21/04/2024

Nacionales

Aumentos sin fin

Aumento en el precio de la nafta: impacto de los nuevos impuestos

01/04/2024 10:42 | La nafta subió al menos un 4,3% debido a la tercera actualización de los impuestos al combustible, generando largas filas en las estaciones de servicio.



La madrugada del primero de abril trajo consigo un nuevo aumento en el precio de la nafta, con un incremento mínimo del 4,3%. Esta suba se debe a la tercera actualización de los impuestos al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC) que el gobierno de Javier Milei dispuso en febrero pasado.

A pesar de ser fin de mes y de contar con un fin de semana largo por los feriados, durante todo el fin de semana se observaron largas filas en las estaciones de servicio, ya que los consumidores buscaban evitar pagar con los nuevos precios, que rondarán los $830 pesos el litro en el caso de la nafta súper, $1029 la premium y $879 el gasoil.

Desde la asunción de Javier Milei, los precios del combustible quedaron liberados por disposición del ejecutivo nacional, resultando en un aumento del 106% en solo cuatro meses.

Estos impuestos fueron creados por ley en 1998, pero cada administración regula su aplicación. Mauricio Macri dispuso durante su Gobierno una actualización trimestral a partir de la inflación oficial señalada por el INDEC, pero postergó los aumentos en 2019. Luego, Alberto Fernández decidió congelarlos en julio de 2021 hasta diciembre de 2023, cuando asumió Javier Milei y descongeló las actualizaciones.

La decisión de aumentar los impuestos contrasta con la promesa de Javier Milei de no subir ni un solo impuesto en su mandato. No obstante, desde el ejecutivo nacional lo justifican al asegurar que el congelamiento mantenía los impuestos en una situación "artificial" y que a partir de ahora se "regularizó". Con el nuevo esquema, Nación recaudaría 760 mil millones de pesos.

No será el último de los aumentos. El primero de mayo de 2024 será el cuarto de la serie, y podría no ser el último: se espera por la decisión a futuro respecto a los combustibles. Además, más allá del 4,3% determinado por el Gobierno, las petroleras analizan incluir una suba extra del 2% producto de la devaluación del peso respecto al dólar oficial.