22/06/2024

Locales

El enojo de la Dra Belén Irungaray por el babyshower: "fue una irresponsabilidad"

29/05/2020 |



Irresponsabilidad. Esa fue la palabra elegida por la Dra. Belén Irungaray, Jefa de Infectología del Hospital Ferreyra e integrante del Comité de Crisis-Emergencia Municipal COVID-19, para referirse al babyshower realizado días atrás en nuestra ciudad que terminó con un caso confirmado (a la espera de nuevos resultados) de Coronavirus y más de 50 personas aisladas. La especialista dialogó esta mañana con Quimey Marfil en el programa Vine por el Aviso y amplió su consideración respecto a lo sucedido: “Fue una suma de hechos porque no fue sólo el babyshower, fue romper la cuarentena, fue visitar familiares, tomar mate. Cuando se los interrogó por primera vez no dieron todos los datos, tampoco al principio colaboraron, fueron segundos, terceros, cuartos interrogatorios. Todo esto sumado a la dificultad para trabajar, porque nosotros a partir de un caso hacemos bloqueo de contactos, vamos a estudiar todos los contactos y si yo no tengo todos los datos, que eso surge del interrogatorio, no puedo avanzar con el trabajo”.


Tal como manifestó la Dra. Irungaray, al hecho de romper la cuarentena para organizar una fiesta para varias personas, se suma la otra cara de la moneda, la irresponsabilidad de obstaculizar la investigación mintiendo en los interrogatorios y dando versiones contradictorias en posteriores averiguaciones: “No se puede hacer bien el trabajo si vos no me das bien el dato, no lo puedo inventar, tengo que confiar en lo que me dicen”, expresó.


La fiesta, ocurrida hace más de diez días, recién terminó saliendo a la luz en las últimas horas luego de varios interrogatorios. Así lo explicó Irungaray: “Terminaron contando los dos hijos de esta señora que habían ido a un babyshower. No lo dijeron al principio lo dijeron después, entonces a partir de ahí se supo cuánta gente, cuándo, cómo habían estado; varias personas más de dos horas sin barbijo como una fiesta que alguien podía festejar antes de todo esto” lamentó la Doctora y consideró que no se trató de un simple desliz sino de toda una línea de conducta por parte de esta gente, “acá hay una línea de conducta. Una persona que cuida la cuarentena no se le ocurre ir a un babyshower. Y si en algún momento se contagia porque no se sabe bien el contagio da toda la información para que nosotros podamos ir a buscar lo que se llama el caso índice que contagió a esa persona”. En tal sentido manifestó que todavía no se sabe cuál es el caso índice porque el caso del cual se sospecha todavía no está procesada la muestra, encontrándose en estos momentos a la espera del resultado.


Por último, la médica infectóloga destacó el trabajo casi detectivesco de mucha gente que por ahí no sale a la luz pero que vienen trabajando horas y horas para tratar de establecer todos los nexos epidemiológicos y ayudar a formar el mapa de contagios de nuestra ciudad. “Ahora estamos revisando todas las fichas epidemiológicas para ver qué contactos nos faltaban de la familia para ver a quién hay que hisopar, ver a quién hay que llamar por teléfono, a quién hay que interrogar, porque vuelven a surgir dudas que no coinciden algunas fechas. Tenemos que ir para atrás a ver quién no nos dijo lo que había pasado, por eso pedimos por favor no mientan” pidió la Irungaray y adelantó que “esto no termina acá”.