YouTube deja sin ingresos a Logan Paul por ‘resucitar’ un pez y electrocutar ratas en un video

YouTube ha suspendido temporalmente la publicidad en los canales del famoso ‘vloguero’ estadunidense Logan Paul en respuesta a su “reciente patrón de comportamiento”. Así lo anunció la cuenta de Twitter YouTube Creators.

Además, en una declaración a The Verge, un portavoz de YouTube explicó que Paul “exhibió un patrón de comportamiento en sus videos que hace que su canal no solo no sea apto para los anunciantes, sino que también es potencialmente perjudicial para la amplia comunidad de creadores”.

El 5 de febrero el ‘youtuber’ publicó una grabación donde electrocutaba con un ‘taser’ a dos ratas muertas. En ese mismo video, Paul sacaba un pez del agua y trataba de resucitarlo por medio de reanimación cardiopulmonar. PETA, la organización de derechos de los animales, reaccionó negativamente ante esta grabación, tachando la actitud del ‘vloguero’ de “inexcusable” y pidiendo a YouTube que la elimine.

Logan Paul, uno de los ‘youtubers’ más famosos del mundo, que cuenta con de más de 16 millones de seguidores e ingresos millonarios, causó indignación a nivel internacional el pasado mes de enero al publicar el video de un cadáver grabado en el bosque japonés Aokigahara, también conocido como el ‘bosque de los suicidios’. A pesar de que el rostro del cadáver fue pixelado en la posproducción del video, se podía escuchar las bromas que hacían los autores de la grabación y las risas al hallar el cuerpo.

Tras una gran polémica, el video fue retirado de YouTube y Paul pidió disculpas públicamente. Sin embargo, su reciente publicación muestra que no aprendió nada de aquella lección.

Según estima el portal SocialBlade, el ‘youtuber’ gana 8,4 millones dólares al año y 700.000 dólares al mes. Logan Paul terminó el año 2017 como el cuarto ‘youtuber’ mejor pagado del mundo.

Un tipo que sabe que una descripcion esta hecha para decir algo que no termina siendo nada.

Echaron de un restaurante a un sobreviviente de cáncer porque “asustaba” a los clientes

El hombre perdió un ojo y la nariz por un cáncer de piel. Su hija hizo una publicación en Facebook para denunciar lo que había ocurrido.

Kirby Evans tiene 65 años y sufrió cáncer de piel hace siete años, hace unos días fue a Forks Pit Stop, un negocio en Walterboro, Carolina del Sur. Pidió un café y unas donuts, pero cuando se disponía a sentarse y disfrutar de su merienda, la gerenta del local lo llevó a su oficina.

Allí, le dijo a Evans, a quien le extirparon el ojo izquierdo y la nariz para poder sobrevivir al cáncer, que se cubriera la cara o que se fuera porque estaba “asustando a los clientes”. “Las palabras que salieron de su boca me lastimaron tan profundamente”, contó a la ABC News 4.

Luego de la conversación con la mujer, salió del comercio llorando y lo primero que hizo fue contarle a su hija Brandy lo que había ocurrido. En consecuencia, ella compartió la humillante historia en Facebook.

“Se fue a casa llorando para contarme lo que sucedió. Mi padre es un superviviente del cáncer y perdió su ojo izquierdo y su nariz debido a esta horrible enfermedad. Fue discriminado por su aspecto.No puede evitar lo que el cáncer le hizo. Mi padre es el hombre más fuerte que conozco, pero cuando me contó lo que le sucedió, vi cómo le salían las lágrimas. Me duele verlo herido así.”

Brandy también contó que Kirby no puede pagar una reconstrucción facial y que tampoco puede usar un parche en el ojo izquierda, dado que es una zona que necesita estar descubierta. En este sentido, le dedicó un mensaje al gerente del local: “Nunca deberías juzgar un libro por su tapa hasta que hayas caminado una milla en sus zapatos. Ojalá nunca tengas cáncer porque no se discrimina a le gente como lo hiciste con mi papá“.

La publicación alcanzó rápidamente los más de 8 mil “Me gusta” y fue compartida casi 13 mil veces. Los usuarios llenaron la publicación de Brandy con mensajes de cariño para su padre y repudio hacia Forks Pit Stop por su discriminación.

En uno de los comentarios a la publicación, una mujer que se presenta como la gerenta del local, defendió la postura: “Dirijo un negocio de servicio de comida donde la gente come.No veo absolutamente nada de malo en lo que hice. Él vino justo en el horario de más trabajo. Tengo facturas que pagar y trabajo muy duro para complacer a los clientes”.

A partir del incidente, la hija de Evans arrancó una campaña para recaudar el dinero necesariopara que su padre pueda acceder a las operaciones.

Se hizo un enorme tatuaje en inglés pero un error en la traducción la dejó en ridículo

Copió el texto pero no se dio cuenta que no tenía demasiado sentido lo que significaba. El resultado generó una catarata de burlas en redes sociales.

La azerbaiyana Naz Mila publicó orgullosa su cuerpo con un tatuaje pero un error en la frase generó una catarata de burlas en redes sociales.

La joven de 26 años se hizo conocida en Turquía por participar de un reality en el que hombres buscan a su pareja. Quería hacerse un tatuaje que dijera “solo Dios puede juzgar mis errores y verdades“.

Pero en el intento de plasmar una profunda frase atravesando toda su cintura, no tuvo en cuenta un detalle muy importante: la gramática y la ortografía de la oración que quería dejar para siempre en su piel.

La joven instagramer llegó al local dispuesta a hacerse el tatoo con el texto en inglés que quería que le escribieran. El tatuador, que parece que tampoco tenía mucho conocimiento del idioma, empezó a trabajar y copió la oración tal cual estaba en el papel.

Cuando Naz Mila subió la foto a su cuenta de Instagram, miles de usuarios se concentraron en lo que decía el grabado. “I can judge a single god with my wrongs and wrongs” (que exactamente se traduce como “Solo Dios puede juzgar mis errores y mis errores”).

Las burlas a la joven y al tatuador no tardaron en aparecer. Algunos usuarios la llamaron loca, mientras que muchos aprovecharon la oportunidad para atacarla por su pasado en el programa de citas.

Naz Mila no borró la foto pero tuvo que cerrar los comentarios. Las cargadas aparecían una tras otra y ya no había manera de corregir su error.

Elegido por nuestros editores