22/06/2024

Locales

Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago: Vallota y el transfuguismo político

25/10/2021 |



Este último fin de semana, sectores políticos que participaron de la campaña electoral junto a  Eugenia Vallota y José Dodds brindaron una conferencia de prensa en la cual manifestaron su apoyo a la lista de Nueva Necochea. De esta manera, Unir, el MSR, y algunos sectores del Pro hicieron público su apoyo a la gestión municipal del intendente Arturo Rojas. La decisión no fue bien recibida por la concejal Vallota que, sin perder tiempo, emitió un escueto pero contundente comunicado criticando la decisión de sus ex compañeros de lista.

Lo que más ha llamado la atención, sin embargo, es la dudosa autoridad moral de quien firma el comunicado. Vallota inicia el mensaje declarando que “La sociedad no necesita más tránsfugas en la política”, para agregar enseguida que “los intereses y ambiciones personales siguen por encima de los principios e ideales, que cambian como moneda corriente en la política necochense”. Una linda declaración de principios que, no obstante, podría llevar a la confusión a algún desprevenido. ¿Conocerán los vecinos de Necochea el historial de Vallota? En 2019 la ahora moralista Eugenia Vallota negoció su lealtad con un importante referente de la UATRE: "Si vos querés que te acompañe, que Arturo renuncie y yo te soy leal hasta el 2021… Porque tengo que vivir con los huevos acá, que un día Arturo se levante indispuesto o pierde la intendencia y vuelve", pide Vallota. Resulta que en las elecciones legislativas de 2017 Eugenia ocupó el 6° lugar en la lista de Cambiemos, espacio que, tras realizarse los comicios, obtuvo cinco bancas para el Concejo Deliberante. De esta manera, Vallota quedaba como primera suplente en caso de que alguno de los concejales titulares renunciara o licenciara su lugar. Luego de que Arturo Rojas licenciara su lugar para abocarse plenamente a su rol como Presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Vallota consiguió lo que tanto deseaba, ser concejal. Pero sabía que ese lugar no lo tenía ganado por derecho propio, había entrado como suplente, y si Rojas volvía a su banca ella quedaba sin nada. Por eso, cuando Arturo comenzó su campaña electoral en 2019, Vallota se apresuró a negociar su permanencia. Así, llevó a cabo una transfugeada que haría irritar a la Vallota versión 2021, y exigió la renuncia de Arturo a cambio de mantenerse leal a la UATRE. Tras la viralización de estos audios, Vallota se vio involucrada en una denuncia penal por los delitos de «Abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, cohecho y tráfico de influencias, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, exacciones ilegales, encubrimiento». La sociedad no necesita más tránsfugas en la política…

Continuando el comunicado, Vallota retoma el que fue uno de sus ejes de campaña en estas elecciones, “que el esfuerzo ahora lo haga la política”. Así, señala que “Nosotros pregonamos la reducción al 50% de los cargos políticos porque entendemos que el esfuerzo ahora lo tiene que hacer la política”. Una vez más, la nobleza de las declaraciones esconde un accionar muy diferente por parte de la edil, quien a pesar de su corta edad ha vivido gran parte de su vida a costa de la política. Y no siempre en la vereda del PRO. Aunque sea un capítulo de su vida que prefiera ocultar, Vallota fue funcionaria durante el gobierno de Facundo López, para muchos, el peor gobierno de la historia de Necochea. La abogada Vallota fue, durante el primer año de gestión de López, directora de la OMIC, la Oficina Municipal de Información al Consumidor. Cercana en su momento al diputado provincial Martín Domínguez Yelpo, a quien ahora critica en su comunicado, tras no poder ingresar en primer término al Concejo Deliberante en las legislativas de 2017, Vallota pasó a ocupar, de mayo a diciembre de 2018, un cargo a través de un contrato de trabajo en la Cámara de Diputados de la Provincia como asesora de Domínguez Yelpo. Tras su asunción como concejal a partir la licencia de Arturo Rojas, Vallota, que pide reducir la planta política y denuncia “favores y/o amiguismos”, conformó el bloque unipersonal del Pro en el Concejo Deliberante y puso como Secretaria del bloque, con un sueldo pagado por los vecinos de Necochea, a su actual pareja. El esfuerzo ahora lo tiene que hacer la política…

Vallota concluye el comunicado criticando a Arturo Rojas, a Martín Domínguez Yelpo y a su ex compañero de lista Juan Pablo Saín por “usar al Pro y a Juntos como trampolín para conseguir un puesto remunerado” y firma el mensaje en nombre del Pro Necochea. Sin dudar de la adscripción de Vallota al partido amarillo, sería importante señalar la apropiación que hace la concejal del partido que preside Patricia Bullrich a nivel nacional. Si bien es un hecho no demasiado sabido por la comunidad en general, cuando se llevó a cabo la normalización del partido en 2017, fue designado Martín Domínguez Yelpo como presidente del Pro Necochea y Alejandro Issin como vicepresidente, no llevándose a cabo desde ese entonces una renovación de autoridades que le dé a Vallota la titularidad del mismo. Más aún, quien fue el candidato oficial del Pro en estas últimas elecciones legislativas en Necochea fue José Dodds, transformándose la lista encabezada por Vallota en una virtual colectora del partido.

Vallota critica a Saín por no acompañar la boleta radical de Juntos y apoyar en cambio al vecinalismo de Nueva Necochea. Independientemente de la opinión que pueda tener cualquier vecino de su decisión, la postura de Saín tiene la misma validez que la de Vallota, al tratarse, ambos, de militantes del Pro.

Vallota critica a Domínguez Yelpo, el mismo que la ayudó a integrar la lista en 2017 y para quien trabajó como asesora en la Cámara de Diputados de la Provincia en 2018, y a quien ella misma traicionó y dio la espalda una vez llegada al Concejo Deliberante.

Vallota critica a Rojas, pero fue ella quien buscó al intendente y promovió un encuentro entre el jefe comunal y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta en marzo de este año, cuando coqueteaba con el intendente, buscando un cargo que le permitiera seguir viviendo de la política tras finalizar su mandato en el Concejo.

¿No será que el todo enojo de Vallota se debe a no haber podido usar, esta vez, al Pro y a Juntos como un trampolín para conseguir un puesto remunerado?