19/07/2024

Locales

GUARDAVIDA HÉROE

De Necochea a Mallorca: La transformación de Leandro Staltari en guardavidas héroe

18/06/2024 09:30 | Leandro Staltari, de 47 años, vivió una infancia marcada por el mar en la ciudad costera de Necochea, donde su padre aún mantiene una churrería. Necochea fue el lugar donde forjó su conexión más profunda con el océano y donde experimentó un peligroso incidente que marcaría su vida para siempre. "Esto que me pasó ahora fue devolverle algo a la vida", expresó Leandro.



El 9 de junio, en la playa de Cala Mayor en Palma de Mallorca, España, Leandro, un guardavidas argentino que se mudó a la isla hace dos años, vivió un momento que cambiaría su día. A las 9:30 de la mañana, una mujer corrió hacia él gritando que tres niños estaban atrapados en una cueva, acorralados por el fuerte oleaje. Sin dudarlo, Leandro corrió hacia el peligro.

 

Durante su niñez en Necochea, Leandro casi se ahoga a los cuatro años en una de las playas del puerto. Su hermano mayor intentó salvarlo, pero ambos estuvieron a punto de ahogarse hasta que un turista, que resultó ser guardavidas, los rescató. “Tragamos mucha agua y mi hermano terminó peor que yo porque el rescatista me sacó primero a mí”, recordó Leandro.

A los 20 años, Leandro se mudó permanentemente a Necochea, donde fortaleció su relación con el mar practicando natación en aguas abiertas, pesca, surf y kayak. En 2022, completó su curso de guardavidas y decidió probar suerte en Palma de Mallorca, donde vive una numerosa comunidad argentina.

El 9 de junio, 43 años después de su propio incidente en Necochea, Leandro enfrentó otra situación extrema. “Llegué a las 9:30, miré la playa y no había nadie en el agua. De repente, una mujer comenzó a gritar ‘niños en las rocas’. Corrí y los vi atrapados en una cueva. Nadé hacia ellos”, relató Leandro.

Los niños, de 11, 12 y 13 años, estaban acorralados entre las rocas y las olas. “El de 11 años estaba casi desvanecido”, recordó Leandro. Rescató a los tres, luchando contra el oleaje y las rocas. “El de 13 años comenzó a trepar solo. Ayudé al de 11 y luego al de 12, pero un oleaje nos tumbó”, explicó.

Con la prioridad de proteger a los niños, Leandro los llevó a la parte más profunda de la cueva para tomar aire. Finalmente, logró ponerlos a salvo en una casa cercana. “El niño de 13 años fue el más consciente y ayudó mucho”, señaló.

Después del rescate, Leandro descubrió que los niños habían ido a la playa con una tía y quedaron atrapados por la marea. Aunque sufrió algunos raspones y contusiones, no tuvo lesiones graves y ahora espera su alta médica para volver a su puesto en Cala Mayor. “La lesión más fuerte fue en la cabeza, pero ya me siento mejor para volver al trabajo”, comentó.

A más de una semana del incidente, Leandro ha recibido reconocimientos por su valentía. Siente que su heroica acción en Mallorca fue una forma de devolverle a la vida el favor que recibió cuando casi se ahoga en las aguas de Necochea.