar algo satisfactoriamente y con facilidad. Si bien las habilidades son generalmente innatas también pueden adquirirse y ser desarrolladas a lo largo de la vida.

En los primeros años, los cuidadores tienen mayor incidencia en la realización de variadas actividades, promoviendo así distintos intereses y motivaciones. En la adolescencia los jóvenes participan más activamente en la elección de aquellas actividades que favorecen su desarrollo y maduración, es un período decisivo en la vida para la adquisición de recursos que permitan su crecimiento personal e inversión social. Si bien en esta etapa los jóvenes anhelan independencia y autonomía, el estímulo y acompañamiento por parte de los adultos sigue siendo de suma importancia.

Existen habilidades duras y blandas. Las primeras son aquellas que incluyen conocimientos técnicos y refieren a capacitaciones específicas. En contraposición las blandas son características personales que no se cuantifican de maneja objetiva, así como por ejemplo hay rasgos de personalidad que hacen que alguien sea un buen comunicador o un pensador analítico etc. Lo que tendrían en común es que generalmente ambas en mayor o menor medida pueden ser pueden desarrolladas y perfeccionadas.

Autoestima y habilidades

Tal como se planteó, la adolescencia es un período crítico para la adquisición y práctica de habilidades ya que existe una relación directa entre ellas y la autoestima. El desarrollo de las mismas pueda incidir en la autovaloración del sujeto. Por ejemplo, un adolescente que practica alguna actividad extracurricular logrando realizarla de manera exitosa puede generar más aceptación en su entorno y consecuentemente influiría en el aumento de su autoestima. Lo mismo puede ocurrir con algún rasgo de carácter. Adicionalmente el autoconocimiento es clave tanto para el desarrollo como para el logro de metas personales y relaciónales. 

Las habilidades sociales juegan un papel muy importante para la valoración del adolescente entre sus pares, no sólo por su dimensión relacional, sino por su influencia en otras áreas de la vida del sujeto. Los estudios han puesto de manifiesto que la carencia de habilidades sociales asertivas favorece la aparición de comportamientos disfuncionales ya que pueden incidir negativamente en la consolidación de la identidad.

Es de suma importancia escuchar sus opiniones, respetarlas ya que es un momento en que su autoestima es más frágil y el adolescente necesita una valoración positiva externa para desarrollar su personalidad, de esta manera a partir del apoyo de los adultos, mostrarán más tolerancia hacia el mundo, más confianza y capacidad para afrontar la adversidad. 

Los jóvenes son el hoy

Si bien apoyarlos, escucharlos, darles valor es fundamental para su crecimiento y desarrollo. También es altamente beneficioso para los adultos la participación activa de los jóvenes ya que resulta fundamental para generar cambios y evolucionar, tenemos unos jóvenes que se preocupan por el medioambiente, el cambio climático, lo social, etc. En ellos abunda el entusiasmo, las ganas, la motivación, además poseen una gran fuente de talentos, son quienes nacieron en la era digital. Es importante no perder el contacto y estar abiertos a aprender también de ellos. 

Siempre referimos que los niños y los jóvenes “son el mañana”. Y en esta frase, tal vez omita de que también “son el hoy” con ideas, con sueños que cumplir y un mundo por descubrir.

¿Qué podemos hacer entonces para ayudarlos a desarrollar sus habilidades?

Evitar discriminarlos por su falta de vivencias siendo empáticos, receptivos garantizándoles oportunidades de participación, apoyar sus proyectos, sus ideas, valorar sus esfuerzos y alentarlos. Y de esta manera ellos crecerán más sanos, confiados, saludables y eso también tendrá un impacto positivo en el mundo que nos rodea.

Lic. Nadina Camus.

Miembro APdeBA.