04/03/2024

Locales

¿Violencia de género de algunos dirigentes de la Agrupación?

03/12/2023 |



*Por Miguel Abalsamo

Una desorientada Agrupación Comunal Transformadora (ACT), incurrió, a través de un grupo de su partido, en una situación casi limité con la violencia de género ante la joven concejala del sector, Mariela Maceiro, quien fue elegida por el voto popular hace dos años, y solamente comete   el “tremendo error” de decir las cosas como son no como las quieren ver frente al espejo algunos integrantes que retornaron al vecinalismo después de los 10.000 votos conseguidos en la elección legislativa del año 2019, cuando aparecieron algunas nuevas caras sin los maquillajes tradicionales que habían colocado al partido casi en desaparición, o al menos en la soledad de acompañamiento en las urnas.

La violencia verbal, esgrimida por algunos de sus componentes en actitud agresiva, que nunca se debe tener con ninguna persona dentro del marco democrático, menos aún con una mujer, traspaso la línea, donde las críticas lógicas dejaron paso a la agresión verbal, ataque a la postura de la concejala, quien solamente dijo que la ACT. no iba por el paso correcto, algo que quedó corroborado en la débil eleccion de meses atrás, y que no acompañaría al dubitativo edil, Juan Arabarco, quien un día renuncia, al otro quiere jugar la Copa Libertadores, no dijo nada de la segunda vuelta electoral entre Milei-Massa, y a pocas horas del resultado conocido se colocó en posición de crítico del gobierno que se ira, con un aprovechamiento de ocasión visible,  además de coquetear con el oficialismo de Arturo Rojas, algo que conoce porque fue parte durante un tiempo de su equipo en el 19 cuando el intendente logró amplísimo triunfo, ahora tiene un ojo en la Comunal y otro en la posibilidad de ocupar un puesto en el área de Salud, mientras pasea sin pedir licencia por Brasil desconociendo su rol y la responsabilidad que una parte de la ciudadanía le dio como édil sin siquiera anunciar su viaje, cuando había criticado a otros por parecidas actitudes.

La palabra empeñada ( no firmada) por la ACT. fue desconocida, borrando lo escrito, que simplemente erá la presidencia del bloque de Arabarco en los dos primeros años y de Maceiro en este étapa 23-25.

La joven edil Mariela Maceiro fue objeto de presiones, “aprietes” muy duros por parte de un sector del partido, pretendiendo que la misma presente la renuncia para qué asume quien está detrás de ella, Juan Pablo de la Hera, candidato a concejal primero en la pasada elección, cargo al que no accedió por la muy mala performance electoral.

A Maceiro, al mejor estilo dictarial, hasta pretenden prohibirle aceptar la invitación a algunos medios periodísticos, algo nunca visto en 40 de democracia en Necochea, en una actitud sectaria e incomprensible y lo peor, pretenden cargarle la responsabilidad del desastre electoral por no haber tenido una activa participación, lo cual deja a las claras dos cosas, la primera la ridiculez del análisis y lo segundo, la tremenda importancia que tiene la edil ante la sociedad como para ser culpable del resultado obtenido.

¿Es violencia de género lo que sufrió Mariela Maceiro?

La violencia de género tiene muchas características, no solo la sexual, física o económica, sino la agresión verbal que provoca un grave daño psicologico, tanto en la esfera pública como privada.

Consultado dos abogados de Necochea, totalmente independientes de actividad política, simplemente para evacuar consultas profesionales, ambos me dijeron lo mismo….” es violencia emocional lo que consiste en minar la autoestima de una persona, menoscabarla en su actividad, denigrarla en lo suyo, insultarla e imponerle condiciones para que tome una determinación que beneficie a cierto sector”. Todo parecería encajar en esta compleja situación.

Más aún, en otra jugada que salta a la vista, como si la sociedad fuera tonta y los afiliados  o adherentes a la Agrupación Comunal Transformadora puedan ser llevadas de las narices adonde pretenden algunos, han convocado (previó anunció en Ecos Diarios)

a una asamblea con un objetivo, que la concejala Mariela Maceiro presente la renuncia para que sea tratada por el partido, con la excusa que también lo hará ( ¿el futuro funcionario de salud del intendente Arturo Rojas? ) doctor Juan Arabarco, a quien no se le aceptaría y si a Maceiro, una jugada tan tonta que la entiende un nene del Jardín de Infantes, es uma manera de ofender la inteligencia del afiliado o adherente de la ACT.

La pregunta es cómo reaccionará la parte femenina de la Comunal, no porque deba cerrar diferencias con la concejala, sino saber si se ponen en el lugar de la mujer y no siente que esa agresión debería dolerles de la misma manera, y porque mañana pueden ser ellas si no obedecen a los “próceres” del partido.

Algunas han reaccionado muy bien y han tenido contacto con Maceiro para decirle que a pesar de las diferencias jamás están de acuerdo con la manera de actuar de algunos dirigentes, que deberían estar preocupados por dos cosas, la primera, el apoyo que está teniendo la joven edil por parte de todo el arco político sin distinción ideológica, y segundo, más grave, es la consecuencia que puede tener la actitud hostil y agresiva en cuanto a la posibilidad de que profesionales estudiosos de la situación presenten una denuncia al respecto por violencia de género, con todo lo que significa en este presente.

Mariela Maceiro no se alejaría del ideario vecinalista, ni se sumaría a ningún otro bloque, en cuanto a aclarar lo que seguramente será parte del relato faláz de la ACT para querer exponerla ante los suyos, desde cualquier lugar que se encuentre tiene muy claro que las ideas que la llevaron al partido vecinal siguen intactas, y tendría su camino definido después del diez de diciembre, con un objetivo claro, llevar adelante los proyectos del sector, apoyar lo positivo que sea para el distrito de Necochea y discutir para mejorar lo que crea debe ser modificable, es decir, llevar a cabo una tarea que primero tenga la ciudad como prioridad por sobre los intereses individuales y la “politiquería” bajando la calidad de la discusión.