30/05/2024

Locales

Necochea y Quequén se preparan para honrar a San Cayetano

03/08/2021 |



La Capilla “San Cayetano” ubicada en pleno corazón del Barrio “9 de Julio” en nuestra ciudad, en calles 102 y 79 dio a conocer la programación de actividades en honor al santo patrono del pan y del trabajo: San Cayetano.


Durante la jornada del sábado 7 de agosto, el templo permanecerá abierto a los feligreses en el horario de 7 a 20.

Habrá misas a la hora 0, encabezada por el cura párroco Gonzalo Domench, titular de la Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús que dentro de su jurisdicción alberga a la Capilla “San Cayetano”; a las 12 con la participación del mismo religioso y a las 19 con la presencia de la Renovación Carismática Católica. A partir de las 15 será la tradicional procesión por las calles del Barrio “9 de Julio” y complejos aledaños para una hora después la realización de una nueva misa desde las 16, esta vez encabezada por monseñor Gabriel Mestre, Obispo de la Diócesis de Mar del Plata.

El triduo de oración y preparación será desde este miércoles y hasta el viernes desde la hora 17.

“Este año, con gran alegría, les compartimos que San Cayetano se festeja y celebra en comunidad y amigos !! San Cayetano…Intercede por nosotros ante la Divina Providencia”, indicó el comunicado de prensa enviado a los medios de difusión desde la mencionada comunidad parroquial.

Cada 7 de agosto miles de fieles celebran el Día de San Cayetano, patrono del pan y del trabajo cuyo origen de conmemoración se remonta a ese día de 1547 cuando murió en Nápoles a los 77 años.

San Cayetano nació en Vicenza, Italia, en 1480. Estudió en la Universidad de Padua, distinguiéndose en la teología y doctorándose en derecho civil y canónico. Si bien creció en el seno de una familia de buen estatus económico, desde joven supo que su objetivo era ayudar y servir a los demás.

Cuando terminó la carrera fue nombrado protonotario apostólico en la corte del papa Julio II, en Roma. En la ciudad capital fue el creador de la asociación «Del amor divino», cuyo objetivo era enseñar a los socios a llevar una vida de ayuda a los demás, sobre todo hacia las personas enfermas y a todas aquellas que no se valían por sí mismas.

A lo largo del tiempo se desprendió de todos sus bienes entregándoselo a los más pobres y no quiso ningún tipo de reconocimiento ni de honores, cuando miles y miles de personas lo estaban pasaban muy mal. San Cayetano fue un convencido de que la Iglesia debía servir a los más pobres y que el clero debía tenía como objetivo renovar el espíritu y la labor misionera de los sacerdotes.-