04/03/2024

Agro

En opinión de CRA, “la rentabilidad y supervivencia de muchos productores está en riesgo total”

26/12/2022 |



Al año le quedan pocos días y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) realizó el balance en el que repasó sus acciones gremiales y analizó el escenario económico y productivo que deja 2022 y lo que viene en 2023. La entidad advirtió que se esperan “desafíos de consideración”, porque si bien el complejo agroexportador registró una liquidación récord de divisas, no alcanzó para recomponer las reservas nacionales.

A partir de una campaña de granos 2021/22 que fue récord en trigo y con un muy buen desempeño en soja y maíz, los confederados consideran que los saldos exportables que se generaron permitieron sostener la situación.

“Aun así, tuvo que pisar (en referencia al Gobierno nacional) y limitar importaciones, impulsadas por las compras externas de hidrocarburos, derivadas de una equivocada política petrolera”, señalaron a través de un comunicado.

La entidad también dejó en claro su desacuerdo con la implementación de los programas para impulsar las exportaciones, a partir de un tipo de cambio diferencial.

“Todo para adelantar liquidaciones de soja, que den aire fresco a las pobres reservas del Banco Central”, señalaron al referirse al “dólar soja”.

Al igual que otras cadenas de valor agrícolas y ganaderas, CRA advirtió sobre los efectos distorsivos que generó la medida.

“Con una soja a $ 100.000 la tonelada en diciembre, se afectan mercados a término, contratos de arrendamiento, costos de alimentación de feedlots, avícolas y porcinos, como así también los costos de la cadena láctea, con cierres de tambos”, puntualizaron.

De este modo, estimaron que la persistencia de la seca configura un escenario delicado para 2023, con un trigo que verá reducido su volumen de cosecha en menos de la mitad del año pasado.

En base a datos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevaron que un 50% de la soja en zona núcleo se encuentra en un estado entre regular y malo y que el maíz no logra sobreponerse al shock de altas temperaturas y falta de lluvias.

“El resultado sería, sólo a hoy, como mínimo, U$S 10.000 millones menos de ingresos por exportación para el país, con impacto directo en los ingresos de los productores y de las reservas del Banco Central”, proyectaron.

Para la entidad que preside Jorge Chemes, la ganadería vacuna también cierra un año con problemas. “A la caída del precio del kilo vivo, los precios cuidados, la no apertura total de exportaciones, los problemas para exportar con buen precio a China, se sumaron desde el último trimestre los efectos de la sequía, la liquidación temprana de animales y la mortandad“, remarcaron.

Por el lado de las economías regionales, señalaron que desde hace tres años sufren los efectos de una brecha cambiaria que promedió el 100% y costos que se ajustan por inflación. “La rentabilidad y supervivencia de muchos productores está en riesgo total”, afirmaron.-