04/03/2024

Regionales

Fernandense ganó el “Gordo” de Navidad pero sigue trabajando igual

31/01/2023 |



Julián Izco tiene 29 años, casado y con dos hijos, uno de 5 años y el más chiquito (el que «vino con el pan abajo del brazo») de tres meses.

Desde los 10 años que se dedica a trabajar «con los cuchillos». Primero aprendió a hacer vainas y hace ya varios años fabrica cabos para cuchillos, a los que les inserta la hoja y quedan terminados como «cuchillos regionales».

El 16 de diciembre estaba en el bar – cuenta Julián – y escuché que habían comprado billetes para Navidad. Ahí decidí que al otro día iba a comprar uno o dos.

Tal cual lo pensó, el 17 de diciembre, convidó a su hermano y a su papá a comprar el billete compartido. Ambos aceptaron.

La noche del sorteo (23 de diciembre) trabajó hasta las 21,30. Luego de eso, con la expectativa del sorteo en mente se fijó por internet el resultado.

«Cuando vi todos los números juntos no lo podía creer. Llené el teléfono de lágrimas y mi hijo me preguntó por qué estaba llorando, si estaba triste por algo», contó Julián.

Luego volvió a consultar el resultado del sorteo a pedido de su esposa por si había mirado mal y siempre arrojaba el mismo número, el 18899.

Cuenta Julián que saltaba, gritaba de alegría mientras abrazaba a su esposa y a sus hijos.
Pasado ya un mes, en su mismo taller y «tapado de trabajo», mate en mano, recibió a jnfnet y lo primero que expresó fue: «A mí no me cambió en nada la vida. Sí me ayudó, porque estoy haciendo mi casa y la voy a poder terminar, pero sigo trabajando igual que antes y ahora, gracias a Dios, estoy tapado de pedidos».

Si bien, desde nuestro medio, respetamos su pedido de no publicar nada hasta que él así lo disponga, pero las redes sociales se encargaron de dispersar el rumor de su suerte.

Fue así que a la mañana siguiente se despertó con decenas de mensajes de felicitación.

«Me llamó mucho la atención y me emocionaron los audios de gente que llorando me felicitaban», contó Izco.

En el terreno de las opiniones, es unánime la opinión del merecimiento: El premio cayó muy bien, en alguien que se lo merece, trabajador y con familia que ha hecho todo con trabajo y sacrificio.

Desde nuestro Portal damos testimonio que vimos y encontramos al mismo Julián que vimos en octubre, dos meses antes del golpe de suerte.

El mismo lugar de trabajo, la radio prendida como compañía, el mate listo y la mesa de trabajo llena de materiales.-

Fuente jnfnet.com.ar Juan N. Fernández.-