19/07/2024

Opinión

Entre la luz y la sombra. Reflexiones sobre el juego responsable

17/02/2024 10:50 |



El 17 de febrero se festeja el día internacional del juego responsable con la intención de concientizar acerca de la problemática de los juegos de azar. Comprendiendo, que, en ese rubro, el 17 es la “desgracia”, sería un desatino que esa fecha fuese puesta en forma casual. Fue propuesto por una entidad europea sobre el juego, y nuestro país lo adopto hace unos años atrás. 

Cuando reflexiono me urge primero ubicar y escribir desde una reseña poética, el malestar que he podido captar en aquellos que tienen una necesidad imperiosa de recurrir.

Adentrase en la oscuridad resplandeciente de un lugar asombroso donde la ilusión sobresale con mágica apariencia. Sentidos extremos que se apagan con sentarse. El tiempo es una anáfora continua que reclama su presencia. Del cual, precisar la realidad es un esfuerzo a obtener

Quería empezar reflejando estas líneas metafóricas de un padecer muy sentido del cual intento dar cuenta.  Entre el entretenimiento del azar y el ser humano se produce una dinámica tan particular y única. Esa interacción produce la continuidad del acto repetitivo, la incredulidad de la ilusión ganadora, la desestimación de la realidad al menos parcialmente. Estos hechos que transmito son palabras que han vivenciado aquellos que padecen la problemática del entretenimiento de azar, en un complejo entramado de múltiples variables que intervienen varios planos.

Hablar del entretenimiento de azar, es plantear una multiplicidad de variables interconectadas que se vuelve una madeja que no es tan fácil de ordenar. Para entender este tejido en el que actualmente está sostenido el sujeto que tiene un problema con entretenimiento de azar, hay que ir desarmando la madeja. Una madeja que se encuentrasostenida por políticas deliberadas y por un sistema que lleva años articulándose y que, en la sociedad actual, se supo aprovechar mejor que otros tiempos.

Para ir entendiendo el proceso, habrá que partir de la idea de que, el entretenimiento de azar incluye juegos reglados que están confeccionados para el mero entretenimiento. Puro placer hedonista, o sea, su centro es distraer. Podemos asociarlo con distraer la mente y la diversión “Cuando voy a ese lugar me olvido de todo” Una de las tantas frases que se pueden escuchar en los consultorios.

En este entramado que se va gestando, por un lado, están las grandes empresas productoras de entretenimiento de azar en todas sus dimensiones. El gran márketing y negocios, comoser sponsor de equipos de futbol, como antes los auspiciantes eran marcan de cerveza o tabacaleras. El vicio y el deporte, presente en intima conexión con el mundo empresarial. Por otro lado, la subjetividad relacionada con el azar, la suerte y el destino, relacionada con el par juego/jugar.

¿Por qué hablo de entretenimiento y no de juego? Porque el concepto de juego se toma muy a la ligera. La palabra juego es polisémica, encierra dos sentidos, uno que es el de la diversión, que tiene su origen deriva del Latin, Iocus, que significa “bromas”, “chiste”. El Iocus designa una frase en castellano “hacer algo con alegría”, pareciera que la palabra estaba reservada para cuestiones de índole coloquial, algo así como un juego de palabras, el bromear con las palabras. Aquello que surge y produce efecto. El sentido en el sin sentido. Huizingadirá “El juego, en cuanto a tal, traspasa los límites de la ocupación puramente biológica o física. Es una función “llena de sentido”. Es desde este lado que se entremezcla con el crear. El juego es parte y formadora de la subjetividad ser humano y está entrelazada con las vivencias personales que producen emocionalidad.

Por otro lado, la acción del jugar ya remite a cierto consenso social es una Interacción reglada con el medio.  Tenemos un estado de ánimo alegre cuando uno está entretenido, hay un fluir del espacio-tiempo que no está controlado.  “Ahí adentro se pasa el tiempo volando”

Además, hay otra palabra en castellano, poco utilizada para designar al juego que es lo Lúdico. Es un adjetivo derivado del latín, Ludus, tiene una concepción más específica, significa Entretenimiento, diversión, juego. Representaba a la Escuela de Gladiadores de la Antigua Roma, el LudusMagnus. Era una escuela donde los gladiadores, eran entrenados, tanto físicamente como mentalmente, estas escuelas eran gratuitas y controladas por el Estado. Con lo cual Ludus, tiene una parte de diversión, de entretenimiento y otra parte que es de formación. La palabra lúdico en nuestro vocablo actual se fue perdiendo, pero lo lúdico, en muchos contextos respondía a una significación del juego como aprendizaje. Aprender desde lo lúdico.

Con lo cual Juego y lúdico, desde lo etimológico-histórico, no refieren a lo mismo, sin embargo, desde reglas de la lengua castellana, pareciera que sí. Depende de los usos y contextos, sin embargo, se diferencian en su historia. Lo Lúdico, estaría relacionado con los conceptos de aprendizaje y entretenimiento, mientras que Juego, estaría relacionado al ejercicio de juegos sometidos a reglas, que involucran sentimientos subjetivados, derivados de ese entretenimiento o no. Con lo cual el juego tiene la dimensión afectiva intrínseca en sí mismo, surge de esa espontaneidad de lo inesperado. 

El gran tema de esta problemática son los bordes, las fronteras. Las limitaciones entre aquel que se divierte una vez, con aquel, que se divierte visitando 5 veces por semana los lugares. O, con el entretenimiento que puede tener uno que hace 20 años que participa. Similar pasa con los muchos que se pasan horas viendo al celular, con las aplicaciones de apuestas tan en boga en la actualidad. 

Mi gran duda en todo esto, es si cabría seguir Hablando deJUEGO. ¿Es juego?

Explorar y comprender ese mundo, del cual trataban de comunicar con mucha dificultad, aquellas personas que se animaban a descubrir ese mundo silencioso.” Nunca pensé que tenía un problema”, comentan. Los que inician tratamiento llegan agobiados por diferentes dificultades; desde no poder alejarse de los lugares de juego pasando por su insostenible economía, la cual oscila entre perder grandes pequeñas sumas de dinero; además de los temores de ser abandonados por sus vínculos, o ya encontrarse solos. El entretenimiento se fue transformando desde una idea inicial de divertimento al estar atormentados por sus recurrentes pensamientos de querer hacerlo todo el tiempo. En esa maraña de sucesos, de la cual hay una mudanza de una idea de diversión a una, de salvación “económica” en la cual se instala la repetición condenatoria.

Lic. Facundo Michelena. 

Matricula Nac 37298

Licenciado en psicología y analista en formación IUSAM (Instituto Universitario de Salud Mental)