15/06/2024

Locales

Oportunas lluvias para el campo en Necochea y la región

17/02/2021 |



Las últimas precipitaciones fueron muy positivas para la evolución de los cultivos de verano en nuestro distrito y la región de influencia: maíz, girasol y soja.

Así lo remarcó en contacto con Radio Maestra y Necochea Digital el ingeniero agrónomo Luis Lanzavecchia, responsable de la Agencia Necochea del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que tiene su sede en la avenida Jesuita Cardiel 2332.

A criterio del profesional, las lluvias del fin de semana fueron en principio dispares para luego generalizarse en distintos puntos del sudeste bonaerense con registros que van desde los 25/30 a 100/120 milímetros. Producto de la abundante precipitación, incluso en algunos lugares, se produjeron anegamientos pero que en verano la situación se normaliza enseguida.

El cultivo más favorecido por la lluvia fue el de la soja, indicó Lanzavecchia, sobre todo teniendo en cuenta que las plantas se encuentran en una etapa de mayor demanda de humedad y con buena fijación de vainas que son primordiales para un excelente rendimiento en cosecha.
Los girasoles y maíces de primera se encuentran terminando su ciclo, esperándose algunas mermas de rendimiento para el segundo.

En otro tramo de su alocución el responsable de la Agencia INTA necochense sostuvo que en el comienzo de enero las lluvias fueron importantes y trajo alivio a los alicaídos cultivos, sobre todo los sembrados de primera y para la implantación de cultivos detrás de cosechas o cultivos de servicio. En la segunda parte de enero se registraron muy altas temperaturas y causando preocupación básicamente en los cultivares que no tienen tanta capacidad de absorción de humedad.

Por su parte, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que durante los últimos siete días la siembra de soja registró un progreso de 1,4 puntos, dando por finalizadas las labores y alcanzando una superficie total de 17.200.000 hectáreas para la campaña en curso.
Sin embargo, debido a las altas temperaturas de última semana y con una oferta hídrica más que ajustada, la condición general del cultivo no es buena, razón por la cual la estimación de producción cae medio millón de toneladas.

"Las altas temperaturas, junto a una oferta hídrica limitante, comprometen al crecimiento de los cuadros sobre el centro del área agrícola, generando mermas de potencial de rinde en lotes adelantados que transitan etapas críticas de formación de vainas (R3) o inician el llenado (R5)", señaló la bolsa porteña.