22/04/2024

Locales

Beneficiosas lluvias para la agricultura y la ganadería regional

28/04/2021 |



Para Necochea Digital, redacción de este informe a cargo de los ingenieros agrónomos Luis Lanzavecchia de la Agencia de Extensión Rural Necochea del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y Guillermo Divito, de la regional Necochea de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa.

Hemos transitando el mes de abril con una oferta de lluvias con considerables acumulados y una buena distribución, aportes significativos para lograr buenas reservas de agua en suelo. Esta situación brinda una condición favorable para lo que se viene, como es la realización de barbechos y las planificaciones de futuras siembras de cultivos de fina.
Del mismo modo, estas precipitaciones han contribuido a que la culminación de ciclo de cultivos tardíos y de segunda se de en muy buena condición, para expresar rendimientos de acuerdo a su época de siembra.

Cultivos estivales

Soja - Interrumpida por las últimas lluvias, el avance de cosecha en lotes de primera, según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires oscila entre el 2 al 4 %. En nuestra zona, la recolección está comenzando con resultados variables según la ocurrencia de lluvias en febrero/marzo. Así, en la zona serrana de Tandil y Lobería, donde faltó el agua durante el llenado de granos, se observan rendimientos cercanos a los 23 quintales por hectárea. En ambientes continentales con suelos de baja capacidad de reserva hídrica, sumada a una condición de estrés en período crítico, los resultados obtenidos hasta ahora han marcado mermas entre 5 a 7 quintales por hectárea, respecto a los valores antes mencionados. Hacia Balcarce, donde las lluvias acompañaron durante el verano, se están obteniendo rendimientos superiores a 33 quintales por hectárea. Los cultivos de segunda se encuentran en madurez fisiológica, con una buena condición general, a la espera de comenzar su recolección durante la primera semana del mes de mayo. Las expectativas de rinde son buenas para el promedio de la zona.

Maíz - Con un grado de avance incipiente, los lotes de primera van marcando de aceptables a buenos resultados de cosecha. Los primeros datos de rendimiento superan los 80 quintales por hectárea en suelos de muy buena aptitud y donde el estrés en período crítico no fue tan marcado. Los cuadros correspondientes a fechas de segunda transitan etapas de fin de ciclo, ingresando a madurez, presentan una condición satisfactoria con expectativas de rinde promedio de 40 quintales por hectárea. Los maíces tardíos en estadios reproductivos han sido favorecidos climáticamente y presentan aceptable a buena condición con muy buenas expectativas de resultados entre 80 a 90 quintales por hectárea.

Girasol - Los girasoles de segunda sembrados hacia el 20 de diciembre ya están siendo recolectados, con rendimientos que oscilan los 12 a 16 quintales por hectárea. Los sembrados durante los primeros días de enero aún no han llegado a madurez fisiológica. En estos últimos fue necesario controlar “mosquita del capítulo” en algunos lotes para evitar mayores daños.

Cultivos de servicio y puentes verdes - La implantación de cultivos de servicios, tiene el objetivo de lograr escenarios productivos libre de malezas problemas y óptimas condiciones de suelo, como antesala a un adecuado crecimiento y desarrollo inicial de los cultivos subsiguientes. En la zona dicha estrategia encuentra a la “vicia” como una especie que va cobrando protagonismo, con muy buena adaptación para este cometido y en particular este período otoñal encuentra a dicha especie en muy buen desarrollo vegetativo y nodulación.

Se observan buenos logros de los cultivos sembrados en marzo. Por su parte, las siembras tempranas (fin de enero, principios de febrero) también tienen una buena condición, aunque el crecimiento es notablemente menor al logrado el año pasado en similares condiciones.-